Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
Thelma (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

SARAJEVO 2017 Competición

email print share on facebook share on twitter share on google+

Grain: una distopía existencialista sobre la extinción de la humanidad

por 

- El cineasta turco Semih Kaplanoğlu vuelve después de siete años con su obra más ambiciosa hasta la fecha, que aborda las amenazas que acechan al ser humano

Grain: una distopía existencialista sobre la extinción de la humanidad

El aclamado cineasta turco Semih Kaplanoğlu, conocido internacionalmente por su Trilogía Yusuf —Huevo [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2007), Leche [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
 (2008) y Miel [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Semih Kaplanoglu
ficha del filme
]
 (2010), que le valió el Oso de Oro en la Berlinale—, vuelve con un nuevo film tras siete años de parón en su trabajo como director. Grain [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Semih Kaplanoğlu
ficha del filme
]
es un drama distópico con fuertes elementos de ciencia ficción y, una vez más, con las reflexiones filosóficas habituales en la obra de Kaplanoğlu. Grain se estrenó mundialmente en la competición oficial del 23er Festival de Sarajevo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ambientada en una sociedad futurista, en una época cercana a la nuestra, un devastador cambio climático amenaza con destruir toda la vida en la Tierra, y las corporaciones globales gobiernan el planeta y controlan los cultivos agrícolas. Las élites urbanas son protegidas de los inmigrantes invasores por muros con escudos magnéticos. Entonces comienza sin motivo aparente una crisis genética que afecta a todas las plantaciones. Un profesor de genética, Erol Erin (Jean-Marc Barr), investiga las causas de la crisis y trata de encontrar a Cemil Akman (Ermin Bravo), otro genetista que antes trabajaba en la misma compañía y que escribió una teoría sobre el Caos genético y la partícula M. Erin debe escapar de la ciudad y llegar a las vedadas Tierras Muertas para hablar con Akman, pero su auténtico viaje comenzará cuando le encuentre.

Grain es una historia sobre las limitaciones humanas y la seudoliberación que ofrece la tecnología y que no dudamos en tratar de aprovechar. Kaplanoğlu aborda un tema universal que inicialmente puede parecer limitado a la concienciación ecológica, pero que va mucho más allá, pues la crisis genética propicia un cuestionamiento existencialista y la cinta se convierte de manera inevitable en un ensayo escatológico. Como cabe esperar, la amenaza del exterminio es lo único que impulsa a los héroes, y en consecuencia a nosotros, hacia una lucha contrarreloj por la supervivencia. Grain, coescrita por Leyla İpekçi, no trata de ofrecer respuestas —que probablemente no existen—. La trama presenta problemas ante los espectadores, con la expectativa de que la realidad no superará a la ficción, a pesar de razones para pensar lo contrario.

Kaplanoğlu ha creado su obra más ambiciosa hasta la fecha, abandonando su característica estética discreta y expandiendo su universo a una escala formidable. Con un reparto internacional, un guion anglófono y localizaciones que abarcan tres continentes, el director da forma a una cinta visualmente imponente, con una fotografía de Giles Nuttgens dominada por los grises que atrae y retiene la atención del público. A pesar de la magnitud visual de esta producción, Kaplanoğlu se mantiene narrativa y dramatúrgicamente fiel a sus delicadas y pausadas búsquedas interiores, así como a sus influencias fílmicas. Las referencias a Tarkovski presentes en Grain, que también aparecían en la trilogía, son especialmente prominentes. Todos los elementos están ahí: un guía, un profesor, una zona, un misterioso viaje hacia la existencia... incluso la lluvia ácida. Sin embargo, al igual que en el canto de cisne de Aleksei Balabanov, Me Too, Kaplanoğlu toma prestado el misticismo religioso del mito de Stalker, adaptándolo a su entorno y manipulándolo hasta convertirlo en un impulso contrario a la irreversible extinción de la especie humana. Grain se convierte así en un grito que pide futuro o salvación presente.

Grain es una coproducción turca, alemana, francesa y sueca de Nadir Öperli, Semih Kaplanoğlu (Kaplan Film), Johannes Rexin, Bettina Brokemper (Heimatfilm), Michel Zana (Sophie Dulac Productions), Fredrik Zander (The Chimney Pot) y ZDF/Arte. Las ventas internacionales están a cargo de la compañía alemana The Match Factory.

(Traducción del inglés)

Lee también

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss