Thelma (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

LOCARNO 2014 Competición

email print share on facebook share on twitter share on google+

Perfidia: el mal de vivir

por 

- La película con la que Bonifacio Angius compite por el Leopardo de Oro de Locarno es un viaje en el vacío de una serie de vidas no vividas

El término que reverbera en la rueda de prensa es “malestar”. Muchos críticos opinan que eso es lo que provoca la visión de Perfidia [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, película italiana dirigida por Bonifacio Angius y presentada a concurso en el 67° festival de cine de Locarno. Gracias a Dios (a la sazón uno de los protagonistas del largometraje), los disturbios que golpean a los espectadores no dependen de la calidad de la obra sino de la intención precisa del director de mostrar algunos de los vasos conductores fundamentales de nuestro tiempo: la soledad, la “tranquila desesperación” de una generación que ya no sabe vivir, la deriva del conflicto entre padres e hijos y un tejido social, el italiano, ajironado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tras la muerte de su mujer, Peppino se ve obligado a descubrir quién es esa persona con quien comparte tejado y que es su hijo. A sus 35 años de edad, Angelo transcurre sus días vacíos en un insignificante bar de la periferia; no tiene trabajo ni amigos y sueña con el amor o, por lo menos, con lo que él cree que debe de ser una relación entre un hombre y una mujer.

Peppino nunca ha mostrado interés por el hijo y ahora, consciente de que no le queda mucho tiempo de vida, trata de recuperar torpemente ese papel de padre que nunca ha desempeñado. 

La película, interpretada con admirable eficacia por Stefano Deffenu (Angelo) y Mario Olivieri (Peppino), se encuadra en un marco cultural profundamente italiano: un laicismo católico que impregna la pueril visión del mundo de Angelo y el desenvolvimiento pillo de Peppino “Gengis Khan”, hecho a base de clientelismo y mezquindades.

“Como un niño privado de medios para descifrar la realidad, Angelo se agarra a una lectura simplificada de la vida: la clara contraposición entre el bien y el mal de raíz católica”, explica el director Bonifacio Angius. Además, la palabra de Dios es el verdadero sonido de fondo de toda la obra: Peppino tiene siempre a mano Radio Maria, una letanía permanente que interpreta en clave católica los pasajes narrativos clave del film. 

Perfidia es un viaje en el vacío de las vidas no vividas, y el vacío no puede menos que provocar desazón y malestar.

(Traducción del italiano)

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss