Absence of Closeness (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
I Am Not a Witch (2017)
Valley of Shadows (2017)
Western (2017)
Tierra de Dios (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Los santos son en general víctimas, de una manera u otra”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Andrius Blazevicius • Director

por 

- La ópera prima de Andrius Blazevicius, The Saint, un drama irónico que analiza de cerca la crisis financiera del año 2008, ha sido descubierta en el 32° Festival de Varsovia

Andrius Blazevicius • Director

The Saint [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Andrius Blazevicius
ficha del filme
]
, la primera película de Andrius Blazevicius, una coproducción entre Lituania y Polonia, ha sido presentada en estreno mundial en la 32 edición del Festival Internacional de Cine de Varsovia, en la Competición 1-2, para primeros y segundos largometrajes. Este irónico dram, con toques cómicos, ocurre en una ciudad de provincias de Lituania en el año 2008, en plena crisis económica. En él seguimos la vida de Vytas, un treintañero padre de familia que acaba de perder su empleo. Cineuropa se ha entrevistado con el director lituano en Varsovia para charlar sobre la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué decidiste tratar sobre la crisis financiera en tu primer largometraje?
Andrius Blazevicius:
 La crisis del 2008 fue particularmente dura en Lituania y hoy en día sigue teniendo importantes consecuencias en la sociedad. La mayoría de los empleados perdieron su trabajo, lo cual provocó una importante emigración. En los diez últimos años, hemos perdido un cuarto de la población. Sin embargo, en casa nadie habla del tema, tampoco los artistas lo hacen. En lugar de cuestionarse al respecto y tratar de comprender lo que está pasando, la gente prefiere ir a ver películas para distraerse. Entonces comprendí por qué era urgente hacer una película que hablara de la realidad. El efecto obtenido es mucho mayor que el de una comedia y cuando la gente vuelva a ver esta película dentro de 20, 30 o 50 años, se acordará de lo que estábamos viviendo. Aunque suene bastante pretencioso y arriesgado decir algo así por mi parte, creo que esta película será un clásico del cine en Lituania. 

¿De qué manera influyó tu historia personal en la trama?
El 2008 fue un año muy duro para mi. Justo cuando me gradué en la escuela de cine, estalló la crisis. Todo empezó a desmoronarse, el trabajo empezó a escasear. Los amigos y la familia se fueron del país, no para cambiar de vida y hacer algo más divertido, sino para sobrevivir. Así que el guión está principalmente basado en mi propia experiencia y en la de la gente que me rodea. La ridícula entrevista de trabajo de Vytas es calcada a algo que yo mismo viví. Aunque, claro, también hay añadidos de ficción.

¿Qué me puedes decir sobre el significado del título de la película? Pues Vytas en algunos momentos no tiene nada de santo…
En realidad, el título original fue Crisis, pero desde el principio supe que lo cambiaríamos. La explicación es que los lituanos están hartos de este tema y nadie iría a ver una película con este título. Además, pensé, un título que haga referencia al protagonista ayudará a que el público hable más de la película desde un punto de vista metafórico. Hay ocasiones en las que Vytas actúa como un verdadero cabrón, pero él es tan solo una víctima de su época y de su entorno. Y, como ya sabemos, los santos son en general víctimas, de una manera u otra. 

Vytas es un hombre bastante corriente. ¿Por qué elegiste el perfil de un hombre poco extraordinario?
Es un personaje muy típico, representa al 70 por ciento de la población del país. Es alguien con profundas emociones y traumas personales, pero es alguien introvertido. En Lituania se educa así a los hombres: no pueden enseñar sus emociones o charlar de sus problemas, tienen que resolverlos por ellos mismos. En el cine nos enseñan que estos héroes que acaban de quedarse sin trabajo, luchan contra el sistema. Pero la realidad es que normalmente no te pones a luchar, sino que te quedas quieto todo el día sin hacer nada, lo cual es durísimo. Sin embargo, es cuando empiezas a pensar. Por culpa de lo que le está pasando, este tonto empieza a pensar correctamente por primera vez en su vida.

La película empieza y acaba burlándose de la religión.
La gente se vuelca hacia la religión cuando está mal, pues necesita agarrarse a algo. Yo he crecido en una familia católica y soy creyente, pero no creo en la Iglesia como institución. Por ejemplo, cuando vas a confesarte, el cura no puede actuar como un psicoanalista, creo que no le importa nada lo que le vas a contar. Para mi, todo esto es una gran mentira, y la salvación no la vamos a encontrar por ese camino. Además, el amor, Jesús y el dinero son tres temas universales en la vida. Mis próximas películas hablarán de ellos.

(Traducción del inglés por Ainhoa Jáuregui)

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss