Los exámenes (2016)
Toni Erdmann (2016)
Ma vie de courgette (2016)
Fuego en el mar (2016)
The Happiest Day in the Life of Olli Mäki (2016)
Park (2016)
Waves (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Hicimos magia en el estudio”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Virgil Widrich • Director

por 

- Tras la presentación mundial en Busan y ganar el Premio del público, Virgil Widrich proyectó Night of a 1000 Hours en la Competición internacional del 32º Festival de Varsovia

Virgil Widrich • Director

Night of a 1000 Hours [+lee también:
crítica
entrevista: Virgil Widrich
ficha del filme
]
es el tercer largometraje de Virgil Widrich, director, guionista y artista multimedia austriaco, quien también ha realizado incontables cortos documentales, animados y experimentales durante una trayectoria profesional que supera los 30 años. De algún modo, la película en sí es un extraño experimento en el que se emplea una original escenografía y la retroproyección para crear una surrealista mansión de época. Cineuropa pudo hablar con el director antes de la que la película fuera proyectada en el 32º Festival de Varsovia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cine Iberoamericano Int

Cineuropa: ¿De dónde has sacado la idea para la película?
Virgil Widrich: La primera idea que tuve fue algo parecido al juicio final de la Biblia, un día todos los muertos resucitaban para ser juzgados. No creo que se deba juzgar a nadie, pero me interesaba el hecho de que todo el mundo pudiera regresar. De repente ya no hay secretos, porque todo aquel que pasó por algo ha vuelto. Pensé en ello durante unos cuantos años, pero nunca encontré una solución porque se trataba de una idea demasiado grande. Entonces me di cuenta de que todos tenemos dos padres, cuatro abuelos y ocho bisabuelos en un árbol genealógico binario. A lo largo de 20 generaciones se tiene un millón de antepasados. ¿Por qué no poner a todas esas personas en una familia e introducirlas en una casa? Así que tenemos una familia y una casa donde reciben visitas, familiares a los que no quieren, pero todos ellos difuntos. No hay fantasmas, solo familiares que te sacan de los nervios y que nunca abandonan la casa. Uno de los personajes desaparece y eso le da al argumento un giro misterioso. También hay una historia de amor entre un hombre contemporáneo y una mujer del pasado, lo que me recordó a Vértigo, una película que me encanta.

¿Puedes hablar un poco de la escenografía?
Debatimos sobre cómo hacer la casa. Yo ya había trabajado en la producción de un musical en Luxemburgo donde utilicé retroproyectores en el escenario. Todo se proyectaba desde atrás en tres pantallas. Fue precioso y en realidad, muy fácil de conseguir. Así que me dije a mí mismo que por qué no hacerlo en la casa en el set de rodaje. Se trata de una historia surrealista. ¿Por qué construir una casa y entonces iluminarla de un modo extraño? ¿Por qué no hacerlo extraño desde un primer momento? Por ello diseñé una casa digital junto a Christina Schaffer. Este tipo de escenografía es nueva, fue creada para esta película. Christian Berger, nuestro director de fotografía, tuvo que trabajar mucho con la iluminación, porque iluminar a los actores sin iluminar las paredes o conseguir luz indirecta en las pantallas es un proceso muy complicado. En la escena con los cuerpos, la mayoría de estos estaban proyectados, mientras que la parte delantera era real. Lo hicimos así para conseguir un efecto mágico, las cosas parecen ser reales pero de algún modo no son correctas, los colores son diferentes a como los encontramos en la realidad. De modo que hicimos magia en el estudio. Quería crear diversos estilos en varios momentos, para lo que necesité un vestuario emblemático y colores claramente distintivos. Cada personaje tiene asignado un color que no se cambia. Los únicos en quienes cambian son Philip, cuando se pone una nueva camisa, y su padre, cuando se arregla para ir a la fiesta nazi.

¿Cómo se te ocurrió el elemento nazi?
Es inevitable. En cierto modo se podría contar la historia sin nombrar la época nazi, pero creo que era algo bastante común. No todo el mundo era el principal asesino de las SS, eso era poco común, se trataba de una mayoría de personas corrientes que seguían el sistema de la época, y del poder que tenían como ventaja económica y comercial. 

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Seneca's Day Lithuania

Follow us on

facebook twitter rss

Home Sweet Home