Sage Femme (2017)
El hijo de Bigfoot (2017)
The Party (2017)
Western (2017)
Que Dios nos perdone (2016)
El otro lado de la esperanza (2017)
Out (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

RÓTERDAM 2015 Competición

email print share on facebook share on twitter share on google+

La obra del siglo: un peso pesado de la nueva ola sudamericana

por 

- Una exploración de la vida después del comunismo en Cuba a través de la observación de la primera planta de energía nuclear del país, que nunca se llegó a terminar

La obra del siglo: un peso pesado de la nueva ola sudamericana

La obra del siglo [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Carlos M Quintela se refiere a lo que un día fue el "mayor" proyecto social cubano. Se trata de la construcción de la primera planta de energía nuclear del país, llamada Ciudad Nuclear porque a su alrededor se erigió una ciudad entera (a escala comunista). Avanzamos hasta el año 2012 y nos encontramos con una gigantesca estructura abovedada inacabada y abandonada. La aún existente Ciudad Nuclear sigue allí pero está inerte. Allí encontramos a Otto, Leo y Rafael, tres generaciones de la misma familia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Otto, el genial abuelo gruñón, se pregunta en un momento dado, en un gesto brillante, qué pasó con todas las grabaciones de las televisiones nucleares de la zona. Al parecer cayeron en manos de Quintela. El director toma prestado su título de uno de las cintas de la estación e incorpora parte del metraje a su película. Estas archivos presentan de manera aleccionadora los sueños que Cuba tuvo una vez contrastados con las cáscaras huecas que son ahora.

Las tomas modernas de Quintela está filmadas en un blanco y negro cristalino, respondiendo así astutamente a varias tendencias actuales. Su largometraje se posiciona junto al del debut mexicano en blanco y negro Güeros, del también emergente Alonso Ruizpalacios. Juntos, parecen como una nueva ola oscura y sardónica dispuesta a hacernos observar sus temas serios y su deslumbrante chiaroscuro.

La obra del siglo se hace eco una serie de títulos europeos muy estilizados como Ida [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Pawel Pawlikowski
entrevista: Pawel Pawlikowski
ficha del filme
]
, de Pawel Pawlikowski o In the Crosswind [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Martti Helde
entrevista: Martti Helde
ficha del filme
]
, de Martti Helde, películas que utilizan el blanco y negro para expresar conceptualmente la opresión del comunismo. Quintela hace suyo este recurso al aplicarlo a la vida de después del comunismo (desde los años 1980 hasta nuestros días), subrayando admirablemente la inmovilidad de Ciudad Nuclear. A esto opone drásticamente  imágenes en color como las grabaciones en alta definición de las Olimpiadas de Londres de 2012, una ciudad profundamente capitalista en la que el natural de Ciudad Nuclear Robeisy Ramírez ganó como boxeador.

Quintela combina de esta manera fondo y forma con gran acierto. Los personajes se refieren a su ciudad como una ciudad fantasma, un lugar perdido en un limbo en blanco y negro. La película también alterna entre el plano de los tres hombres y el de una carpa dorada, dejando claro el paralelismo: tanto el pez como el hombre parecen atrapados en una pecera a la que deben luchar por insuflarle vida.  De la misma manera, la película tiene un constante latido de fondo, transmitiendo la frustración prácticamente radioactiva que emana del incompleto mastodonte que domina el horizonte.

Las escenas de la película aparecen muchas veces incompletas o vacías y ese es precisamente su objetivo. Cuba planeó en su momento construir 20 centrales nucleares, así que si la película no consigue progresar completamente es para criticar el fracaso del país en esa primera misión. Lo que le da su grandeza es la ligereza sudamericana con la que Quintela trata el tema. Un ejemplo elocuente sería la escena en la que las tensiones entre los tres hombres estallan. Se encuentran en el vestíbulo, cada uno llevando una perezosa erección, como si fueran los tres mosqueteros. Es una escena de una comicidad exquisita.

La obra del siglo está coproducida por la compañía alemana Raspberry & Cream, vendida por m-appeal y merece ser ampliamente distribuida.  

(Traducción del inglés)

Lee también

Film Business Course
WBImages Locarno
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss