Spoor (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
The Square (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

SARAJEVO 2015 Competición

email print share on facebook share on twitter share on google+

Our Everyday Life hace honor a su título

por 

- La única película bosnia en la competición de largometrajes del festival de Sarajevo trae a una nueva directora a la palestra

Our Everyday Life hace honor a su título

El único largometraje bosnio presentado a concurso este año en el festival de cine de Sarajevo, Our Everyday Life [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Ines Tanović
ficha del filme
]
, trae a una nueva directora a la palestra. La ópera prima de Ines Tanović como guionista y realizadora después de haber tomado parte en la producción colectiva Some Other Stories [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
y en otros documentales dedicados a temas relacionados con la guerra en Bosnia (el más notable de ellos, A Day on the Drina,triunfó en la competición regional de ZagrebDox en 2012) es una historia totalmente diferente. Aunque no aborda la guerra directamente, es casi imposible realizar una película bosnia desconectada por completo de la guerra y sus consecuencias permean en todos los aspectos de la vida.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Our Everyday Life relata la historia de una familia de clase media de Sarajevo. Saša (el actor serbio Uliks Fehmiu, más conocido por Redemption Street [+lee también:
tráiler
entrevista: Miroslav Terzić
festival scope
ficha del filme
]
y White White World [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), es un hombre que apura la treintena y que regresa a casa de sus padres tras divorciarse de una mujer croata llamada Nina (Nina Violić). Su padre, Muhamed (Emir Hadžihafizbegović), dirige una empresa que está a punto de ser privatizada y el joven y ambicioso Damir (Goran Bogdan) quiere deshacerse de él, pues lo considera una reliquia del pasado que impide la apertura de la estructura al capitalismo liberal más crudo y floreciente.

La madre de Saša, Marija (Jasna Ornela Bery), es una ama de casa que no tarda en descubrir que tiene un nódulo en el pecho y que este bulto es fruto de un cáncer. Su hija, Senada (Vedrana Seksan), es una motorista y diseñadora que vive en Eslovenia con su novio y que espera un hijo.

Ningún miembro de la familia tiene graves problemas psicológicos; incluso la enfermedad de Marija se presenta como parte de la vida, no como la tragedia que al principio perciben Muhamed y Saša. Pero nadie está feliz. Saša se las ve y se las desea para encontrar un trabajo; Muhamed está amargado por su trabajo y lo paga con su mujer y con su hijo, y Senada echa desesperadamente de menos a su familia a pesar de su “estado de gracia”.

Todos ellos consiguen encontrar consuelo en cosas pequeñas. Saša se cruza con una antigua amiga de la escuela y empieza un romance con ella. Marija se dedica a las tareas de casa, sumergiéndose en una actividad completamente innecesaria como lo es pintar las paredes, lo que la distrae de su enfermedad. Muhamed se pasa días enteros en la barbería que regenta un amigo suyo, comiendo carne y bebiendo rakija a pesar de su diabetes, y se divierte imaginando su jubilación prevista para dentro de tres años.

Padre e hijo no se llevan especialmente bien: Muhamed cree que Saša “no ha hecho nada con su vida y echa la culpa a un desorden de estrés postraumático”. Sin embargo, el problema de salud de Marija los acerca.

En el reparto, que hace un trabajo más que correcto, destaca por completo la figura de Fehmiu. Su interpretación del hijo desencantado pero afectuoso es poderosa. Hadžihafizbegović y Bery, caballos de batalla del cine bosnio, muestran su solidez habitual. El trabajo del fotógrafo más competente de Bosnia, Erol Zubčević,encaja de forma impresionante con los escenarios, eminentemente interiores, dando lugar a composiciones perfectas.

Ésta es una verdadera historia de vida cotidiana, sin tragedias profundamente dramáticas o estados de ánimo exacerbados hasta la histeria. Es una película realista que con amor retrata una parte de la sociedad bosnia que pocas veces se presenta en la gran pantalla, al contrario que el cine que aborda la pobreza y la tragedia.

Our Everyday Life es una coproducción de Dokument Sarajevo, la croata Spiritus Movens y la eslovena Studio Maj

(Traducción del inglés)

Lee también

Astra
EPI Distribution
LIM
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss