Makala (2017)
The Square (2017)
120 battements par minute (2017)
You Were Never Really Here (2017)
In the Fade (2017)
The Killing of a Sacred Deer (2017)
Jeune femme (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

CANNES 2016 Competición

email print share on facebook share on twitter share on google+

The Salesman: lo mejor es enemigo de lo bueno

por 

- CANNES 2016: El cineasta iraní Asghar Farhadi firma una nueva joya narrativa sobre el pequeño teatro de lo humano, producida por Memento Films

The Salesman: lo mejor es enemigo de lo bueno
Taraneh Alidoosti y Shahab Hosseni en The Salesman

Dotado de una capacidad de observación excepcional para captar las diferentes facetas de una misma situación en sus dimensiones humanas más ordinarias, a la cual suma un dominio formidable de sus desarrollos a través de la escritura del guión, el cineasta iraní Asghar Farhadi ha vuelto a desmostrar una gran agudeza en The Salesman [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, presentada en competición en el 69º Festival de Cannes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

De vuelta en su país tras la aventura exitosa de rodar un film francófono (El pasado [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), lo cual le valió en 2013 su primera selección en la sección principal de Cannes (que se saldó con el premio a mejor actriz), el director ha elegido en esta ocasión explorar las consecuencias de tomarse la justicia por mano propia en la zona gris en la que se confunden el deseo de vengarse y la intención de enderezar las cosas, de construir algo nuevo. Y no es por casualidad que Emad (Shahab Hosseni) y Rana (Taraneh Alidoosti), la pareja protagonista del film, pertenezcan a un grupo de teatro que ensaya Muerte de un viajante, de Arthur Miller, una obra que ilustra el poder del destino ante la voluntad de seguir luchando y que aborda, entre otros motivos, la cuestión de la mentira y el hecho de que cada uno es parcialmente responsable de lo que le pasa. Una puesta ante el espejo del pequeño teatro que es la vida y de la influencia de las circunstancias exteriores sobre la percepción interior que Asghar Farhadi opera con una exquisita finura bajo el aspecto aparentemente simple de un evento perturbador y de una serie de malentendidos en la que cada personaje cree hacer lo correcto y acaba viendo como la situación se vuelve en su contra.

Obligados a dejar a toda prisa su piso cuando unas obras dañan los cimientos del edificio en el que viven, abriendo grietas en las paredes y poniendo todo el edificio en peligro de derrumbe (una situación provocada por la acción humana y no por la naturaleza, como imaginan al principio los residentes, atemorizados ante la idea de un terremoto), Emad y Rana, una pareja de treintañeros sin hijos, están en la calle. Abandonando pronto la idea de recurrir a medios legales para recuperar el depósito, aceptan la propuesta de uno de sus compañeros del grupo de teatro, que quiere ayudarles y tiene un apartamento vacío, un golpe de suerte en una ciudad tan superpoblada como Teherán. Pero la anterior inquilina ha dejado inoportunamente varios efectos personales, así como una reputación que hará a Rana víctima de un incidente. Herida en la cabeza y traumatizada hasta el punto que no quiere quedarse sola, ella guarda silencio sobre lo que ha pasado exactamente en el cuarto de baño, ese día en el que abrió la puerta de la casa por error (creyendo que era su marido el que volvía) a un desconocido que se dió a la fuga, dejando tras de sí las llaves de su coche, dinero y un móvil.

Cuando su mujer se niega a poner denuncia (por vergüenza) y trata de superarlo a su manera (solo cuidar al hijo de una amiga le devuelve un poco de confianza), Emad encuentra el vehículo abandonado en el barrio, una camioneta de panadería, pero su deseo de venganza guarda varias sorpresas, afectando la relación de la pareja, tanto en la vida privada como en el escenario, donde ensayan cada día... Una cadena de eventos en la que cuestiones morales delicadas (Emad también es profesor en el colegio y su comportamiento es cada vez menos ejemplar, por ejemplo) y múltiples niveles de interpretación ocultos son abordados con una excepcional sutileza por Asghar Farhadi, que una vez más ha trabajado junto a la productora francesa Memento, que se encarga igualmente de las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

Lee también

Producers on the Move
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

Filmitalia Cannes 2017