Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"El enemigo debe estar tan cerca del héroe como sea posible"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Teddy Lussi-Modeste • Director

por 

- TORONTO 2017: Hablamos con el cineasta francés Teddy Lussi-Modeste, que presenta en Toronto su segundo largo, Le Prix du succès San Sebastian 2017 - Nuev@s Director@s

Teddy Lussi-Modeste • Director
(© Julian Torres)

Tras debutar en 2011 con Jimmy Rivière [+lee también:
tráiler
entrevista: Teddy Lussi-Modeste
ficha del filme
]
Teddy Lussi-Modeste vuelve con Le Prix du succès [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Teddy Lussi-Modeste
ficha del filme
]
. La cinta, que se proyecta en las salas francesas desde el 30 de agosto y está protagonizada por Tahar RahimRoschdy Zem y Maïwenn, se estrenó hoy en el 42º Festival de Toronto (7-17 de septiembre) como Special Presentation.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué es lo que te atrae de la idea de un joven artista, nuevo rico procedente de las clases populares, tratando de escapar del chantaje de sus parientes?
Teddy Lussi-Modeste: La familia es un espacio en el que hay mucho amor, pero también mucho peligro. Quería explorar esta ambivalencia contando la historia de un joven que tiene éxito y que es chantajeado por su familia, y cuando hablo de chantaje, me refiero simultáneamente a la situación física y a la afectiva. Este planteamiento presidió todo el proceso de escritura del film. Mi coguionista Rebecca Zlotowski y yo investigamos primero si esta temática intuida tenía alguna validez en la vida real. Estudiamos la trayectoria de varias personalidades que tuvieron éxito en el humor, la canción, el deporte, así como en otras profesiones más confidenciales, como la abogacía o la medicina. En todos los casos sucedía lo mismo: en el entorno de la persona aparecía un adversario, un enemigo o alguien que representaba un problema. El que triunfa vive el éxito de primera mano, pero además, en su entorno, hay personas que quieren saborear los frutos de ese éxito. Es un tema que el cine no ha tratado mucho, según creo, y la película permitía abordar un asunto muy contemporáneo a través de una fábula casi universal cuyos orígenes se remontan hasta Caín y Abel.

Le Prix du succès se inscribe de cierto modo en la línea de tu primer largo, Jimmy Rivière, con un personaje principal cuya realización personal es socavada por su familia.
Sí. Ambas películas son muy diferentes en su ejecución y en su puesta en escena, pero en el fondo los temas son análogos. Es la historia de alguien que quiere realizarse y a quien su familia, en el caso de Le Prix du succès, o la comunidad, en el de Jimmy Rivière, ponen trabas, límites, impedimentos, a través de reglas y de esa ambivalencia de amor y violencia.

La trama se centra en la lucha casi fratricida entre Brahim y Mourad, pues el primero tiene que librarse prácticamente de su hermano para poder seguir adelante.
Es la idea de que el enemigo debe estar tan cerca del héroe como sea posible. No tenía ganas de hacer un film en el que los malvados fueran extraños para la familia; quería que estuvieran dentro de ella. Esa cuestión de la fraternidad era la mejor manera de lograr la esencia de la película. También está la idea de que uno ha triunfado y el otro recoge las migas del éxito del que brilla. Hay un deseo muy contemporáneo de estar a la sombra de un conocido para conseguir un poco de éxito, para beneficiarse. De eso trata la primera escena de la película, en la que Brahim se mete en una bronca con un personaje que en el guion llamamos "el cabreado" y que quiere grabar un vídeo, no tanto por tener un recuerdo del talento de la persona que tiene delante, sino sobre todo por brillar un poco al lado de esta persona brillante.

La película también es de forma implícita el retrato de un artista, con sus dudas creativas y su propio funcionamiento. ¿Hasta qué punto has querido abordar este aspecto del creador entre bastidores?
Tenía la impresión de que era necesario crear una crisis artística en el personaje. Es la etapa del segundo espectáculo, que es el más difícil de escribir, porque en el primero se ponen las entrañas, mientras que el segundo es un tema de trabajo. Brahim está en un momento de la vida en el que tiene ganas de refundarse, de renovarse, y eso precisa de una ruptura con la antigua forma de trabajar que tenía con su hermano, por lo que debe separarse de él y rodearse de un nuevo equipo. Por eso hemos llevado la historia en esa dirección.

El ritmo del film es muy acelerado a causa de las elipses. ¿Qué pretendías con esto?
Esa rapidez deriva de la manera en que hemos trabajado Rebecca y yo en la escritura. Estuvimos años escribiendo Jimmy Rivière, y esta vez, decidimos escribir rápido, sobre todo porque yo no había rodado en mucho tiempo; tardé bastante en recuperarme de mi primera película, que fue rechazada por la comunidad gitana, que es la mía. Esa cuestión de la traición, de la culpa, vuelve a aparecer en esta película. La idea inicial del film, la premisa que evoqué antes, es una situación simple, y solo había que desplegarla desde el principio hasta el final, separando todas las etapas por elipses bastante pronunciadas.

¿Cómo fue el paso a otro nivel en el reparto, con actores como Tahar Rahim, Roschdy Zem y Maïwenn?
Siempre siento la misma ansiedad al dirigir a un actor, sea profesional o no. Siempre es el mismo trabajo de reflexión, de cocreación del personaje. Pero en esta película, usar a actores más exitosos representaba la opción de acercarnos a la fábula sobre el éxito, a lo novelesco. Era interesante contar con actores que habían podido vivir de primera mano las cuestiones que aborda la película: el éxito, el entorno, la familia, la relación con los demás, todo lo que cambia cuando se triunfa.

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss