Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

VISIONS DU RÉEL 2016

email print share on facebook share on twitter share on google+

Raving Iran: la música como acto de rebelión

por 

- La película de Susanne Regina Meures, estrenada a escala mundial en el Visions du Réel en la sección Helvéticos, nos lleva lejos, a un territorio en el que la música rima con la libertad

Raving Iran: la música como acto de rebelión

El primer largometraje de Susanne Regina Meures, Raving Iran, estrenado a escala mundial en el festival Visions du Réel de Nyon, concretamente en la sección Helvéticos, es una fábula con un regusto amargo, una especie de viaje a las profundidades de una sociedad, la iraní, que ya no deja espacio a sueños o deseos. Anoosh y Arash son los protagonistas de este viaje intenso y conmovedor a su tierra natal, Irán, un país que los empuja a un desarraigo forzado en nombre una libertad tal vez utópica. Su pasión es la música house, un medio que les permite dar rienda suelta a su profundo malestar, a dar respuestas a unas ansias de libertad que no hacen más que crecer. Organizar una rave en Teherán representa el camino del combatiente: todo debe permanecer en el más riguroso secreto; cualquier paso en falso puede resultar fatal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Raving Iran recuerda por momentos al cine de espías, en el que la paranoia toma la delantera y el precio de la libertad suele ser demasiado alto. ¿Cómo hacer para sobrevivir y mantener la propia individualidad en un país que somete todo a un férreo control? ¿Tiene sentido todavía hablar de “juventud” en una ciudad que ya ha perdido toda su energía vital? Para escapar del opresivo control de las fuerzas del orden, Anoosh y Arash deciden dejar el país, pero nada ni nadie los ha preparado para lo que les espera: un desarraigo cultural y familiar profundamente doloroso. La ocasión para poner en práctica su plan de fuga se presenta casi de manera inesperada, en el momento en que la resignación parecía anegarlo todo. Los organizadores de la famosa Streeparade de Zúrich, uno de los mayores festivales de techno del mondo, los invitan a Suiza para dar un concierto que, para ellos, es sinónimo de esperanza. Displicencia.

Susanne Regina Meures filma la juventud muy de cerca, como si quisiera desvelar los secretos más profundos de ella. Las escenas, a menudo capturadas con un móvil por motivos de seguridad, son directas y “rudas”, casi brutales en su urgencia. La intimidad de los dos protagonistas se mezcla de forma sublime con la búsqueda del éxtasis colectivo (a través de las fiestas de rave clandestinas) en un ir y venir constante entre la realidad y el sueño. El único momento en que Anoosh y Arash logran vivir libremente su juventud es en el escenario, con el ritmo de la música electrónica. Esto se convierte en sinónimo de libertad y sana rebelión, en el único medio para expresar un mundo interior en ebullición. Susanne Regina Meures traduce este mundo suspendido entre la ilusión y la realidad a través de las imágenes hipnóticas de los cuerpos que se abandonan totalmente a la música, como fruto de un exorcismo liberatorio.

Los protagonistas de Raving Iran resisten a la nada, a una sociedad que los preferiría dóciles y sumisos, como buenos soldaditos. La suya es una búsqueda constante de apertura hacia el mundo y hacia un futuro en el que la libertad de expresión es soberana. Anoosh y Arash están hambrientos de vida, quieren hincar el diente ávidamente en su juventud, cueste lo que cueste. La directora consigue capturar los momentos clave, emotivamente difíciles, que los llevan a esa huida de su país. Los protagonistas de su obra no son superhéroes temerarios, lo que los hace extremadamente humanos. Sus dudas, sus miedos y las numerosas veces que se cuestionan a sí mismos (¿qué les depara el futuro?) forman parte de su aprendizaje de la vida, de su proceso de emancipación tanto de un país que los ha visto nacer pero no quiere verlos crecer como de una sociedad que no tolera ninguna forma de “diferencia”. Una película hipnótica.

Raving Iran tiene como agente de ventas internacionales a Rise And Shine World Sales.

(Traducción del italiano)

Lee también

Warsaw
EPI Distribution
LIM
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss