O ornitólogo (2016)
Insyriated (2017)
Ava (2017)
The Saint (2016)
Ana, Mon Amour (2017)
Réparer les vivants (2016)
Sage Femme (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“El cine es un ejercicio matemático que da lugar a una profunda verdad”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Teona Strugar Mitevska • Directora

por 

- Mientras que su When the Day Had No Name se proyecta en Sofía, la cineasta macedonia Teona Strugar Mitevska nos habla de su nueva obra

Teona Strugar Mitevska  • Directora
(© Joze Suhadolnik)

La directora macedonia Teona Strugar Mitevska habla con Cineuropa sobre su cuarto largometraje, When the Day Had No Name [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Teona Strugar Mitevska
ficha del filme
]
, que se estrenó mundialmente en la Berlinale y que actualmente se proyecta fuera de competición en el Festival Internacional de Cine de Sofía.

Cineuropa: La película se inspira en un suceso real de 2012, cuando cuatro adolescentes macedonios fueron encontrados sin vida tras un enfrentamiento con un grupo de albaneses. ¿Cómo decidiste hacer una historia sobre el estado de la sociedad?
Teona Strugar Mitevska
: Me pregunté a mí misma: “¿Quién se merece una muerte así? ¿Se puede justificar de algún modo la pérdida de vidas inocentes? Esto me condujo al problema principal: el ambiente existente de una masculinidad impuesta como un código social de comportamiento, y la violencia como producto de la desviación de la sociedad. A medida que desarrollábamos la historia, progresivamente se hacía evidente que lo quería contar no era necesariamente lo de los jóvenes en sí, sino el ambiente en el que viven y que están obligados a aceptar, a pesar de lo que su instinto natural les diga.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Aunque la mentalidad de los chicos y sus acciones sean un producto de la sociedad, parece que tienen (lo que resulta ser) un mundo más oscuro.
Aquí nos encontramos con dos factores. El primero es que se tiene una mentalidad cerrada que se mezcla con la falta de visión sobre uno mismo: ¿Dónde estamos como sociedad y a dónde nos gustaría llegar? La transición del comunismo al liberalismo nos volvió más egocéntricos, y cuando combinas esto con las tradicionales opiniones masculinas, obtienes un ambiente en el que, simplemente, gana el más fuerte, y esto es algo que ni se plantea.

El segundo factor es la relación con la Unión Europea. Hace unos cuantos años, tuve la oportunidad de hablar con Doris Pack, y me dijo algo que no he olvidado: al retrasar la candidatura de Macedonia como miembro de la UE, esta ha contribuido indirectamente al ascenso del nacionalismo, lo que hace más difícil que el país se convierta en un estado miembro.

Los jóvenes son tanto las víctimas como el producto de estos factores. No estoy segura de que su mundo sea más oscuro que el mundo en general, o de si es el resultado de años de instauración de valores erróneos. ¿Cuál es la solución a este círculo vicioso? Todo se volverá más oscuro hasta que estalle completamente, como en la película, o habrá una revolución, por la que toda la sociedad se alzará y decidirá implementar un cambio real.

En esta película muestras especial atención al detalle y al decorado de algunas escenas en particular, pero sobre todo a la música y al diseño de sonido.
Todo lo que nos rodea afecta nuestro modo de ser, y lo mismo pasa con el cine. Utilizar algunos elementos para intensificar una emoción o una experiencia es la mejor forma de abrirse paso a la psique del espectador. Me encanta el desafío que entraña, para mí se trata casi de un ejercicio matemático que resulta en el alma de la película, la profunda verdad que la obra transmite.

Respecto a la música y al sonido, siempre quise hacer una película en la que los usara como elemento integral de la forma cinematográfica, a diferencia de subrayar algo que ya está ahí. Tuve un gran equipo de sonido que me permitió explorar el sonido como nunca antes, así que se convirtió en un elemento y en la representación del malestar, la incertidumbre y la inseguridad de los chicos. El ingeniero de sonido Thomas Gauder, la editora de sonido Ingrid Simon y el compositor Jean Paul Dessy trabajaron juntos intensamente desde el montaje de las imágenes hasta la mezcla final de la película, y esto llevó al proyecto a otro nivel.

Has coescrito el guion con Elma Tataragić. ¿Cómo trabajasteis juntas?
Nuestra colaboración surgió por casualidad, como resultado de una sugerencia improvisada de Labina Mitevska (actriz y productora) para intentarlo y ver cómo salía, pero ahora me doy cuenta de su valor. Para ser honesta, nunca he sido una gran guionista, puedo escribir una escena interesante y tener una buena idea, pero entiendo muy poco de dramaturgia, de cómo desarrollar una historia y de cómo destacar los elementos importantes para desarrollar un personaje. De modo que, básicamente, nos encontramos y nos complementamos, y todo funcionó milagrosamente.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Film Business Course
Festival Scope Quinzaine
WTW Unexpected Love Stories

Follow us on

facebook twitter rss