Incierta gloria (2017)
Sage Femme (2017)
Fiore (2016)
The Fixer (2016)
Brimstone (2016)
Home (2016)
The Other Side of Hope (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Me dejo llevar por la intuición”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Carles Torras • Director

por 

- El catalán Carles Torras presenta a concurso en Málaga un film seco y contundente, demoledor y feroz, rodado en inglés, localizado en Nueva York y titulado Callback

Carles Torras • Director
(© Festival de Málaga)

Gran aplauso al Festival de Málaga por incluir en su Sección Oficial a concurso una película tan poco convencional como Callback [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Carles Torras
ficha del filme
]
, cuarto largo de Carles Torras (Barcelona, 1974), un cineasta nada acomodaticio y bastante arriesgado, como demostraron sus anteriores Joves, Trash y Open 24h, estos dos últimos presentes en ediciones anteriores de este certamen. Ahora se ha ido a Nueva York para diseccionar el lado menos fotogénico de la cuna de los grandes sueños.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Hay que echarle valor para rodar una película tan áspera como Callback?
Carles Torras:
Siento atracción por personajes desestructurados o que se resisten a encajar en las normas establecidas. Como soy el productor y el director de la película, levanto la financiación, consigo los socios en EEUU y el apoyo de TV3. Es una doble ocupación, pero me permite trabajar con libertad e independencia y desarrollar los proyectos que me interesan y de la forma que me gusta. No es una película de gran presupuesto, pero conlleva el reto de irse a Nueva York con todo el equipo y rodar allí.

¿Siempre ha sido ésta tu forma de trabajo?
Open 24h fue el punto de inflexión, pues la produje además de dirigirla: antes los míos eran films para otras productoras e intentaba encajar en la industria, que fuera comercial, gustase, que despertara interés en los productores... pero llega un momento en que piensas “Tengo que ser honesto conmigo mismo y hacer el cine que vería como espectador”. Y la única forma es asumiendo la figura del director-productor: cuando intentas contentar a todo el mundo, acabas haciendo algo que no tiene esencia. Por eso tomé aquella dirección y la gente ha confiado en mí: esa faceta de productor le quita tiempo a la creatividad, pero tengo colaboradores que me ayudan.

¿Cuantos años y dinero ha costado levantar Callback?
Casi 400.000 euros y desde Open 24h produje el documental American Jesus. Me fui a Nueva York, trabajaba en el guión de otra película cuando conocí a Martín Bacigalupo, el coguionista, y surgió Callback: me centré en ésta. Sería 2014: hemos tardado dos años, no ha sido tanto; la próxima irá más rápido...

¿En España esta vez?
No, será en Estados Unidos: haremos un díptico o trilogía sobre aquel país. Esa es la idea, pero nunca se sabe a dónde nos puede llevar la vida: me gusta dejarme arrastrar por la intuición. Martín y yo estamos con otro guión, tenemos una visión común y nos hemos centrado en airear lo oculto de esa sociedad. La próxima tocará otros temas, pero seguirá la estela de Callback.

La fotografía de tu película es fría y los escenarios reales, son su fealdad intacta.
Todo son escenarios naturales, seleccionados meticulosamente, así como cada ángulo de la cámara: hay trabajo de puesta en escena y con los actores, y de postproducción del sonido e imagen, dedicándole tiempo a desnudar la película de artificios para ir a lo esencial, sin mover la cámara sin motivo o poner una música para distraer al espectador: intentamos servir el bistec poco hecho, para que la gente note el sabor de la carne, sin salsas que lo disfracen.

Lee también

Boletín

CASI HECHO Home

Follow us on

facebook twitter rss

Doc Spring