email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Brad Jurjens • Director

Desde Los Ángeles hasta los guerrilleros estonios

por 

- El director de películas de acción como Hired Gun habla con Cineuropa sobre su decisión de abandonar Estonia para irse a Los Ángeles y su regreso para su nuevo proyecto.

Brad Jurjens • Director

El director de películas de acción como Hired Gun habla con Cineuropa sobre su decisión de abandonar Estonia para irse a sus 19 años a Los Ángeles y sobre su regreso ahora para encarar su nuevo proyecto. En 2008, Jurjens fundó la distribuidora Tavix Pictures junto con el productor Casey Evans.

Cineuropa: Háblenos un poco sobre sus orígenes.
Brad Jurjens: Soy de un pequeño pueblo estonio llamado Viljandi. Soy hijo único y crecí con mi madre. Cuando era niño solía escribir pequeños libros y mi sueño era convertirlos en películas con mis amigos. Incluso teníamos pensadas muchas localizaciones donde rodarlas. Sin embargo, crecer en la Unión Soviética quería decir que podías sentirte afortunado si tenías una salchicha que poner en el bocadillo. Imagínate pensar que mi madre me comprase una cámara... Cuando tenía doce años, me aficioné al heavy metal y cogí una vieja guitarra eléctrica de Alemania del Este de la escuela de música del pueblo. Con 19 años había ahorrado lo suficiente para irme a Los Ángeles y convertirme en la mayor estrella de rock desde los Beatles. No funcionó del todo (aunque llegué a tocar con algunos de mis ídolos, como Tommy Lee o Slash). Terminé por dedicarme a la escritura. Aprendí a escribir guiones e hice unos cuantos cortos con unos amigos que tenían gustos parecidos. Así empezó todo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Puede parecer obvio, pero ¿por qué dejó usted Estonia?
Era demasiado pequeña. Sentía que había conseguido todo lo que podía lograr. Lo cual no sería verdad hoy, pero hace 16 años las cosas eran distintas. El país estaba en pañales, mientras que yo quería romper con todo. Además, odiaba el clima con todo mi ser. Lo que sí es verdad es que Estonia es un gran tema para empezar una conversación. Todos los americanos creen que lo he tomado de El hombre de California o que directamente me lo he inventado.

Háblenos sobre las películas que hizo en Los Ángeles.
Mi última película se llama Hired Gun. La hice en Hollywood con un gran reparto: Michael Madsen, Said Faraj, Fahim Fazli, Shane Wood y mi compatriota Johann Urb. Es una película de acción experimental en el que el bueno no es tan bueno, pero comparado con los malos es un angelito. De ahí el eslogan “Malos contra malvados”. La estrenamos en EE.UU. con nuestra propia distribuidora, Tavix Pictures. Funcionó bien en el mercado local y ha sido vendida en algunos territorios. Nikkatsu, por ejemplo, la ha comprado para Japón y la ha comercializado como la película de acción estadounidense de 2010.

¿Crees que hay esperanzas para el cine de género decente en los países bálticos?
Sí, claro que sí. Es difícil porque los presupuestos son muy limitados. Los cineastas de países pequeños deberían salir y trabajar en sitios como Francia o Los Ángeles durante un periodo. Dejar sus cómodos jardines y empezar a pensar en cómo hacer películas de género más grandes e interesantes pero con presupuestos más ajustados. Abrir la mente a otras cosas aparte de su basura pseudo-artística. Si no, no cambiará nunca. Las coproducciones internacionales son otra opción, pero hay que tener cuidado, porque según qué coproductores pueden arruinar tu película. Las diferencias culturales y de otros tipos afectan. Para Estonia, las coproducciones han funcionado en muy contadas ocasiones.

Estás preparando tu nueva película aquí. ¿Qué te ha llevado a volver?
Hay una historia que nadie ha querido o ha tenido el coraje de contar hasta ahora. Es sobre la guerrilla de resistencia estonia a la ocupación soviética justo después de la 2ª Guerra Mundial, cuando muchos hombres se echaron a los montes, desde donde efectuaron ataques con la esperanza de que las potencias occidentales les ayudarían. Es una trágica historia de gran valentía y, por supuesto, no va a faltar la acción.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.