Tarde para la ira (2016)
Orpheline (2016)
Félicité (2017)
Paris La Blanche (2016)
Waldstille (2016)
The Other Side of Hope (2017)
Noces (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

LOCARNO 2016 Competición

email print share on facebook share on twitter share on google+

Jeunesse: la gloriosa epopeya de un hombre corriente

por 

- LOCARNO 2016: El primer largometraje de ficción de Julien Samani nos lleva al mar, a bordo de una inmensa embarcación imaginaria en la que la idea misma de humanidad se somete a examen

Jeunesse: la gloriosa epopeya de un hombre corriente
Kévin Azaïs en Jeunesse

Tras el documental La peau trouée, retrato magistral de pescadores de tiburones en Irlanda que data del 2004, el director francés Julien Samani ha decidido echar amarres una vez más a bordo de una embarcación inmensa, poblada de personajes tan etéreos como carnales, serenos como violentos, en su primer largometraje de ficción, titulado Jeunesse [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y presentado a concurso en el 69º festival de cine de Locarno.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Zico (Kévin Azaïs), el protagonista, ya no soporta su vida cotidiana, estancada en la monotonía y en la excesiva tranquilidad de Le Havre. Sus sueños lo empujan lejos, muy lejos; por ello, decide embarcarse en un viaje hacia una meta incierta en lo geográfico y de profundo valor simbólico. El viaje como símbolo de renacimiento y de búsqueda de uno mismo es un leitmotif perpetuo en cuyo caso cuenta, más que el destino, la intensidad del momento presente. El mar, espejo infinito donde encontrar el propio yo profundo, es el marco (y la prisión) de una aventura humana impactante durante la que perderse para después encontrarse. El viaje permitirá a Zico enfrentar sus propios miedos. Las tensiones continuas con el resto de los marineros: el inestable y misterioso capitán, al que da vida Jean-François Stéverin; su fiel segundo de a bordo, encarnado por Samir Guesmi; el juglar de corte Moctar (Lazare Minoungou). Además, las continuas averías pondrán en serio peligro sus sueños de evasión. Comienza, así, una incansable lucha contra la adversidad de la naturaleza y, sobre todo, contra el lado oscuro de los seres humanos. “Homo homini lupus” (“el hombre es un lobo para el hombre”) es el mantra que acompaña el cargo que sale de Le Havre, una especie de refugio del mundo pero también una arena donde combatir por la supervivencia.

Julien Samani nos propone una relectura en clave moderna, misteriosa y aventurera de Joseph Conrad, una especie de homenaje cinematográfico a un escritor y a una novela (Juventud) que Samani amó profundamente. “La literatura me nutre”, afirma el director francés, que decide, por primera vez, dejar el mundo del cine documental para embarcarse en la ficción. Ya en sus primeras películas se intuía un deseo de evasión, una voluntad de alcanzar el confín entre la realidad y la ficción. En el caso de Jeunesse, el misterio, el onirismo, aparece encerrado en la nave que conduce a los protagonistas hacia una África soñada, irreal y potente. La suya es una epopeya simbólica en la que el mar se hace metáfora de su transformación personal y el interior laberíntico y claustrofóbico del monstruo de acero, el reflejo de sus tormentos más profundos. Zico debe pelear por mantener el equilibrio en la frontera entre dos mundos: la inocencia plácida de sus sueños y la confrontación, dura y violenta, con una realidad brutal donde reina la ley del más fuerte.

Jeunesse, al igual que sus anteriores películas, aparece poblada exclusivamente de hombres que luchan contra una naturaleza despiadada e indomable. Un universo masculino, en fin, donde el mito del superhombre deja espacio a un mundo hecho de emociones exacerbadas, sueños hechos polvo y sensualidad. La cinta está como encerrada en una dimensión onírica que se impone a la narración. El viaje no es más que el pretexto para hablar de los sentimientos más profundos que animan a los personajes, en particular a Zico. La música de Ulysse Klotz (compuesta a cuatro manos junto con el director), seductora como el canto de una sirena, acompaña con clase las imágenes, a menudo grandiosas en lo estético, vistiéndolas con una pátina tan áspera como melódica. Un film poético e imprevisible como el propio mar. 

Jeunesse es una producción de Alfama Films en coproducción con Leopardo Filmes. Alfama Films gestiona sus ventas internacionales.

(Traducción del italiano)

Lee también

Bridging the Dragon
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

CASI HECHO Home