La Fille inconnue (2016)
Il più grande sogno (2016)
El rey de los belgas (2016)
Los exámenes (2016)
Ma vie de courgette (2016)
O ornitólogo (2016)
El porvenir (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

TORONTO 2016

email print share on facebook share on twitter share on google+

Orpheline: regreso a las raíces del karma

por 

- Cuatro actrices interpretan a la misma mujer en cuatro épocas de su vida. Arnaud des Pallières firma una brillante cinta conceptual de un vigoroso realismo

Orpheline: regreso a las raíces del karma
Adèle Exarchopoulos y Gemma Arterton en Orpheline

“No te pareces a la chica que conocí”. La treintañera a quien se dirige esta frase se llama Renée, pero a los 20 años era Sandra, a los 13, Karine, y cuando era niña, Kiki. Cuatro identidades que el talentoso realizador francés Arnaud des Pallières va desmontando sucesivamente a lo largo de una fascinante remontada por la línea del tiempo en Orpheline [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, estrenada mundialmente en el 41er Festival de Toronto y seleccionada en competición en el 64º Festival de San Sebastián (16-24 de septiembre). Concebido como una apuesta formal que no era, a priori, sencilla de llevar a cabo, pues el personaje principal es interpretado por cuatro actrices diferentes (la sutil Adèle Haenel, la impetuosa Adèle Exarchopoulos, la fulgurante Solène Rigot y la joven Véga Cuzytek), reflejando las múltiples personalidades que todo individuo esconde, así como las evolución de una persona a lo largo de su existencia, el film no se contenta con cumplir con una impresionante fluidez (porque las actrices no se parecen entre sí) con el itinerario conceptual, implementando además un habilidoso despliegue narrativo, a la manera de una matrioska. El bagaje de documentalista del realizador le permite además pintar un retrato femenino muy penetrante, que bebe de un incisivo realismo social y psicológico, amplificado por una puesta en escena intensa y sensual que se mantiene lo más cerca posible de las pieles, en el epicentro de las emociones violentas. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cine Iberoamericano Int

Porque la protagonista no tiene una vida fácil, todo lo contrario, y su inquebrantable determinación de lograr la libertad —escapando, en particular, del yugo de los hombres y del determinismo social— se da de bruces una y otra vez contra una especie de fatalidad, un destino funesto, enraizado en el pasado y ligado a una serie de encuentros con “malas compañías”. Desde el mundo del juego y las carreras de caballos, donde el dinero líquido circula, como tantas otras tentaciones, y ofrece un medio para escapar a las deudas o labrarse un futuro, pasando por las discotecas, donde la carne fresca de la adolescencia se arriesga en un círculo de adultos con mejores o peores intenciones, hasta la rudeza de las capas populares, donde los niños son dejados a su suerte y juegan al escondite en un desguace, Orpheline remonta el cauce de una existencia nacida bajo el signo de la violencia ambiental que tendrá que encontrar un camino a palos de ciego en medio de esta atmósfera en la que los sentimientos y el sexo tienen siempre un aroma de arma psicológica, de moneda de cambio.

El film, que al principio arranca como un thriller, con una mujer que sale de la cárcel (la magnética Gemma Arterton) y busca a la directora de un colegio (Adèle Haenel) para ajustar cuentas, luego va tejiendo de manera regresiva, a lo largo de tres épocas del pasado, una trama fascinante (coescrita por el realizador y Christelle Berthevas), intercalada por los avances del presente, plena de verosimilitud y de una vitalidad rotunda que es realzada por la sensualísima fotografía de Yves Cape. Estos elementos, junto a muchos otros, hacen de Orpheline una obra de una gran calidad, en la línea de la filmografía anterior de Arnaud des Pallières (sobre todo Michael Kohlhaas [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Arnaud des Pallières
festival scope
ficha del filme
]
, competidora en Cannes 2013), un cineasta que no duda en aventurarse en territorio desconocido, dejando una impronta muy personal. 

Orpheline ha sido producida por Les Films Hatari y coproducida por Les Films d'Ici, Arte France Cinéma y Rhône-Alpes Cinéma; las ventas internacionales están a cargo de Le Pacte.

(Traducción del francés)

Lee también

CNC conférence 6 decembre
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

Les Arcs