email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Oliver Damian

Producer on the Move 2010 - Alemania

por 

Oliver Damian

Cuando fundó en 2005 su compañía 27 Films, Oliver Damian ya tenía una sólida experiencia (estudios en la Escuela de cine Konrad Wolf de Babelsberg y doce años de trabajo en la industria) y la firme intención de “concentrarse en la producción de largometrajes europeos e internacionales de alta calidad con un buen potencial comercial”. Su primera producción fue Rainbowmaker, de Nana Djordjadze. Luego, participó en la coproducción franco-alemana L'aube du monde y Père de mes enfants de Mia Hansen-Løve (premio en Una Cierta Mirada en 2009) y coproduce ahora Iron Sky, del finlandés Timo Vuorensola, cuyo rodaje es inminente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Tus estudios y carrera te orientaron rápidamente hacia la producción. ¿Cuándo y por qué decidiste convertirte en productor?
En 1992, empecé mis estudios en Babelsberg y rápidamente me di cuenta que la producción es la única profesión que permite montar proyectos y seguirlos desde el principio hasta el momento en que llegan al mercado, y luego se tiene la libertad y la independencia de seleccionar las películas según sus gustos y sus necesidades.

¿Qué te llevó a fundar 27 Films?
Fui socio en otra casa de producción alemana que se proponía realizar películas de grandes presupuestos, lo que me hacía perder mucho tiempo y energía en cuestiones internas, ya que teníamos muchos empleados, y eso iba contra mi intención de producir películas europeas independientes más modestas. Por lo tanto, hace cinco años decidí dejar esta empresa para crear 27 Films Production (el nombre se inspira en el título del primer largometraje que produje, 27 Missing Kisses).

Haces claramente hincapié en los proyectos europeos e internacionales. ¿Cuáles son para ti las ventajas y las dificultades de la coproducción a nivel internacional?
Como productor, mi experiencia es internacional. Siempre he trabajado así. No me concentro en una determinada región o un determinado género; la idea es encontrar historias que vienen de cualquier parte del mundo pero que evocan su lugar de origen - el cine es un entretenimiento, pero sirve también para ampliar nuestros horizontes y favorecer los descubrimientos.
Lo que es agradable en esta manera de trabajar es que, naturalmente, estamos siempre en contacto con gente nueva alrededor de proyectos de todo tipo. Es cierto que puede ser complicado ya que las mentalidades varían según los países. Producir y elaborar presupuestos diferentes cada vez exige mucho más trabajo que cuando se trata de películas totalmente alemanas.

¿Sobre qué nuevos proyectos estás trabajando?
Busco socios y un agente de ventas internacionales para Francuski, una extraordinaria historia de fuga de un campo de trabajo soviético de los años sesenta realizada por el serbio Goran Rebic (Yugofilm) que nos gustaría rodar el año que viene.
También estoy desarrollando una fantástica historia de amor ambientada en China, Mr. Lu's Blues, de la sueca Maria von Heland. Será una película visualmente opulenta (gracias al director de la fotografía Romance Osin, de Orgullo y prejuicio ) sobre el amor prohibido de un joven músico de jazz ruso y de una china en la animación de Shangai de los años treinta.
Tengo varios proyectos en preparación, así como coproducciones minoritarias.

¿Qué representa para ti esta selección en el marco de Producers on the Move 2010? ¿Qué esperas de Cannes?
Estoy contento de haber sido elegido. Esta selección significa que mi trabajo fue apreciado y pienso que el acontecimiento ofrecerá a los proyectos que voy a presentar más visibilidad en los medios. Me permitirá por otra parte conocer a otros profesionales y facilitar las nuevas cooperaciones y coproducciones.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.