The Other Side of Hope (2017)
Félicité (2017)
Orpheline (2016)
Tarde para la ira (2016)
Waldstille (2016)
On the Other Side (2016)
Paris La Blanche (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

PELÍCULAS Francia

email print share on facebook share on twitter share on google+

Dalida: en la cuerda floja entre la vida, el amor y la muerte

por 

- Lisa Azuelos firma un biopic eficaz sobre el destino apasionado, fulgurante y trágico de la cantante. Un film distribuido y vendido por Pathé

Dalida: en la cuerda floja entre la vida, el amor y la muerte

En los últimos años, el cine francés se ha adentrado con regularidad —y con éxito en taquilla— en el terreno de los biopics sobre figuras icónicas de la canción nacional. Tras La vida en rosa: Edith Piaf [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2007), Gainsbourg (Vida de un héroe) [+lee también:
tráiler
Entrevista con Joann Sfar, director de…
ficha del filme
]
(2010) o Cloclo [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2012), ahora le toca a Dalida [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que se estrena mañana en las salas francesas de la mano de Pathé y que será proyectada el jueves en la inauguración de los 19os Encuentros del Cine Francés, el mercado organizado en París por UniFrance

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La directora del film, Lisa Azuelos (Bienvenido al mundo de LOL [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), ha confiado el papel principal a una desconocida, la italiana Sveva Alviti, una elección muy arriesgada que ha merecido la pena, pues la joven neófita encarna a Dalida con carisma y con una arrolladora convicción emocional en la interpretación de las canciones. Y si bien el rostro de la actriz apenas se ve afectado por los estragos del tiempo a lo largo de un relato que va de 1956 (cuando Dalida se dio a conocer en un concurso en París, a la edad de 23 años) a 1987 (el año en que se suicidó), este detalle es de poca importancia, ya que el film logra, respetando la veracidad de su material (el hermano de la cantante, Orlando, ha colaborado en la escritura del guión con la realizadora, y el montaje se sirve hábilmente de material de archivo de televisión, radio y prensa escrita), afirmarse sin complejos como un “producto” popular equilibrado, trabajando sobre el motivo de la imposibilidad para Iolanda Gigliotti (nacida en una familia italiana afincada en Egipto) de realizarse como mujer en su ascenso al estrellato artístico bajo el nombre de Dalida.

La película arranca al ritmo de Un po d’amore (reintrepretación de Night in White Satin) en el aeropuerto de Orly, el 26 de febrero de 1967; Dalida miente a su hermano Orlando (Riccardo Scamarcio) y a su prima Rosy (Valentina Carli), fingiendo que se marcha de la ciudad para tener vía libre para acudir en secreto a la habitación 76 del hotel Prince de Galles en París, donde tratará de poner fin a su vida, un mes tras el suicidio de su amante Luigi Tenco (Alessandro Borghi). A este intento de suicidio sigue un período de convalescencia que permite presentar a varios personajes importantes de la vida de la cantante y detonar flashbacks que nos llevan desde su infancia en Egipto (relatando las penas de una gafotas marginada por sus compañeros y cuyo padre, un violinista, es encarcelado por ser italiano durante la Segunda Guerra Mundial) hasta el concurso “Les Numéros 1 de demain” en 1956 en el Olympia, donde conoce a Lucien Morisse (Jean-Paul Rouve), director de programas de la cadena de radio Europe 1, que se enamorará de Dalida, será su Pigmalión y la propulsará hasta la fama, con la ayuda de Eddie Barclay (Vincent Perez) y Bruno Coquatrix (Patrick Timsit).

Pero la gloria artística y la felicidad privada nunca estarán en armonía para Dalida, y las múltiples relaciones sentimentales acabarán a menudo en tragedia: tres de sus amantes se suicidarán (Tenco, Morisse y finalmente Richard Chanfray, interpretado por Nicolas Duvauchelle) y la posibilidad de ser madre le será arrebatada, primero por su esposo-mánager (“las estrellas no se quedan embarazadas, eso se carga el mito”) y luego a causa de un aborto (resultado de una relación con un chico mucho más joven que ella) que la deja permanentemente estéril.

Azuelos recorre esta trayectoria tan fulgurante como maldita a gran velocidad, haciendo que las canciones interpretadas en la película resuenen con los episodios más dolorosos de la vida de la cantante; el resultado es un largometraje que algunos juzgarán muy eficaz, aunque otros lo encontrarán sin duda un poco demasiado melodramático.

Producida por Julien Madon (Producer on the Move 2016 de European Film Promotion, leer la entrevista) y por la realizadora para Bethsabée Mucho, Dalida es vendida internacionalmente por Pathé.

(Traducción del francés)

Lee también

Bridging the Dragon
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

CASI HECHO Home