En cuerpo y alma (2017)
The Square (2017)
Loving Vincent (2016)
A fábrica de nada (2017)
Soleil battant (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
Out (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

VENEZIA 2013 Settimana della Critica

email print share on facebook share on twitter share on google+

Zoran: Una comedia alcohólica

por 

- Un hilarante Giuseppe Battiston es el protagonista del debut del director Matto Oleotto

Zoran: Una comedia alcohólica

Zoran, il mio nipote scemo [+lee también:
tráiler
making of
entrevista: Matteo Oleotto
festival scope
ficha del filme
]
es una comedia con muchos grados de alcohol porque, ambientada en un pueblecito cercano a Gorizia, en el norte de Italia, el vino es uno de sus protagonistas. Ya desde la primera escena. En ella, Paolo Bressan (un hilarante Giuseppe Battiston), un bastardo sin corazón, juega a damas con un cliente de la hostería de Gustino (Teco Celio). Las piezas del juego han sido sustituidas por pequeños vasos de vino tinto y blanco. Quien se come la pieza se bebe el vasito.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Paolo, que trabaja en un comedor para ancianos a los cuales detesta y está perennemente sin dinero, sólo piensa en una cosa más allá del vino: su ex mujer Stefania (Marjuta Slamic), a la que querría reconquistar y a la cual roba de vez en cuando la ropa interior. Sin embargo, Stefania ahora está con el aburrido Alfio (Roberto Citran) y no quiere ni ver a Paolo. Su vida se mueve entre borracheras, con la policía siempre al acecho por conducción en estado de ebriedad. A un compañero que quiere dejar de beber, Paolo espeta: “Eres un borracho. Es lo único que te distingue. ¿Por qué quieres quitarte eso?”.

De repente irrumpe en su vida Zoran (Rok Prasnikar), de quince años, que ha heredado de una tía lejana eslovena. “Pero, ¿es tonto?”, pregunta Paolo al notario mirando al joven. De hecho, Zoran, del cual se convierte en tutor hasta que no sea admitido en un orfanato, es un poco raro. Habla italiano como si fuese un libro, porque ha aprendido esta lengua leyendo novelas de la posguerra, y es infalible con los dardos. Da casi siempre en el centro. Tras una prueba en un club de dardos esloveno, Paolo ve en ese talento una oportunidad de negocio que podría cambiar su vida. Este insoportable chaval medio autista del Este, que él sigue llamando Zagor, podría hacerle rico si ganase los 60.000 euros del premio principal del campeonato mundial de dardos de Glasgow.

Tras estudiar dirección en el Centro Sperimentale di Cinematografia de Roma, Matteo Oleotto, nacido en Gorizia, ha vuelto a su tierra natal con una historia bajo el brazo, basada en un adolescente esquivo con un gran talento para los dardos que conoció. Paolo, en cambio, es un destilado de los habitantes de una pequeña ciudad que se sueña con abandonar pero de la que se está orgulloso de quedarse.

Con una cámara que acompaña los personajes sin abalanzarse sobre ellos, envolviéndolos en una fotografía de luces tenues, Oleotto firma una comedia libre que escapa de la reglas y del ritmo que este género frecuentemente exige, sumergiéndonos en el pausado discurrir de la provincia friulana, punto de encuentro entre el mundo latinos, eslavo y germánico. 

Esta producción de Igor Princic para la italiana Transmedia en coproducción con la eslovena Staragara será distribuida en Italia a partir del 14 de noviembre por Tucker Film.

(Traducción del italiano)

Lee también

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss