Spoor (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
The Square (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

FESTIVALES Suiza

email print share on facebook share on twitter share on google+

El intrigante drama psicológico Dawn llegará pronto a los cines suizos

por 

- Romed Wyder vuelve al ruedo con un intrigante, espeluznante y lúcido viaje por la mente de un joven terrorista sionista

El intrigante drama psicológico Dawn llegará pronto a los cines suizos
Jason Isaacs y Joel Basman en Dawn

Después de esperar más de un año desde su estreno mundial en las Jornadas de Soleura de 2014, Dawn [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
llega por fin a los cines suizos, el 29 de abril en los de la zona francófona y el 10 de junio en los de la germanófona. Una década después de Absolut, Romed Wyder regresó tras la cámara para realizar un intrigante largometraje en el que viaja, arrojando a su paso tanto miedo como lucidez, a la mente de Elisha (encarnado por un estupendo Joel Basman), un joven terrorista sionista devorado por la duda y perdido en los fantasmas de un pasado omnipresente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Dawn es la adaptación cinematográfica de la novela L’Aube, de Elie Wiesel, quien sobrevivió milagrosamente a los campos de concentración nazis. Como afirmó el propio Wyder, lo que llamó su atención desde el principio fue la necesidad que sintió un premio Nobel de la Paz de escribir una historia centrada en los estados de ánimo de un “aprendiz” de terrorista, un hombre que elije la violencia como única arma y vía de escape. Esta ambigüedad, el deseo de ponerse en la piel del enemigo, de ese alter ego oscuro que nos espía sin descanso, late a lo largo y ancho de la película del director romando y se transforma en momentos suspendidos entre un pasado abominable y un futuro tan alentador como incierto.

Con su último largometraje, Romed Wyder nos devuelve a un momento histórico que a menudo se olvida: el de la Palestina bajo el gobierno británico, donde la resistencia armada sionista combatía al intruso con todas las armas que tenía a su disposición para acelerar la creación del tan deseado Estado hebreo. Dawn relata la historia de cinco terroristas sionistas encargados de detener y asesinar a un oficial británico en el caso en que el ejército inglés decidiera ignorar sus exigencias ejecutando a uno de los miembros de su guerrilla, hecho prisionero. Desde el principio, se ven bastante claramente la sutilidad de las posibilidades de éxito de una empresa tal. La cuestión central del film se traslada, en efecto, casi inmediatamente del plano narrativo al psicológico. Confinados en un espacio limitado, a la espera del veredicto (al salir el sol), los cinco protagonistas de Dawn desvelan a su pesar, en un crescendo constante e imparable, las grandes zonas de sombra que rodean su existencia.

Partiendo de un retrato conjunto que se parece a una macabra alegoría, Wyder se concentra progresivamente en los estados de ánimo de Elisha, que, después de sobrevivir a los campos de concentración de los nazis, se convirtió, quizá contra su voluntad (ésta es precisamente la pregunta principal del film), en un terrorista. Nombrado el encargado de matar al oficial británico, Elisha se encierra cada vez más en el horror que puebla su cabeza. Las dudas, los remordimientos, la rabia y, al mismo tiempo, la necesidad de sentirse nuevamente vivo parecen confundirse en su mente como petardos sin rumbo. ¿Cómo pensar, cómo razonar cuando el mundo alrededor de nosotros ha perdido toda consistencia? ¿A qué puede uno agarrarse una vez que nuestra patria, nuestra familia y nuestros orígenes se volatilizaron? ¿La necesidad de reinventarse en un futuro es lo suficientemente fuerte como para transformar a una víctima en verdugo? Estas son las cuestiones latentes de la película de Wyder, cuya representación de un momento histórico bien concreto se transforma poco a poco en una reflexión universal.

Las imágenes de archivo al final de la película, que desde la fundación del Estado de Israel nos llevan hasta la construcción del muro de separación israelí son, en este sentido, emblemáticas. Sin caer en ningún instante en la retórica, Wyder nos lleva sencillamente a la complejidad de una situación que parece interminable: la liberación y la opresión como dos caras de la misma moneda terrible. Un film lúcido y fuerte que merece presentarse ante los ojos del gran público.

Dawn es una coproducción entre Suiza, Israel, Alemania y Reino Unido. Su agente de ventas es Dschoint Ventschr Filmproduktion.

(Traducción del italiano)

Astra
EPI Distribution
LIM
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss