American Honey (2016)
Los exámenes (2016)
Il più grande sogno (2016)
El rey de los belgas (2016)
Ma vie de courgette (2016)
O ornitólogo (2016)
La Fille inconnue (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

LONDRES 2016

email print share on facebook share on twitter share on google+

Layla M.: un drama íntegro y valiente sobre el islamismo radical

por 

- Presentado en la competición del Festival de Londres, el último film de Mijke de Jong logra aunar con elegancia el estudio de la islamización con el de las dificultades del paso a la edad adulta

Layla M.: un drama íntegro y valiente sobre el islamismo radical
Ilias Addab y Nora El Koussour en Layla M.

La realizadora neerlandesa Mijke de Jong vuelve con Layla M. [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una película marcadamente política  en la que resuena el contexto actual de Países Bajos y Europa. El film, presentado en la competición oficial del 60º Festival de Londres y seleccionado anteriormente por Toronto, gira en torno al personaje de Layla M. (interpretado por Nora El Koussour), una joven de 18 años de origen marroquí que es seducida por un islam cada vez más radical. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cine Iberoamericano Int

La escena inicial anuncia ya el tono: Layla, con velo, hace de árbitro en el partido de fútbol del club de su padre y discute con el entrenador del equipo contrario, que ella acusa de islamofobia al dejar el campo. Los rasgos de la personalidad de Layla van revelándose rápidamente en las primeras secuencias de la película: ella es muy inteligente, como demuestra su éxito en el colegio, pero también muy pertinaz. Convencida de ser rechazada por la sociedad en la que ha crecido, Layla comienza a interesarse por su propio pie en un islam político y fundamentalista.

De Jong, que también ha coescrito el guión, da la vuelta rápidamente a los prejuicios que podamos tener sobre la islamización: Layla es al principio una persona a punto de pasar a la edad adulta, extremadamente independiente y consciente de sus decisiones, y viste el nicab de manera voluntaria, como provocación política. Ella también trata, en vano, de encauzar en su lucha a su hermano mayor, partidario de un islam no político. La concepción del islam de Layla se sustenta sobre todo en la privación de la libertad de los musulmanes en Países Bajos, así como en las injusticias cometidas por Occidente en el resto del mundo; los vídeos más o menos fiables sobre los conflictos en Palestina y Siria la indignan, y para ella es necesario pasar a la acción. 

Una escena de una remarcable intensidad cambia el tono del film: un equipo de policías de élite interroga uno a uno a los miembros del grupo extremista de Layla durante un partido de fútbol. La cámara, magistral y dinámicamente manejada por Danny Elsen a lo largo de toda la película, plasma una escena tan negra por su color como por su contenido. Tras estos hechos, Layla se radicaliza definitivamente. Su boda, organizada en pocos días, le permitirá escapar del control de sus padres, extremadamente severos pero también impotentes ante la situación, si bien respetan su visión del islam. 

Lo más destacable de Layla M es lo apropiado del registro que Mijke de Jong utiliza para abordar uno de los más complejos contextos políticos. No sentimos odio hacia esta joven que busca su identidad, pero de Jong tampoco propicia que nos apiademos de ella. Los motivos de Layla y su visión del mundo son concretos y resultan de un entorno social complejo, en el cual es difícil intervenir. La directora de Bluebird demuestra así, con una fuerza y una valentía prodigiosas, la posibilidad de representar con neutralidad, sin emitir juicios, un problema generacional de una extensión sin precedentes. Tal temática, junto a la pericia interpretativa de Nora El Koussour en su primer papel, hace de Layla M una película imprescindible de esta 60ª edición del Festival de Londres.

Producida por Topkapi Films y coproducida por Chromosom Filmproduktion, Menuet bvba, Schiwago Film e Imaginarium Films (Jordania), Layla M ha recibido el apoyo de Eurimages y del Fondo Cinematográfico de Países Bajos. La película, vendida internacionalmente por Beta Cinema, no ha adjudicado todavía la distribución en Reino Unido.

Nuestra cobertura del 60º Festival de Cine de Londres BFI está realizada en colaboración con el Máster en Estudios de Cine, Programación y Comisariado de la Escuela Nacional de Cine y Televisión de Reino Unido.

(Traducción del francés)

Lee también

Home Sweet Home
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

Les Arcs