The Square (2017)
The Erlprince (2016)
Grain (2017)
A Gentle Creature (2017)
Scary Mother (2017)
120 battements par minute (2017)
Western (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Entender una película a través no de los diálogos sino de las acciones”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Dominik Locher • Director

por 

- LOCARNO 2017: Cineuropa estuvo con el director suizo Dominik Locher, que nos habló de su nueva película, Goliath, con la que compite por el Leopardo de Oro

Dominik Locher • Director
(© Locarno Festival / Massimo Pedrazzini)

El director suizo Dominik Locher compite por el Leopardo de Oro del festival de cine de Locarno con su nueva película, Goliath [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dominik Locher
ficha del filme
]
. Locher acaba de ser padre y aquí se desnuda con sinceridad para explicarnos hasta qué punto su protagonista, David, refleja sus propias preocupaciones.

Cineuropa: ¿Cómo le nació la idea del film?
Dominik Locher:
Hace ya tiempo que pienso en el tema de la masculinidad, del deseo de ser más fuerte de lo que soy. La idea merodeó por mi cabeza durante seis meses, creo, y después mi compañera se quedó embarazada y, de repente, quise reunir estas dos realidades: el vientre de la mujer que crece y los músculos del hombre que se desarrollan, en paralelo, durante nueve meses. Ayer una señora anciana me vino y me dijo “mi marido y yo teníamos el mismo tipo de discusiones cuando éramos jóvenes pero nunca tuvimos el coraje de hablar de ello de una forma tan directa”. Lo que me interesaba en Goliath era ver qué pasa cuando la comunicación se interrumpe, cómo la rabia consigue apoderarse de ti cuando no puedes hablar de tus sentimientos porque crees que es cosa de débiles: la idea de que la fuerza sea, de algún modo, más importante que el amor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Goliath ha sido definida como una película “sobre una generación”. ¿Qué puede decirnos a propósito de ese comentario?
Creo que la película habla principalmente de la enorme presión que nos imponemos nosotros mismos para ser perfectos, tener éxito y vivir con expectativas irrealizables. Queremos que todo esté optimizado y nos centramos tanto en nosotros que no consideramos siquiera a las personas que nos rodean. Hay una palabra en alemán que resume muy bien este sentimiento: “Verrohung” (embrutecimiento). Otra cosa es que buscando la perfección recurramos a un ideal quimérico que nos frustra, que nos llena de estrés e inseguridades. Y la inseguridad nos lleva a maltratar a los demás.

Si tomamos ejemplos de películas como la coral Wonderland [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carmen Jaquier y Lionel Ru…
ficha del filme
]
, Chrieg [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Simon Jaquemet
ficha del filme
]
o incluso su Tempo Girl [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, se diría que los jóvenes directores suizos se preguntan con frecuencia por la identidad suiza. ¿Qué le parece?
En los años 70, la corriente feminista decía que lo privado es político. La manera en que nos comportamos en privado nos dice algo sobre la sociedad en general y, para retomar lo que decíamos al principio, todos deberíamos prestar más atención al mundo que nos rodea. Por eso, los movimientos de extrema derecha consiguen tal fuerza: por este “Verrohung” (embrutecimiento).

Los hombres, desorientados, ya no saben cómo comportarse; hay una verdadera crisis de sentimientos, hay mucha violencia en las familias suizas pero nadie habla de ello, aun siendo de gran importancia hacerlo. El motivo principal de la violencia de David es su incapacidad para compartir. Es un poco como una olla a presión. El miedo de que nos dejen, de divorciarnos y perder a los hijos o, sencillamente, de no satisfacer las propias expectativas puede tener consecuencias fatales. Tal vez es esto el tema principal de la película. David es un chico cualquiera, no alguien que cree problemas. A pesar de eso, se vuelve muy peligroso por ser una persona (potencialmente) problemática según la sociedad. Alguno podría decir: “nunca me lo habría imaginado viniendo de él, ¡parece tan normal!”.

Una vez dijo usted, hablando de la nueva generación de cineastas suizos: “ya nos buscamos gustar a todos; al contrario, tratamos de desarrollar una visión artística fuerte”. ¿Cuál es su visión artística?
Cuando veo Blue My Mind, Chrieg, Goliath o Cherry Pie [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, veo películas que creen en las imágenes y en la capacidad del público de leer el lenguaje del cuerpo y entender una película no a través de los diálogos sino de la acción. En todas estas películas, lo importante es la manera en que se colocan los actores y no lo que dicen. Hablando también se puede mentir, mientras que el cuerpo es más directo y genuino. En Suiza, hay muchísimas películas basadas en diálogos, lo cual es estupendo, pero los jóvenes directores creen más en la fuerza de las imágenes.

Es mejor arriesgar a no ser comprendido o incluso rechazado que lograr el consenso en torno a una obra de arte. Durante el Q&A después de la proyección de Goliath, una persona me dijo que experimentó repulsión ante la violencia y los silencios entre David y Jessy. Para mí, el arte debe producir este tipo de reacciones, estimular las discusiones, provocar en nosotros algo fuerte.

(Traducción del italiano)

Lee también

Boletín

Sarajevo Report
Locarno Report
Midpoint Feature

Follow us on

facebook twitter rss