The Party (2017)
The Square (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
The Basics of Killing (2017)
Loving Vincent (2016)
Nico, 1988 (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

BERLÍN 2017 Panorama Special

email print share on facebook share on twitter share on google+

Headbang Lullaby: un retrato cautivador sobre el absurdo social

por 

- BERLÍN 2017: el cineasta marroquí Hicham Lasri continúa explorando los temas de la historia de su país y sus efectos en el presente

Headbang Lullaby: un retrato cautivador sobre el absurdo social

El director marroquí Hicham Lasri regresa a la sección Panorama de la Berlinale por tercera vez con su quinto largometraje, Headbang Lullaby [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una continuación de su serie de cuentos de hadas surrealistas y psicodélicos. Comenzó en 2014 con The Sea Is Behind, a la que le siguió Starve Your Dog en 2016 y ahora con Headbang Lullaby aborda de nuevo los temas de la historia y el pueblo marroquí, sus enfrentamientos sociales e históricos, así como la naturaleza de la relación entre las instituciones y el pueblo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En el verano de 1986, un día después de que Marruecos hiciera historia en el Mundial de México como el primer equipo africano en superar la primera fase, envían a un miembro del gobierno llamado Daoud (Aziz Hattab) a proteger un puente a las afueras de Casablanca que actúa como frontera entre dos comunidades hostiles, ya que podrían recibir la visita del rey Hassan II. Allí, Daoud tendrá que lidiar con las particulares poblaciones locales, así como hacer frente a las víctimas de las revueltas del pan de 1981, en las que participó como guardia del gobierno.

Mientras que en la magistral Starve Your Dog empleó la personalidad real del ministro de Asuntos Interiores para contar una historia ficticia que explora la historia política reciente que dio pie a la Primera Árabe, en Headbang Lullaby se decanta por una historia de menor escala con personajes completamente ficticios que están presentes durante estos sucesos históricos. Regresa a su querido tema de las revueltas de 1981, esta vez estableciendo un paralelismo entre estas, el triunfo futbolístico de 1986 y la abrumadora presencia de la monarquía. Lasri sitúa dentro de este triángulo los temas y a sus personajes.

La historia oscila entre una comunidad provincial semiparanoica gobernada por el miedo, un policía herido al cuidado de una joven, un niño, cuyo padre fue asesinado en las revueltas, que vive con su madre (y que, como forasteros que son, deberán sobrevivir en esta comunidad), y en último lugar, Daoud. Todos ellos son víctimas de las políticas del rey, pero también de ellos mismos. La lealtad hacia las instituciones contrarresta la revuelta y el triunfo nacional engendra esperanza. En este caso, Daoud desempeña el papel de representante del gobierno y de su opinión popular. Como servidor de la autoridad, es la continuación de la arraigada idea de Lasri del “perro”.

En Headbang Lullaby, Lasri presenta un retrato crítico, y en cierto modo satírico, de su gente, que a menudo parece implacable. Sin embargo, aun así se puede apreciar el amor que siente por su patria y su identidad. Como de costumbre, su sorprendente trabajo visual trasciende las fronteras, ya que trata la mentalidad de esclavo, el nacionalismo y la idolatría como medios para subyugar a una nación.

Aunque su última película no supera a Starve Your Dog, puedes dar por hecho que Lasri es un cineasta que te hará volar con su magnífico estilo visual y su enorme perspicacia. Su experiencia en teatro, literatura, derecho y economía siempre queda patente en sus absurdas y poéticas obras. Con este nuevo trabajo, Lasri plantea una cuestión que es relevante para todos nosotros a día de hoy: ¿De quién es la culpa de la situación de un país? ¿Del gobierno o del pueblo?

En la última escena, Daoud se las apaña para conseguir que los vecinos le ayuden a empujar una furgoneta averiada que contiene el cadáver de un hombre respetado. Parece que el fallecido representa al noble pasado del país. Daoud le pide al conductor que arranque el motor, en vano. Cuando los locales comienzan a rendirse les anima a que continúen, y él y el niño del pueblo continúan empujando. No pueden parar. El país tiene que salir adelante.

Coproducida por Les Films de l'Heure Bleue (Francia) y Pan Production (Marruecos), Headbang Lullaby será distribuida internacionalmente por Paul Thiltges Distributions.

En colaboración con

 

(Traducción del inglés)

Lee también

Jihlava
Focal Production Value
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss