Glory (2016)
Waves (2016)
María (y los demás) (2016)
Los exámenes (2016)
United States of Love (2016)
Personal Shopper (2016)
Zoology (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

LONDRES 2016

email print share on facebook share on twitter share on google+

Una: adaptación audaz y visualmente crepitante

por 

- La ópera prima de Benedict Andrews, adaptación de la obra Blackbird, de David Harrower, es un estudio sorprendente y fascinante sobre el odio, la memoria y el amor

Una: adaptación audaz y visualmente crepitante
Rooney Mara en Una

Tratar satisfactoriamente el tema de una agresión sexual en una película no es tarea fácil, pero el cineasta Benedict Andrews lo ha conseguido en la tensa y desgarradora Una [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, proyectada en la competición del 60º Festival de Cine de Londres BFI. Adaptada a la pantalla por David Harrower a partir de una obra suya que el mismo Andrews dirigió en Berlín, Una cuenta la historia del personaje epónimo (Rooney Mara) en su búsqueda de respuestas sobre su pasado. Una es una joven que todavía vive con su madre y que arrastra daños psicológicos; un día, decide buscar a un hombre que conoció hace mucho tiempo. Este hombre es Ray (ahora Peter, tras cambiarse legalmente de nombre), que trabaja en un almacén y está decidido a seguir con su vida... hasta que Una le visita en el trabajo. El film revela que Ray (Ben Mendelsohn) abusó sexualmente de Una cuando ella tenía 13 años; él la reconoce inmediatamente cuando ve su versión adulta. Llevándola rápidamente a un lado para tener una conversación más privada, Ray quiere saber por qué Una ha aparecido, del mismo modo que ella quiere saber más sobre la relación que tenían. Durante la siguiente hora y media la cinta se zambulle en sus pasados, y ambos se van lanzando preguntas en torno al abuso, la atracción, la memoria y, sorprendentemente, el amor. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cine Iberoamericano Int

Adaptar una obra del escenario a la pantalla suele ser una labor ardua para muchos cineastas; el principal riesgo es que el producto terminado parezca simplemente la grabación de una representación. Sin embargo, Una es la mejor adaptación de una obra al cine desde Los secretos del corazón en 2010. Es un trabajo austero y puramente cinematográfico en el que Andrews aúna su familiaridad con el material original con una sinfonía de expertos fílmicos —desde el montaje visceral de Nick Fenton a la hipnotizante banda sonora de Jed Kurzel—, logrando una película que funciona en todos los niveles. El público quiere odiar a Ray por lo que le hizo a Una, pero Mendelsohn es un actor tan dotado y meticuloso que no deja al azar ninguna de las capas del personaje, desde la sorpresa al remordimiento. El intérprete imbuye a Ray de una empatía que es sorprendentemente abierta y sensible, pero no se preocupa por hacer que su personaje sea remotamente carismático. Ray ha huido de su pasado y ha mantenido una vida ordenada hasta el momento en el que Una le encuentra. Mara, del otro lado, brinda quizás su mejor interpretación hasta la fecha. El suyo es un personaje profundamente complicado que se enfrenta a una plétora de emociones oscuras, y Mara se complace en exponer su mentalidad y sentimientos en una interpretación reveladora. La actriz salta del enfado y la tristeza a la esperanza y la confusión en una sola mirada, y los dos protagonistas interactúan con una química tremenda y electrizante.

Una no solo cuenta con grandes interpretaciones, sino que además es una audaz pieza cinematográfica que retrata un encuentro a través de un sinfín de recuerdos indispensables. Andrews tiene un sentido del ritmo perfecto al alternar entre el pasado de Ray y Una (eje que se sustenta en la interpretación de Ruby Stokes en el papel de la joven y vulnerable Una) y el encuentro de ambos en el presente, creando una experiencia que es tan dinámica como desgarradora. Los cineastas deberían aprender de Una en el futuro: hacía tiempo que una película no solo lograba ser una sólida adaptación cinematográfica, sino además dejar una impresión íntima e indeleble; en definitiva, una pieza fílmica sin concesiones, sombría y atrapante. 

La película es una producción de Film4 Productions, WestEnd Films, Bron Creative (Canadá), y Jean Doumanian Productions (EE. UU.). Las ventas internacionales están a cargo de WestEnd Films. La cinta está buscando actualmente una distribuidora para Reino Unido.

Nuestra cobertura del 60º Festival de Cine de Londres BFI está realizada en colaboración con el Máster en Estudios de Cine, Programación y Comisariado de la Escuela Nacional de Cine y Televisión de Reino Unido.

(Traducción del inglés)

Lee también

Seneca's Day Lithuania
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

Home Sweet Home