Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Tratar un tema con ligereza no quiere decir necesariamente tratarlo de manera superficial"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Rune Denstad Langlo • Director

por 

- Cineuropa se ha entrevistado con el director noruego Rune Denstad Langlo para charlar sobre su nueva película, Welcome to Norway, cuyo estreno mundial ha tenido lugar en Gotemburgo

Rune Denstad Langlo  • Director

El tercer largometraje del director noruego Rune Denstad Langlo, Welcome to Norway [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Rune Denstad Langlo
ficha del filme
]
, ha sido presentado en primicia mundial durante el Festival de Gotemburgo, uno de los festivales más importantes de Escandinavia. Se trata de una comedia dramática, de presupuesto más bien modesto (algo menos de dos millones de euros) y producida por Sigve Endresen, de la productora Motlys. Welcome to Norway competirá en la selección oficial, junto a otras ocho películas, por el deseado Dragon Award, recompensado con la coqueta suma de 1 millón de coronas suecas. La 39ª edición del festival rinde también homenaje al cine italiano, así como al Nollywood de Nigeria.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Primus es el personaje principal de su película.
Rune Denstad Langlo: Sí, es el dueño de un hotel en las montañas noruegas que quiere transformar en centro de acogida para refugiados y así salvarlo de la quiebra. La codicia es lo que mueve a este personaje, un hombre dinámico y emprendedor, cuyos proyectos precedentes acabaron en el fracaso. Pero convivir con unas cincuenta personas de orígenes muy diferentes no es cosa fácil, sobre todo cuando se es racista. El actor que encarna a Primus, Anders Baasmo Christiansen, ha contribuido ampliamente a la creación del personaje, escrito especialmente para él.

Alrededor de Primus hay un importante número de actores.
Sí, en efecto, están su mujer Hanni, interpretada por Henriette Steenstrup, y su hija, muy importantes para él, cuya vida social es muy limitada. Además de confrontarse a los emigrantes, Primus, que lo ignora todo o casi todo del funcionamiento y del disfuncionamiento del sistema, va a tener que tratar con diversas instancias administrativas y sus representantes, tales como la policía, los servicios de inmigración, etc. No estoy aquí subestimando el increíble trabajo efectuado con ahínco por numerosas personas, pero sí veo que hay mucha gente que se ha aprovechado de las carencias de un sistema generoso pero no siempre eficaz. Todos los conflictos, choques, situaciones absurdas van a generar en Primus estrés y frustración, lo cual va a dar lugar al humor. Todo aquello que nos hace reír habitualmente, las diferencias, los contrastes, los malentendidos, todo ello abunda en mi película e incluso lo hemos vivido durante el rodaje. Imagínese: un hotel no muy grande, veinte nacionalidades diferentes, ocho idiomas…

O sea, una pequeña Torre de Babel…
Algo así. A lo que hay que añadir un comienzo de rodaje un poco caótico con unos plazos que había que respetar. Además, varios de los actores hablaban en francés, idioma que yo entiendo bastante poco: Olivier Mukata, que interpreta a Abedi, Slimane Dazi, el congolés que actúa como Zoran y que hemos visto en Un profeta [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Jacques Audiard
entrevista: Jacques Audiard y Tahar Ra…
ficha del filme
]
, de Jacques Audiard, la actriz libanesa Elisa Sayegh, o el director de la fotografía, Philip Øgaard, entre otros. Entonces en ciertos momentos me sentí un poco solo, preguntándome qué se tramaba a mis espaldas. Pero en seguida comprendí que no siempre hay que controlarlo todo y que a veces más vale dejar las cosas tal cual cuando el ambiente está un poco tenso. Es maravilloso ver cómo la gente que no habla el mismo idioma consigue, a pesar de todo, colaborar en un ambiente agradable.

¿No es un tema un demasiado serio para ser tratado de manera superficial?
No creo. Tratar un tema con ligereza no significa tratarlo de manera superficial. Pienso que de un tema de actualidad puede salir una comedia. El humor también tiene su lugar en los momentos trágicos de la vida, es lo que me han confirmado algunos emigrantes que han trabajado como figurantes en la película. Todos sabemos que Welcome to Norway trata de un fenómeno de sociedad que afecta a bastantes países y que es un tema delicado. Justamente por ello he querido que la ternura y el calor humano estén presentes en mi película, que mis personajes no sean unos simples peones, seres anónimos. A menudo se nos olvida, cuando se habla de refugiados, de que se trata de seres humanos. Es cierto que a veces han vivido historias muy dolorosas, pero ello no justifica para que les tratemos únicamente como víctimas. Muy a menudo tienen una fuerte personalidad, como fue el caso de mi bisabuelo Lars, que se fue a los Estados Unidos con diecinueve años. En Noruega, la gente debería acordarse más a menudo de que, hace más o menos 150 años, más de ochocientas mil personas, un tercio de la población, emigró huyendo de la miseria, tal como otros lo hacen hoy en día.

(Traducción del francés por Ainhoa Jauregui)

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss