Thelma (2017)
Western (2017)
Jupiter's Moon (2017)
Petit Paysan (2017)
En attendant les hirondelles (2017)
El autor (2017)
Khibula (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Los programas de ambas competiciones se están volviendo más concretos y uniformes que nunca"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Bero Beyer • Director del Festival Internacional de Cine de Róterdam

por 

- Cineuropa se ha puesto al día con el director del Festival de Róterdam, Bero Beyer, sobre su 46ª edición (25 de enero-5 de febrero)

Bero Beyer  • Director del Festival Internacional de Cine de Róterdam

El productor independiente neerlandés Bero Beyer fue nombrado director artístico y general del Festival de Róterdam (IFFR) en mayo de 2015, y la próxima edición es la segunda bajo su supervisión. Ha hablado con Cineuropa sobre las novedades y el compromiso del festival con las nuevas tecnologías.

Cineuropa: El año pasado hablamos de los cambios que se implementarían en el IFFR (leer la entrevista). ¿Qué retoques se han hecho para su 46ª edición?
Bero Beyer
: Hubo un par de cosas que estuvimos muy contentos de iniciar el año pasado y que se afianzarán en el programa de este año. El mayor cambio de esta edición es el modo en que hemos tratado los programas temáticos. Hoy en día las imágenes y los cineastas influyen en nuestra percepción del mundo. El año pasado contamos con numerosos programas temáticos, pero estaban esparcidos en cuatro secciones, así que pensamos “unámoslos y pongámoslos en la sección Perspectives”. Deep Focus es la sección más orientada a los cinéfilos porque echamos un vistazo a la historia; presentaremos una retrospectiva completa de Jan Němec y otra del artista visual Joost Rekveld, y algo que me encanta es que tenemos un programa de películas con los últimos trabajos de Albert Serra y Ulrich Seidl, ya que se trata de autores muy específicos agrupados juntos. Tenemos la competición Tigre en Bright Future, que es el principal elemento competitivo. Sin embargo, la competición Big Screen en Voices también puede presumir de un fantástico programa, y continuaremos con la idea que comenzamos el año pasado al decir que estos son los tipos de películas que se podrán esperar en Bright Future y en Voices en el futuro, y se podrá ser más franco en estas áreas. Creo que es cierto para ambas competiciones, cuyos programas se están volviendo más concretos y uniformes que nunca.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Se ha añadido algo más a alguna otra área del IFFR?
Este año podremos impartir más clases magistrales y debates en lugar de poner tantas películas y retrospectivas de cineastas. Algunos autores como Olivier Assayas, Béla Tarr o Barry Jenkins hablarán sobre sus obras como parte del medio social en el que vivimos. Básicamente, podemos incorporar un contexto adicional a estas películas. Me gusta mucho el modo en que esto va progresando ya que siempre debería existir una combinación: tener un festival que celebre a los cineastas más nuevos y recientes debería ir a la par de lo que se ha estado haciendo en los últimos diez años, ya que se trata de trayectorias de las que todos podemos aprender.

La próxima edición introducirá el Propellor Film Tech Hub. ¿Por qué decidiste expandir la vertiente industrial del IFFR?
Pensamos que sería importante contemplar los desafíos de la industria cinematográfica. Ya podemos apreciar que el mundo es muy distinto en lo que concierne a nivel tecnológico respecto al año pasado, aunque en muchos aspectos la industria del cine sea lenta y estable e intente ser tan conservadora como pueda. Creímos que sería genial abrir más puertas y explorar otras estrategias, observar qué usan otras industrias (como las industrias emergentes, de videojuegos, de diseño, musicales o de telecomunicaciones) y quizás así redescubriríamos un modo de crear redes de trabajo e infraestructuras prósperas para el tipo de trabajos independientes que seguiremos celebrando. No nos sorprendió que el European Film Market pensara en algo parecido: son conscientes del hecho que el concepto del mercado cinematográfico que tienen en Berlín debería estar siempre a la vanguardia de la innovación. Con CPH:DOX pasa lo mismo, ya es una iniciativa del Cinemathon, mediante la que intentaban utilizar estructuras como si fueran aceleradores o incubadoras para crear nuevas ideas para el cine. Nos dijimos a nosotros mismos que deberíamos pensar juntos, pues es algo que nos afecta a todos. Deberíamos abrir más puertas y colaborar más, mirar más allá de la taquilla para dar vida a nuevas ideas y ponerlas en práctica. Esto es Propellor, un intento de innovar en el negocio cinematográfico.

(Traducción del inglés)

Boletín

Bosphorus
Unwanted_Square_Cineuropa_01
Les Arcs call

Follow us on

facebook twitter rss