Brimstone (2016)
El bar (2017)
Sage Femme (2017)
The Fixer (2016)
The Giant (2016)
Nocturama (2016)
Fiore (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Estamos en resistencia contra la oscuridad y el pesimismo"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Dominique Abel, Fiona Gordon • Directores

por 

- En Paris pieds nus, Dominique Abel y Fiona Gordon brindan un paréntesis pop y colorista, abordando al mismo tiempo la vejez y la precariedad

Dominique Abel, Fiona Gordon • Directores
(© Magritte du Cinéma 2017)

Paris pieds nus es el cuarto largometraje de los actores y realizadores Dominique Abel y Fiona Gordon. En este nuevo trabajo, vuelven a ahondar en la vena burlesca, poética y delirante que ya explotaron maliciosa y fantasiosamente en sus anteriores cintas. Una vez más, su disparatado universo acierta de pleno, dando un soplo de frescura y optimismo, a pesar de la dureza de la situación en que se encuentran sus personajes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: París es un personaje más de la película, ¿por qué?
Fiona Gordon: Nos conocimos en París hace ya mucho tiempo, y teníamos el mismo tipo de inocencia que nuestros personajes; estábamos, igual que ellos, un poco perdidos, sobre todo yo, que no hablaba el idioma. Para nosotros, los telones de fondo no son solo telones de fondo. La pequeña y poco conocida isla situada a los pies de la torre Eiffel, donde se encuentra la réplica de la estatua de la Libertad, era el lugar perfecto para poner la tienda de una persona sin hogar que reivindica su libertad, pero que paga por ella un alto precio. En cada una de nuestras películas, el lugar se convierte en un personaje que participa activamente en la historia.

¿Cómo se escribe un cine del cuerpo, como es el vuestro?
Dominique Abel: Hemos seguido el mismo tipo de trayectoria que siguieron las personas a las que admiramos: Chaplin, Keaton, Tati, todos ellos aprendieron su arte en el minimalismo del escenario. A menudo, el público guía la relación con la escritura. Al pasarse al cine, ellos tomaron las mismas decisiones: un tratamiento depurado, alejado de todo realismo, lleno de poesía. Este cine pone en juego tanto el imaginario del creador como el del espectador. Y el lazo entre ambos, ese puente efímero, se sostiene gracias a la risa, a la compasión, a una cierta mirada hacia la humanidad y el mundo actual. 

F.G.: Sabemos bien que nuestros cuerpos van a hablar mejor que nuestras cabezas. Esta complicidad entre nosotros y el público tratamos de conseguirla improvisando. Intentamos perder el control. La risa brota de esos momentos de torpeza o incluso de humillación. 

D.A.: La improvisación impulsa la maduración del proyecto. Pero aquello que parece muy espontáneo en pantalla, las coreografías o las dinámicas burlescas, no quedan bien cuando salen perfectas. Lo que también nos gusta en la improvisación de los cuerpos son los fracasos, que suelen dar buenas ideas.

Describís la película como un soplo de aire fresco en un mundo difícil. ¿El humor como el lado amable de la desesperación?
D.A.: El humor es para nosotros la única manera de hablar verdaderamente de las cosas que nos conmueven y nos hieren. La risa acompaña a menudo a la tragedia. El cuerpo se expresa sin pasar por nuestro descodificador intelectual.

F.G.: Vamos a contracorriente, y de un modo militante: no queremos explorar cosas como la dureza o el cinismo. Queremos apostar por una cierta inocencia, una espontaneidad, una especie de alegría. 

D.A.: Estamos en resistencia contra la oscuridad y el pesimismo dominantes. 

Vuestro universo es muy pop, muy colorista; ¿cómo trabajáis el lado pictórico?
D.A.: Eso forma parte de nuestro vocabulario. Al igual que otros usan muchos diálogos o palabras, nosotros usamos muchos colores. También lo hacíamos sobre el escenario, eso nos viene de nuestra formación. Como actores, hasta interpretábamos colores.

 ¿Cómo elegisteis a la actriz que encarna a Martha?
F.A.: Muchas veces, las actrices de esa edad no la aparentan, se conservan demasiado bien. Un día, nos topamos con un vídeo de Emmanuelle Riva en el que ella actuaba en su apartamento, imitaba a Chaplin, bailaba. Al verlo, nos dijimos que ahí había una alegría y una candidez irresistibles... Le mandamos nuestro guion, que le vino como anillo al dedo, pues le encanta Keaton. 

¿Qué proyectos tenéis a la vista?
D.A.: Tenemos dos ideas: una comedia musical y una película policíaca. Si es una policíaca, tendremos, claro está, que hacerla nuestra. De hecho, la comedia musical tampoco sería una comedia musical al uso. No queremos encasillarnos ni enmarcarnos en géneros.

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

CASI HECHO Home

Follow us on

facebook twitter rss

Doc Spring