Glory (2016)
Waves (2016)
María (y los demás) (2016)
Los exámenes (2016)
United States of Love (2016)
Personal Shopper (2016)
Zoology (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

LOCARNO 2016 Semana de la Crítica

email print share on facebook share on twitter share on google+

Cahier africain: una espiral de vida empapada de dignidad

por 

- LOCARNO 2016: Heidi Specogna abraza la cámara para luchar conjuntamente con quienes no tienen otra arma que el coraje de esperar todavía un futuro posible

Cahier africain: una espiral de vida empapada de dignidad

Fiel al instinto que a menudo la ha llevado a hablar de temas incómodos, arrojando luz sobre una violencia que ya es casi banal, surrealista de lo lejos que parece de nuestra vida cotidiana, la documentalista suiza Heidi Specogna vuelve a mancharse las manos en Cahier africain [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, obra de una belleza aterradora proyectada en el marco de la Semana de la Crítica del 69º festival de cine de Locarno. Las primeras palabras pronunciadas en la cinta, a cargo de una voz en off grave y calma, podrían resumirla enteramente por sí solas. A la pregunta de traducir el título de su documental en inglés, la directora responde que el “cahier africain” (cuaderno africano) de que habla podría definirse como un “empty book you feel instead of fill” (libro vacío que uno siente en lugar de llenar): un juego de palabras (feel/fill) que da a entender hasta qué punto esto constituye un personaje en la película, un ser imperfecto y tembloroso que contiene en sus entrañas el dolor de todo un pueblo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cine Iberoamericano Int

Cahier africain comienza con el encuentro (por parte de la directora) de un pequeño cuaderno lleno de testimonios, increíblemente valientes, de trescientas mujeres y hombres de África central que describen la violencia sufrida por parte de los mercenarios congoleses durante el conflicto armado de 2008. Un testimonio increíble, nacido de la necesidad visceral de gritar la rabia de cuantos sobrevivieron a una furia innombrable. Un documento que, como dice la propia directora, no ha dejado de perseguirla. Debido a la inestabilidad de un país imprevisible y cruel, el “cahier” nunca llegó a su puerto: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, donde habría debido presentarse. Así que le ha tocado a la directora dar voz y, sobre todo, cuerpo a un documento que rezuma humanidad, sembrado de inesperados y potentes pedazos de dignidad. Cahier africain es tanto más importante si pensamos que justo cuando las víctimas de tantas atrocidades pensaban haber superado finalmente el infierno con el final del conflicto armado, una enésima guerra estalló, devolviendo a la luz las angustias de siempre. Si la paz no puede vivirse con los pies en la tierra, una tierra enrabietada y enloquecida, no resta sino tratar de encontrarla en el propio corazón. La esperanza es la única arma que les queda.

La última película de Heidi Specogna habla literalmente a través de sus imágenes (los travelings sobre los rostros de las víctimas hacen eco de los rostros de los soldados, hermanados todos ellos por una desesperación que no deja espacio a la humanidad) de una belleza triste y desesperada. Sin caer nunca en el sentimentalismo, la directora retrata el día a día de sus protagonistas con brochazos de esperanza (los colores de sus vestidos, una sonrisa robada, el modo en que las víctimas acarician sus fotos en el “cahier”). Porque la vida continúa, a pesar de todo, y el dolor anida en lo profundo de los ojos de quien lo ha vivido en carne propia. Como el frágil refugio que se ve al final de la película, preparado para acoger cualquier imprevisto, los personajes de la cinta siguen resistiendo milagrosamente la intemperie de la vida. Cahier africain les ha devuelto un rostro, una dignidad que demasiado a menudo se diluye aparentemente en el mar de informaciones superficiales que recibimos de los medios. Tragedias con las que nos indignamos viviéndolas, sin embargo, como infiernos lejanos, horrores atenuados por una cómoda pantalla televisiva. Heidi Specogna hace pedazos esta pantalla para darnos a entender hasta qué punto la vida tiene el mismo valor en todas partes. Una película terrible y poética que requiere de un coraje extremo.

Rushlake Media es la agente de ventas internacionales de la cinta.

(Traducción del italiano)

Lee también

Seneca's Day Lithuania
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

Home Sweet Home