Sieranevada (2016)
Tom of Finland (2017)
Barrage (2017)
Verano 1993 (2017)
The Nile Hilton Incident (2017)
Lady Macbeth (2016)
Reparar a los vivos (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

LOCARNO 2016 Cineastas del Presente

email print share on facebook share on twitter share on google+

I Had Nowhere to Go, un viaje radical que rebasa las fronteras del cine

por 

- LOCARNO 2016: El célebre y controvertido artista escocés Douglas Gordon presenta en primicia mundial su última película en la sección Cineastas del Presente

I Had Nowhere to Go, un viaje radical que rebasa las fronteras del cine
Jonas Mekas en I Had Nowhere to Go

I Had Nowhere to Go, último trabajo del multipremiado artista Douglas Gordon (ganador del famoso Premio Turner en 1996), apuntala la subversión y la solidaridad en la sección Cineasti del Presente del Festival de Cine de Locarno

Muy subversivo y solidario es también el gran Jonas Mekas, protagonista de I Had Nowhere to Go, una especie de viaje onírico —aunque de rabiosa actualidad— al mundo interior de un hombre que ha vivido mil vidas diferentes y que ha sobrevivido, milagrosamente, cada una de ellas. Jonas Mekas no solo es el "padrino del cine de vanguardia norteamericano", ante todo es un hombre que tuvo que huir de su país, Lituania, a causa de la guerra. Es un hombre que ha pasado toda su vida en un estado de exilio permanente, un eterno extranjero, tratando de encajar pero sintiéndose orgulloso de ser diferente. El cine es el único campo en que se ha sentido realmente como en casa, y por eso él es especial, radical, una rara avis.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

"El film no contiene imágenes, no es un error que solo podáis ver una pantalla negra". Con esta especie de desafío presenta Douglas Gordon la película, como tratanto de ponernos a prueba. I Had Nowhere to Go es una película sobre Jonas Mekas, pero también es sobre todos los refugiados, exiliados y viajeros forzosos que habitan nuestro planeta. Algunos logran reencauzar sus vidas, asumiendo su lugar de exilio como su nueva patria, mientras que otros experimentan la soledad y melancolía de una vida cuyos días están formados por recuerdos. Como Mekas, estos individuos han conseguido huir de la guerra: sus cuerpos están a salvo, pero sus mentes luchan por curarse. 

Gordon retrata la vida de Mekas en la pantalla, y Mekas vive en sus palabras, a través de imágenes, o más bien, de la ausencia de imágenes. Como dice el director, "una de las cosas más importantes sobre Mekas es que él no influencia, sino que habita. Habita el cine, habita la escultura, habita la vida". I Had Nowhere to Go se fija el objetivo de contar la historia de un hombre que hizo del arte su razón de ser. La película comienza con una secuencia breve pero de una fuerza increíble en la que Mekas cuenta una historia como si estuviera hablando directamente con nosotros, en tanto  espectadores y confidentes. El resto de I Had Nowhere to Go está dominado por la oscuridad de una pantalla negra —exceptuando algunos breves estallidos de color y algunas secuencias cortas en torno a momentos del día a día y un chimpancé solitario— que se convierte, a medida que avanza el film, en nuestra clarividente compañera en una experienca cinematográfica radical y a todas luces extraordinaria. La voz, poderosa y reconfortante, de Mekas —a pesar de la gravedad de la historia— nos guía y nos permite imaginar su vida. Al espectador no le afectan las imágenes (que casi están del todo ausentes), sino que es libre de "ver" las palabras de Mekas usando su propia imaginación. El cine es desmontado, reducido a su esqueleto y privado de su propia esencia, la imagen, sin que ello produzca un resultado menos poderoso o significativo, sino todo lo contrario. I Had Nowhere to Go es una experiencia personal, íntima y radical que sin embargo compartimos con los otros espectadores. El teatro está lleno de miles de imágenes diferentes —imágenes que perviven en la mente del espectador— que toman forma a partir de las palabras de Mekas. Gordon nos lleva de la mano, guiándonos a través de una experiencia multidisciplinaria que rebasa los límites de lo que habitualmente llamamos "cine". El viaje es tal que lo recordaremos durante muchísimo tiempo.

I Had Nowhere to Go ha sido producida por Olddognewtricks y Moneypenny Filmproduktion.

(Traducción del italiano)

Lee también

Emilia Romagna_site ES
Film Business Course
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss