email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Cannes 2009
Frédéric Delcor

por 

- Cannes 2009 Frédéric Delcor Centro de las Artes Cinematográficas Comunidad Francesa de Bélgica

Cannes 2009 - 
 - Frédéric Delcor

Frédéric Delcor fue nombrado secretario general de la Comunidad francesa de Bélgica en septiembre pasado, sustituyendo de este modo a Henry Ingberg. Como para su antecesor, este título se acompaña de la función de director del Centro de las Artes Cinematográficas y Audiovisuales.

Cineuropa: Ud. es el director del Centro de las Artes Cinematográficas y Audiovisuales (CCA) de la Comunidad francesa desde hace 6 meses, ¿cuál es su balance hasta ahora?
Frédéric Delcor: Pude constatar que la cinematografía belga francófona cuenta con un excelente reconocimiento internacional. El CCA contribuye económicamente a esta efervescencia. Se sitúa por otra parte a la cabeza de las contribuciones aportadas por las numerosas fuentes de financiaciones (Wallimage, Tax Shelter, etc) para las coproducciones belgas francófonas mayoritarios. Teniendo en cuenta la realidad económica y sociológica de nuestro territorio (no hay que olvidar que hablamos de una comunidad de cuatro millones de personas), se puede decir que actualmente hemos alcanzado un número satisfactorio de largometrajes mayoritarios producidos cada año. El sistema de subsidio a la producción ha alcanzado una cierta madurez. Más allá del aspecto económico, nuestra responsabilidad es también artística, y por eso trabajamos para apoyar y reforzar la diversidad de la producción. Diversidad de los géneros, y también de los formatos. Al subsidiar los cortometrajes, los documentales e incluso las películas experimentales, se apoya el equivalente de la investigación aplicada. Si hay algo que me ha marcado estos seis últimos meses es la envidia que suscita nuestro pequeño país en otros países europeos en situaciones similares. Estamos casi “sobre-representados”, como por ejemplo en Eurimages. Los belgas no tienen suficiente conciencia de la calidad de su cine.
El gran reto del cine belga francófono hoy es su difusión tanto fuera como, sobre todo, dentro de nuestras fronteras. Debemos trabajar para ofrecer al público mejores condiciones de calidad y cantidad para apreciar su cine. Los belgas tienen aún una visión bastante estereotipada de su cine. Durante mucho tiempo, y en función de la época, se creyó que determinados autores definían por sí solos la totalidad de un cine. En los tiempos de Rosetta, el cine belga sólo era social, o surrealista con Van Dormael, o irrespetuoso y colegial con C' est arrivé près de chez vous. Basta observar las películas lanzadas este año: un filme poético (Eldorado [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), una fantasía burlesca (Rumba [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Charles Gillibert
entrevista: Dominique Abel y Fiona Gor…
ficha del filme
]
), un drama sobre la inmigración (El silencio de Lorna [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Arta Dobroshi
entrevista: Jean-Pierre et Luc Darde…
entrevista: Olivier Bronckart
ficha del filme
]
). Las películas que ayudamos con orgullo son películas de autor, con opiniones fuertes pero que a pesar de todo no están destinadas a un público limitado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La selección de Cannes este año ilustra el papel de la Comunidad francesa de Bélgica en términos de coproducción sen el ámbito europeo e incluso mundial.
En efecto, tenemos una verdadera tradición de coproducción que viene sobre todo de nuestra situación. Somos una pequeña comunidad, situada en un pequeño país. El cine es un arte, pero también una industria. En términos de mercado, debemos naturalmente ver más allá de nuestras fronteras. El CCA pone desde siempre el acento sobre las coproducciones. Todo es cuestión de reciprocidad, en el ámbito de la coproducción. Tenemos socios fuertes, como Francia, u otros países francófonos (Canadá, Suiza, Luxemburgo), pero intentamos volcarnos hacia otros territorios. Hay una serie de proyectos en curso con el Reino Unido, los Países Bajos o incluso la China.

En 2009, por otra parte, hubo una fuerte acción de tipo político, ya que abrimos una línea presupuestaria común dedicada a las coproducciones con el Vlaams Audiovisueel Fonds. Tres películas seleccionadas en Cannes este año ilustran esta voluntad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy