Tierra firme (2017)
La prière (2018)
Kissing Candice (2017)
L'Apparition (2018)
Gaspard va au mariage (2018)
Patser - Gangsta (2018)
Silent Night (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

email print share on facebook share on twitter share on google+

Xavier Giannoli • Director

"Un enigma inaprensible"

por 

- Xavier Giannoli desvela las claves de la investigación canónica protagonizada por Vincent Lindon y Galatea Bellugi en L’Apparition

Xavier Giannoli • Director
(© Shanna Besson)

L’Apparition [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Xavier Giannoli
ficha del filme
]
es el séptimo largometraje de Xavier Giannoli, un cineasta que se dio a conocer con Les Corps impatients en 2003 antes de competir en Cannes con Chanson d’amour [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
en 2006 y Crónica de una mentira [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
en 2009 y otras dos veces en Venecia con Superstar [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Xavier Giannoli
ficha del filme
]
en 2012 y Madame Marguerite [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Xavier Giannoli
ficha del filme
]
en 2015. Estuvimos con el realizador a pocos días del estreno en Francia de su película, organizado por Memento.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué le llamó la atención de las investigaciones canónicas como para hacer L’Apparition?
Xavier Giannoli: Sabía que existían. Había leído artículos y libros sobre el tema y sabía que era algo muy cerrado, misterioso, un tanto secreto. Me pareció apasionante descubrí en qué consiste exactamente una investigación que se parece a de un reportero o un detective en torno a un hecho supuestamente sobrenatural.

¿Qué investigaciones tuvo que llevar usted a cabo para tal propósito?
Necesito entrar en contacto con lo real, acumular mucho material, muchos hechos y testimonios, para anclar la historia, la narrativa, en una realidad documental. Las investigaciones canónicas se hacen con discreción y rigor. Tuve la oportunidad de acceder a interrogatorios de personas que afirmaban haber sido testigos de una aparición. En tales casos, el obispo  de la región es el único que puede decidir si es preciso ir más allá o no. Si estima que sí, cabe montar una investigación canónica para la que se reúne a quien se quiera: periodistas, médicos, curas, teólogos… Y se efectúan interrogatorios acerca de los hechos para tratar de evaluar su grado de verdad.

¿Por qué se decantó para el personaje principal por un corresponsal de guerra?
La función del periodista en la sociedad moderna es aportar imágenes y pruebas. Así, este personaje va a chocar contra su límite al sumergirse en un universo donde, precisamente, lo decible y lo probatorio no son lo más importante. Eso abría la investigación documental a otra dimensión: el personaje, además de entrar en contacto con la realidad, debía abrirse a un mundo interior. Todos los reporteros de guerra que he conocido están marcados por la locura del mundo y eso se les ve en los ojos. Me parecía interesante poner a un personaje así frente a frente con una joven de 18 años de una sinceridad indiscutible, algo pudorosa y sensible.

Ha volcado en su película un suspense casi policíaco.
Este hombre se queda porque le conmueve esta joven moderna, su emoción, su sinceridad, su modestia, su dignidad. Tenemos ganas de creerla pero, al mismo tiempo, lo que cuenta es increíble y un alma racional como la de un periodista de guerra no puede imaginarse eso. La caza por la verdad es central y quien dice investigación, dice suspense.

¿Se empeñó usted en mantener una cierta neutralidad a la hora de retratar el entorno religioso que rodea el fenómeno sobrenatural, en particular el “negocio” que aparece por medio?
Traté de ser justo. Efectivamente, alrededor de un fenómeno de aparición, puede haber un montón de cosas que rápidamente tendemos a caricaturizar: "hay negocio así que todo es una mentira para hacer dinero", "es una forma de locura, de idolatría". Pero puede haber también algo conmovedor, sensible y profundamente honesto. Después, que haya quien se aproveche para hacer de las suyas es lo mismo que con las ideas políticas o los productos financieros: es una actividad humana y puede tomar caminos delirantes. En la película, intento al mismo tiempo mostrar que eso existe, que puede haber alrededor de un fenómeno religioso, sea el que sea, una forma de idolatría y que, a la vez, espero, no se trata de mi visión, puesto que he querido adoptar un punto de vista crítico, ni tampoco se trata de acomodarme en la sátira, que odio (esa buena conciencia de lo más facilona desde la cual nos burlamos de las cosas y de la gente). Lo más importante es la emoción de esta joven honrada y decididamente enfocada hacia Dios. Ella constituye un enigma inaprensible para este periodista. Puede ser que ella mienta y es lo que nos preguntamos a lo largo de toda la película. Aunque ella mienta, su sinceridad y la emoción en su mirada siguen resultando fascinantes. ¿Cómo logra convencerse entonces hasta llegar a mentir sobre algo tan importante? Puede ser también que ella no mienta y entonces estaríamos ante uno de los mayores misterios de la humanidad. En ambos casos, esta investigación había de llevar a mi personaje hasta algo extraordinario. 

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

WBI Berlinale
Swiss Films Shorts
EFM_HOME

Follow us on

facebook twitter rss