Los exámenes (2016)
Toni Erdmann (2016)
Ma vie de courgette (2016)
Fuego en el mar (2016)
The Happiest Day in the Life of Olli Mäki (2016)
Park (2016)
Waves (2016)

"Confiar en mí era un acto de fe"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Raúl Arévalo • Director

por 

- VENECIA 2016: El actor madrileño Raúl Arévalo debuta como director con alta nota con Tarde para la ira, gracias a la fe y el apoyo incondicionales de la productora Beatriz Bodegas

Raúl Arévalo  • Director
(© la Biennale di Venezia - foto ASAC)

Raúl Arévalo es uno de los intérpretes españoles más solicitados del momento, como demuestran títulos como Gordos [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Daniel Sánchez Arévalo
Entrevista a Daniel Sánchez-Arévalo, r…
ficha del filme
]
 - (Goya al mejor actor secundario en 2010), Los amantes pasajeros [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
 y La isla mínima [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Alberto Rodríguez
ficha del filme
]
. Tras años deseando estar al otro lado de la cámara, lo logra a los 36 con Tarde para la ira [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Raúl Arévalo
ficha del filme
]
gracias al gran apoyo de la productora Beatriz Bodegas, de La Canica Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cine Iberoamericano Int

Cineuropa: ¿Por qué contar una historia tan brutal?
Raúl Arévalo: La violencia siempre me ha interesado, es inherente al ser humano y, desgraciadamente, cada día hay actos violentos y todos la tenemos, aunque sea reprimida. Soy anti violencia, no me he peleado con alguien en mi vida, pero tengo mi ira. He abordado el asunto a través de una historia con la que no tengo que ver: cuando hace ocho años escribí el argumento, mi padre tenía un bar y conocí el ambiente de barrio madrileño, escuchando conversaciones sobre cómo se reaccionaría ante un hecho violento, tanto en caliente como en frío: cómo debe ser enfrentarse a algo así, esa fantasía de venganza. Y me interesó investigarlo.

El título en castellano –Tarde para la ira- tiene doble sentido…
Se iba a titular Agosto, pero se estrenó la obra de teatro homónima y luego la película con Meryl Streep, así que había que cambiarlo. Pensando en títulos que pudieran servirle, leí una cita bíblica traducida del hebreo que venía a decir que Dios es el único que tiene paciencia para esperar el castigo, que el verdadero defecto de los cristianos es que no tienen paciencia para esperar a castigar al impuro y al que ha pecado. Tiene entonces las dos acepciones: demasiado tarde y de la parte crepuscular del día. Al principio ese título me daba miedo, porque me sonaba a Sergio Leone, y también a Tarde de perros.

¿Eres consciente de que la película puede herir sensibilidades?
Lo más difícil era intentar seguir el recorrido del personaje central y que el espectador fuese con él, con todas las contradicciones que conlleva y que puede provocar. No me apetecían moralejas ni discurso barato, pero sí hablar del ser humano y de cosas que no podemos evitar, como ese sentimiento de venganza, esa ira enquistada, odio y rencor, sentimientos que hemos tenido alguna vez, y no juzgarlo.

Tampoco te recreas en la violencia…
Pretendí hacer una película que tuviera una estética del feísmo: me atraen esos ambientes de barrio y de campos de Castilla, donde me he criado, que aparentemente son feos pero, como hacen algunas películas francesas e italianas, a la vez le extraen algo chulo. Pero quería huir de la violencia como espectáculo, que tanto disfruto en el cine de Tarantino: deseaba que fuera una violencia más seca, real, cruda y áspera como la vida misma.

¿Rodando en Nueva York La vida inesperada [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Jorge Torregrossa
ficha del filme
]
surgió el flechazo profesional con la productora Beatriz Bodegas, de La Canica Films?
No, fue durante los ensayos en Madrid, antes de irnos allí, cuando le pasé el guión y empezamos a moverlo. Lo de Beatriz es admirable: cómo ha ido creciendo en un mundo tan machista aún. Yo soñaba con dirigir desde pequeño y aunque tenía claro lo que quería hacer y cómo, apoyarme era todo un acto de fe. Ella fue fundamental al confiar y luchar por mí, por eso le estoy muy agradecido, a la vez que me ha permitido una libertad absoluta. Bea ha sido mi hada madrina: también discutimos, pero en lo grande siempre hemos coincidido. Ha estado muy encima, siempre apoyándome: esta película se ha hecho por ella: otro productor no lo hubiera hecho nunca. Llamé a más productores, pero no era fácil que me apoyaran, pues soy un novato como director: ¿qué me ofrece éste para que me crea que la película va a quedar bien?, se preguntaban.

¿Te han influido los directores con los que has trabajado como actor?
Todos, he trabajado durante trece años, sin parar, con cineastas y técnicos de los mejores de este país y he sido un vampiro, chupando de cada uno. No he estudiado cine, pero me compraba libros y preguntaba sobre mis dudas a los directores de fotografía y de arte en los rodajes.

Lee también

Boletín

Seneca's Day Lithuania

Follow us on

facebook twitter rss

Home Sweet Home