Jupiter's Moon (2017)
In the Fade (2017)
Jeune femme (2017)
Makala (2017)
A Ciambra (2017)
120 battements par minute (2017)
Happy End (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Prefiero mostrar la realidad de los personajes a través de los cuerpos de los actores”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Michael Koch • Director

por 

- LOCARNO 2016: El director suizo Michael Koch nos habla con pasión de su intenso primer largometraje, Marija, estrenado a escala mundial en la competición por el Leopardo de Oro

Michael Koch • Director
(© Festival de cine de Locarno / Massimo Pedrazzini)

El director suizo y berlinés de adopción Michael Koch nos habla con pasión de su intenso primer largometraje, Marija [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Michael Koch
ficha del filme
]
: una película estéticamente potente y elegante sobre un tema de rabiosa actualidad como lo es la inmigración y estrenada a escala mundial en el marco de la competición internacional del festival de cine de Locarno.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo nació la idea de la película?
Michael Koch: Después de mis estudios, viajé en numerosas ocasiones a Ucrania. Fue una experiencia muy interesante y conmovedora encontrar jóvenes que querían abandonar su país, sus familias y sus amibos para marcharse a un país en el que no tenían nada. Me pregunté por qué y entablé relación con una joven que vivía en Dortmund y que trabajaba como mujer de la limpieza en un hotel. Era muy fuerte y estaba muy orgullosa de hacer un trabajo de dudosa Gloria, por mucho que en Ucrania hubiera estudiado y tuviera un trabajo normal. En Ucrania no hay futuro; para ella, Alemania representaba una ocasión única para mejorar su situación en términos sociales. Mi fascinación por esta chica fue el punto de partida de mis investigaciones. Los inmigrantes son parte de nuestra realidad, aunque sea fácil evitarlos. Creo que es algo común, aun en el macrocosmos de Dortmund, donde conviven 130 nacionalidades diferentes. Esto, para mí, es ejemplo de lo que ocurre en muchas ciudades europeas. La gente viaja y deja el propio país, como si las fronteras no existieran. Nos rodea un movimiento constante. Para mí, es importante enfrentarme al público con este tema y llevarlos a reflexionar sobre sus miedos. Si conoces a la gente, sus historias, ya no tienes miedo. Es un gran problema pero creo que es importante contar las historias de estas personas sin clichés ni prejuicios. Si muestras los clichés de una vida miserable hecha de residuos y tristeza, es fácil pensar “es otro mundo; no me concierne”. Mi objetivo es obligar al público a enfrentarse al día a día de los inmigrantes y darles la oportunidad de ver y entender cómo viven y qué graves problemas deben resolver.

Marija es un retrato fuerte y conmovedor de una mujer ucraniana que vive en Alemania. ¿Por qué ha optado por este enfoque en su película?
Me percaté inmediatamente de que en Ucrania las mujeres tienen el poder y dominan. El encuentro con la mujer de que hablaba anteriormente, en Dortmund, fue decisivo. Es una mujer increíblemente poderosa y orgullosa. Quería relatar la historia de una mujer que no es víctima de la sociedad sino que, al contrario, toma de ella lo que quiere y está dispuesta a pelear para obtenerlo. Al final, me interesaba que fuera una mujer la que renunciara a una vida “fácil” luchando por alcanzar sus propios objetivos con tenacidad y autodeterminación.

¿Cómo trabajó con los actores? Pienso especialmente en la grandiosa interpretación de Margarita Breitkreiz.
Intenté integrar la personalidad de los actores en los personajes porque no quería que interpretaran simplemente lo que había escrito en el guion. Quería sacar lo contrario. Sus personalidades me interesaban más que su técnica interpretativa. Por ello, intenté adaptar los personajes a las personas. Eso vale, sobre todo, para la actriz del papel de Marija, Margarita Breitkreiz. La película se concentra en los actores, los sigue de cerca, con sucesivos planos secuencia. Quería que los actores se sintieran totalmente liberados en sus movimientos. Preparábamos la escena y luego los dejábamos libres para moverse en el espacio. Desarrollábamos la escena con los propios actores. Quería ver cómo interactuaban físicamente, corporalmente, entre sí. El modo en que se mueven dice mucho de sus relaciones. Marija, por ejemplo, trata de escapar como un ratón del imponente propietario de la casa, inmenso e invasivo en comparación con ella. No me gusta explicar a través de los diálogos; prefiero mostrar la realidad de los personajes a través de los cuerpos de los actores. Me gusta cuando los actores aficionados se enfrentan a los profesionales porque tengo que reaccionar al momento, instintivamente. Todo eso da vida a la escena. Los actores se impregnan de la atmósfera “real” de los lugares y las personas que los habitan, transformando el guion en realidad.

(Traducción del italiano)

Lee también

Boletín

Producers on the Move

Follow us on

facebook twitter rss

Filmitalia Cannes 2017