email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Olivier Bomsel • Economista

«No se deben subestimar las barreras lingüísticas»

Olivier Bomsel • Economista

En la conferencia anual de Europa Cinemas, celebrada en París del 18 al 21 de noviembre, el economista Olivier Bomsel compartió algunas reflexiones sobre el digital, las salas de cine y Europa. A continuación figuran algunos fragmentos de su intervención.

¿El digital va a cambiar la naturaleza de la sala?
Olivier Bomsel: Lo que puede cambiar es que el digital suprima la singularidad de las películas y permita a las salas proyectar otro tipo de contenidos. Los proyectos que tienen grandes grupos de exhibición de difundir obras de ópera en las salas plantean un problema de fondo sobre la identidad del cine. La sala tiene un alcance simbólico: transforma en obra un fichero, una secuencia, un mensaje. El hecho de que estas iglesias dedicadas a un culto único, el cine, se abran a otros cultos, plantea un problema de coexistencia: la competencia del cine con otras formas de arte narrativo es muy intensa. Por ejemplo, el público joven accede a la ficción mediante la televisión. ¿Las salas intentarán difundir series? Al ser el primer sistema de comunicación que mezcla correspondencia privada y publicación, Internet permitió la aparición de nuevas formas e híbridos. Olvidamos el considerable potencial simbólico de la publicación. Comprendimos que todo el mundo podía ser autor, creador. Sin embargo, cuando nos dirigimos a un público anónimo debemos atravesar una serie de puertas. No se trata simplemente de filtrar y seleccionar, sino también de autorizar. La sala autoriza la película, llama autor a su autor. En un contexto en el que todo el mundo puede hacer imágenes, esta función es capital. La salida de un adolescente de su casa es un acto significativo e ir al cine es un acto que significa otra cosa que chatear en Facebook.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo puede la sala conservar esta misión de clasificar las películas?
El espectador compra una experiencia cuyo principio es que no se mide su utilidad sino después de haberla consumido. Distribuir experiencias es enfrentarse permanentemente al riesgo de crear decepción. Editorializar es establecer una relación de confianza con el espectador, permitiéndole evaluar lo mejor posible su riesgo, comprender lo mejor posible la línea editorial de la sala. Se trata de convertirse en un sello de calidad, como una colección en la edición o una denominación de origen del vino. La película presentada debe ser coherente con la línea propuesta.

¿Europa y su diversidad se adaptan a la economía digital?
Los grandes países de lengua única tienen ventajas comparativas gigantescas ya que su mercado es más extenso y como sus éxitos son más importantes, pueden arriesgarse aún más en la creación. Tienen la posibilidad de crear marcas poderosas: todo el star-system depende de ello y contribuye a reducir el riesgo de los consumidores. La Unión Europea, compuesta por 27 países y 23 lenguas, padece una enorme desventaja económica, no sólo debido al tamaño de los mercados, sino también al coste de adaptación del producto de un país al otro. Europa se construyó sobre la idea de un mercado unificado para realizar economía de escala. Sin embargo, los funcionarios europeos no logran comprender que no hay economía de escala para el mercado de los medios de comunicación, sino todo lo contrario: consolidarlo requiere una inversión considerable. La euforia digital hizo creer que los experimentos podrían circular libremente. Sin embargo, una industria estructuralmente minusválida en la competencia internacional debe beneficiarse de una política industrial a la altura. Sería necesario formar una generación de espectadores que opten por las películas en versión original para evitar los costes de adaptación. El digital hace que fluya la circulación, pero las barreras lingüísticas no deben subestimarse. Y si no logramos hacer que los consumidores europeos se interesen por un actor sueco, por ejemplo, tendremos graves problemas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy