The Party (2017)
The Square (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
The Basics of Killing (2017)
Loving Vincent (2016)
Nico, 1988 (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

Mimosas me ha permitido crecer como cineasta”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Oliver Laxe • Director

por 

- El joven cineasta gallego Óliver Laxe nos desvela detalles de Mimosas, su sorprendente segundo film, Gran Premio de la Semana de la Crítica en el 69º festival de Cannes

Oliver Laxe  • Director

Mimosas [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Oliver Laxe
ficha del filme
]
triunfó en la Semana de la Crítica de Cannes 2016 (leer noticia), se ha vendido a Francia, Países Bálticos, Grecia, México y Estados Unidos, y ahora desfila por festivales como Moscú, Karlovy Vary (leer noticia), FID Marsella y de Lima. Hablamos con su director, Oliver Laxe, de 34 años, que reparte sus días entre Galicia y Marruecos, donde ha filmado éste y su anterior largometraje: Todos vós sodes capitáns [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En Karlovy Vary formas parte de dos películas: Mimosas, como director, y The Sky Trembles And The Earth Is Afraid And The Two Eyes Are Not Brothers [+lee también:
crítica
tráiler
making of
ficha del filme
]
, como actor.
Oliver Laxe:
La de Ben Rivers es casi un making of de la mía: empieza filmando mi rodaje, se ve todo el delirio de Mimosas, muy a lo Herzog, con la que líamos, con campamentos en la montaña…  

¿Qué te llevo a fascinarte por Marruecos?
Soy hijo de emigrantes: mis abuelos eran campesinos gallegos y tenían unos valores que he encontrado en el Marruecos tradicional y rural. He sentido una continuidad, una humildad… me siento cómodo y me reconozco aquí. Hay también un espacio muy poético, con ese choque entre tradición y modernidad, donde se generan cosas surrealistas, bellas y contradictorias. Aquí me encuentro el pasado, presente y futuro del ser humano. Y el paisaje humano y el natural poseen una materia prima escandalosa, psicodélica, que es híper estimulante para trabajarla como cineasta, pintor o voyeur.

Has definido Mimosas como un “western religioso”.
Sí, es una mezcla de géneros, una película de aventuras físicas y metafísicas. Me gusta mucho el género, porque te permite dar pasos hacia adelante: Mimosas me ha permitido llegar más lejos y crecer como cineasta.

Debió ser complicado el rodaje en el Atlas…
Fueron cinco semanas de filmación, con extras y caballos. No teníamos experiencia y todo salió bien, aunque fue muy duro, con traslados en mulas y tener que convencer a los productores para rodar allí. Recuerdo el segundo día, cuando los camiones se quedaron bloqueados en un puente, que pensamos que no podíamos hacerla, pero perseveramos y no nos rendimos, aunque todo el mundo me había avisado que era una locura. Vista con perspectiva, esa falta de cálculo y conciencia ha hecho que la película sea diferente; ése es el problema del cine: lo pensamos y calculamos tanto, que todo se parece. El cine consiste en llegar al punto donde la película se hace a sí misma, te supera y las decisiones las toma más el camino que uno mismo. El cine es aceptación, de ahí que me levantara de los diferentes accidentes que sufrimos: pensé que si la vida me daba ese bofetón, aceptarlo me haría creer.

¿Tus actores son profesionales?
Son amigos míos. Esto de los actores es como en la vida: gente que te conmueve de alguna manera u otra. Veo algo mágico y luminoso en ellos, lo siento de manera cinematográfica y me apetece llevarlo a la imagen. Tengo amigos tan hermosos, que lo lógico es que haga películas con ellos. Escribo el guión pensando en ellos, en sus palabras y gestos: en la pantalla están su inocencia, el silencio y la cicatriz de su mirada. 

Lee también

Boletín

Jihlava
Focal Production Value

Follow us on

facebook twitter rss