The Square (2017)
The Erlprince (2016)
Grain (2017)
A Gentle Creature (2017)
Scary Mother (2017)
120 battements par minute (2017)
Western (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

BERLINALE 2014 Panorama

email print share on facebook share on twitter share on google+

Berlinale: Una impresionante revisión de la tragedia griega en Brides

por 

- La primera película de ficción de Tinatin Kajrishvili es un cuento emocional que acaba alcanzando el nivel de catarsis

Berlinale: Una impresionante revisión de la tragedia griega en Brides

La primera película de ficción de la georgiana Tinatin KajrishviliBrides [+lee también:
tráiler
entrevista: Tinatin Kajrishvili
ficha del filme
]
, que tuvo su estreno mundial en la sección Panorama de la Berlinale, puede convertirse tranquilamente en la In Bloom [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Nana Ekvtimishvili y Simon…
festival scope
ficha del filme
]
 de este año, en cuanto a los éxitos en festivales, pero como obra de arte, es incluso superior a la mayoría de lo que sale del panorama cinematográfico georgiano, de poca cantidad, pero mucha calidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La atractiva Nutsa (la debutante Mari Kitia), una costurera casi treintañera, se casa con su novio y padre de sus dos hijos Goga (el actor y director Giorgi Maskharashvili) en la cárcel, en donde cumple el cuarto año de una condena de diez por un crimen que no se especifica. Las nuevas reglas permiten finalmente a las mujeres visitar a sus compañeros tras una separación de cristal, durante una hora cada mes, pero solo si están casados.

En la primera de las veces, Nutsa lleva a la madre de Goga y a sus hijos. Su hija pequeña solo tiene un vago recuerdo de él, y para su hijo de nueve años, el respeto a su padre se basa en las mentiras; no extraña que los niños no quieran volver la próxima vez. Nutsa se inventa excusas para los niños, pero no es esto lo único que esconde de su marido. Mientras, ella ha conocido a un apuesto hombre, y Goga percibe que algo no está como debería tras una inoportuna llamada de teléfono.

Pronto, las reglas penitenciarias vuelven a cambiar, y a los prisioneros se les permiten 24 horas en privado con sus cónyuges. Cuando Nutsa aparece en el vestido que había llevado para su primer cita y la película entra en su acto final, somos testigos de uno de los segmentos más poderosos y emocionales de todo el programa de la Berlinale 2014.

Kajrishvili reduce perfectamente la estructura manteniendo fuera de la pantalla, pero no de la película, algunos de los eventos cruciales de cada acto. Esto le permite controlar el pathos para que la película se edifique hacia un final inesperadamente poderoso, a nivel incluso catártico. La tragedia de la Grecia antigua como forma narrativa y su impacto emocional no habían tenido una revisión moderna tan lograda en el cine en mucho tiempo.

Los actores son totalmente clave en conseguir este efecto, y tanto Kitia como Maskharashvili hacen un fantástico trabajo. La actriz debutante es la que muestra más emoción, aunque sin hacerla obvia, retratando un personaje roto entre el amor y la culpabilidad, la esperanza y la realidad. El actor tiene una tarea aún mas difícil. En cada una de las escenas que protagonizan las llamadas de teléfono entre la mujer y el marido, Kajrishvili muestra en pantalla a la primera, y le da al público el lado de la conversación del segundo solo a través del audio. La entonación que Maskharashvili consigue a la perfección en estos intercambios se complementa luego con su despliegue emocional, cuando el efecto que acumula llega más tarde con una fuerza exponencialmente elevada.

La ambientación y la fotografía de Goga Devdariani (que filmó el año pasado A Fold in My Blanket, que pasó injustamente desapercibida) de los decrépitos interiores de la cárcel y los apagados barrios donde habitan no fuerza la pobreza de los personajes; su problema no es el dinero, sino algo mucho más importante. Sin la dimensión social, se convierte en un puro drama humano.

Esta nueva incorporación a lo que puede incluso llamarse “nueva ola georgiana” es también su mejor producto, y merece ser visto por un público mayor que el del circuito de festivales.

Producida por las compañías basadas en Tiflis Gemini y Millimeter Film, y la francesa Ad Astra FilmsBrides había sido presentada en el mercado de coproducciones del Festival de Cine de SarajevoCineLink, y When East Meets West en Trieste. Rezo Films se ocupa de las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

Lee también

Sarajevo Report
Locarno Report
Midpoint TV
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss