The Square (2017)
The Erlprince (2016)
Grain (2017)
A Gentle Creature (2017)
Scary Mother (2017)
120 battements par minute (2017)
Western (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

SUNDANCE 2017

email print share on facebook share on twitter share on google+

My Happy Family: “Nunca es demasiado tarde”

por 

- El dúo formado por Nana Ekvtimishvili y Simon Gross regresa con un excelente retrato de una mujer en busca de libertad, puesto en escena con una sutil maestría

My Happy Family: “Nunca es demasiado tarde”

“No necesito a nadie que me proteja o me controle. Soy una mujer adulta”. Al renunciar sin motivo aparente ni demasiado estruendo a sus responsabilidades como madre y esposa, la joven cincuentona georgiana Manana, personaje principal de My Happy Family [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Nana Ekvtimishvili, Simon …
ficha del filme
]
, de Nana Ekvtimishvili y Simon Gross, que acaba de presentarse en el Festival de Sundance, en la sección World Cinema Competition Dramatic, entra en resonancia con una multitud de destinos femeninos con idénticos desarrollos y desenlaces en todos los continentes. Pero lograr abordar con vehemencia y sutileza un historia sencilla y universal no suele estar al alcance de los recién llegados, y en esto el talento fulgurante y discreto de este dúo de cineastas, que debutó en la Berlinale 2013 con In Bloom [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Nana Ekvtimishvili y Simon…
festival scope
ficha del filme
]
, marca una gran diferencia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Un encanto delicado, una ciencia del ritmo, un realismo profundo y sugerente que deja aflorar la emoción sin forzarla nunca, un dominio de los componentes narrativos, jugando con un halo de misterio, pequeños episodios de la comedia cotidiana y varias canciones completamente integradas en la trama, una puesta en escena fluida y rigurosa, una fotografía rica, excelente, e intérpretes muy apropiados, encabezados por Ia Shugliashvili, que lleva todo el film sobre sus hombros: My Happy Family es una buena muestra del sutil arte fílmico de la desdramatización, que permite plasmar mejor los matices de la vida.

“No voy a celebrar mi cumpleaños, no voy a invitar a nadie. No estoy de humor”. En la mañana del día en que cumple 52 años, Manana, profesora de literatura, frunce el ceño en el apartamento en que vive con su madre entrometida, Lamara (Berta Khapava), su padre Otar (Goven Cheishvili), su marido Soso (Merab Ninidze), su hijo de 20 años, Lasha (Giorgi Tabidze), que vive pegado al ordenador, y su hija de 23 años, Nino (Tsisia Qumsishvili), joven casada que vive en el hogar familiar con el estudiante Vakho (Giorgi Khurtsilava). Pero su actitud no cambia nada, “la gente vendrá de todas maneras”, y Manana sufre el ritual animado de una velada efervescente. Como no concede más que una aparición, su marido la abronca: “¿Pero qué te pasa? ¿Ha muerto alguien? Estás creando problemas de la nada”. Entonces, la verdad estalla, aunque con una gran calma por parte de Manana: “Ya no puedo vivir aquí. Quiero irme de esta casa”. La incomprensión es generalizada, más aún por su rechazo a dar explicaciones, a pesar de las súplicas. Así que Manana se va, redescubriendo al cabo del tiempo los pequeños placeres de una vida solitaria y tranquila; mientras tanto, los miembros de la familia la abordan con regularidad, con la esperanza de convencerla todavía, ejerciendo diferentes tipos de presión, y Manana se enfrenta también al conformismo de una sociedad (incluyendo a sus antiguas amigas) para la que la felicidad individual de una mujer siempre viene después de todo lo demás. Y reconstruirse no será del todo fácil para Manana, pues el pasado no puede borrarse...

Film de una gran sensibilidad, My Happy Family es una instantánea delicadamente conmovedora de un pasaje decisivo en el “torbellino de la vida”. Esquivando con desenvoltura los problemas del psicologismo y el melodrama, y apoyándose en un guion muy sólido (escrito por Nana Ekvtimishvili), el largo, que también se beneficia del talento del director de fotografía rumano Tudor Vladimir Pandaru (Los exámenes [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
Q&A: Cristian Mungiu
entrevista: Cristian Mungiu
ficha del filme
]
) y de un montaje muy eficaz (firmado por el alemán Stefan Stabenow y fundado sobre un ajustado sentido de la duración de las secuencias y elipses), confirma el potencial de un dúo de cineastas que no debería tardar en pasar al primer plano del panorama mundial.

Coproducción de Georgia (Polare), Alemania (Augenschein) y Francia (Arizona Films), My Happy Family se proyectará en el Forum del próximo Festival de Berlín. La compañía parisina Memento Films International se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

Lee también

Sarajevo Report
Locarno Report
Midpoint Feature
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss