El fiel (2017)
Silent Night (2017)
Tierra firme (2017)
Jupiter's Moon (2017)
Meda or the Not So Bright Side of Things (2017)
Euthanizer (2017)
Western (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Quería que la película hablara el lenguaje de los adolescentes"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Fien Troch • Directora

por 

- Cineuropa entrevista a la directora belga Fien Troch con motivo de la selección de su último film, Home, Gran Premio del 8º Festival de Cine Europeo de Les Arcs

Fien Troch • Directora
(© Festival de Cinéma Européen des Arcs / Alexandra Fleurentin et Olivier Monge)

Fien Troch se ha dado a conocer con películas intensas y exigentes que han contribuido a hacerle un hueco en la escena internacional de cine de arte y ensayo. Sus tres primeras cintas, Someone Else's Hapiness [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
Unspoken [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y Kid [+lee también:
tráiler
festival scope
ficha del filme
]
, abordaban con crudeza diferentes tipos de duelo. En Home [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Fien Troch
ficha del filme
]
, presentada en la sección Orizzonti del Festival de Venecia, la cineasta cambia de dirección, pero conserva su originalidad y su potencia visual y emocional. Cineuropa ha entrevistado a la realizadora belga con motivo de la selección de su film en la competición del 8º Festival de Cine Europeo de Les Arcs (10-17 de diciembre).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En Kid, tratabas una infancia traumática con una cámara más bien fija; en Home, abordas la adolescencia con una cámara más móvil. Háblame de este desarrollo.
Fien Troch: Quería y necesitaba hacer mis tres primeras películas, pero eran obras bastante cerradas cuyo motor era una emoción, una atmósfera, en algunos casos un decorado, incluso. En Home, quería contar una historia de un modo más clásico. Tenía varias ideas paralelas, y la adolescencia era una época que me interesaba, como si tuviera ganas de aferrarme a ella todavía mientras envejezco.

En este film, al contrario que en los otros, el drama no sucede fuera del relato. ¿Has adoptado una estrategia de escritura diferente?
Me he prohibido a mí misma pensar previamente en la atmósfera, el decorado, la música, el aspecto de los personajes. En definitiva, es justo lo contrario de lo que hacía antes. También he coescrito desde el principio junto a mi compañero Nico Leunen, que también es mi montador y ha participado con este proyecto en el Torino Film Lab, lo cual me ha permitido confrontarlo desde una fase muy temprana con lectores exteriores. En Home, estaba preparada para eso, mientras que antes no soportaba las reacciones de los demás, me afectaban mucho las lecturas ajenas...

El film es un retrato muy carnal de la adolescencia...
Sentía que quería cerrar un capítulo y encontrar un nuevo impulso, ser menos rígida en la forma. También sabía que habría más emociones, diálogos e incluso acción.Concretamente, tenía que abandonar los planos americanos y adoptar un encuadre más sutil que me diera más libertad, a mí y a los actores. Soy muy fan de Frederick Wiseman; uno de nuestros mayores referentes ha sido una cierta estética documental. De hecho, hemos recurrido al formato 4/3 para dar una impresión documental, de realismo. Además, es un formato más parecido al de las imágenes filmadas con smartphone, y eso acerca la cámara a los cuerpos y las caras. Hemos rodado sin maquillaje, sin iluminación. Hemos dado smartphones a cuatro actores jóvenes y les hemos dicho que se grabaran entre cada toma. Era muy consciente de que, teniendo 38 años, estaba con toda seguridad desconectada parcialmente del mundo de la adolescencia; quería que el film hablara su lenguaje, que también fuera su película.

Muestras a una adolescencia hipernarcisista, hipersexualizada, alcoholizada, drogada y hasta pasiva, pero sin embargo llena de bondad...
Para mí, era importante mostrarles cuando se aburren, es algo que también forma parte de la adolescencia. Sobre todo, no quería juzgarles, quería que mi afecto por ellos fuera aparente. Con 16 años es normal aburrirse, beber un poco de más, fumarse un porro. Tienen derecho a no saber lo que quieren. ¡En eso consiste ser adolescente!

Hay una brecha que separa a los adolescentes de sus progenitores, sobre todo de sus madres...
Como en mis otras películas, los hombres tienen una relación un poco más sincera con sus hijos, y también más neutra. Te aseguro que mi madre es increíble; esto no tiene nada que ver con mi relación con ella. En realidad tiene más que ver conmigo, con las ganas de mostrar que, cuando se es padre, siempre hay que parecer responsable y controlar la situación, y esconder que en realidad no la entendemos y que no sabemos cómo debemos o deberíamos reaccionar. Mi intención era mostrar esa zona gris en la que los adolescentes no son ángeles y los adultos están lejos de una plena posesión de sus facultades.

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Gijón
Bosphorus
Roma_Lazio_FC

Follow us on

facebook twitter rss