email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Zeynel Dogan • Director

Rodar el pasado sonoro

por 

- Voice of My father, presentada a concurso en el 10° festival de Bruselas, convierte las grabaciones de audio de una familia en una ficción documental intimista

Zeynel Dogan • Director

Voice of My Father, estrenada en el festival de Róterdam, se presenta como una curiosa mezcla de ficción y documental. Los documentalistas Zeynel Dogan y Orhan Eskikoy han construido la cinta a partir de las grabaciones de audio de la familia de Dogan. Cineuropa se reunió con uno de los dos directores de esta coproducción entre Turquía, Alemania y Francia en el 10° festival de cine de Bruselas, donde su cinta se proyectó en competición.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo nació Voice of My Father?
Zeynel Dogan: Entre 1978 y 1992, mi padre trabajó en el extranjero. Cada vez que se iba, estaba fuera de casa durante dos o tres años. En mi pueblo, en esa época, no había teléfono en la mayoría de las casas y era muy difícil comunicarse con él. Por eso, mis padres decidieron enviarse casetes que mi madre ha guardado durante todos estos años. El origen y el tema de la película son esas cintas y su contenido.

¿Por qué optó por un documental de ficción en lugar de una película de ficción o simplemente por un documental intimista?
Al principio, mi idea era hacer un documental. Había concebido esa idea durante tres años, pero cuando Orhan Eskikoy, codirector de la película, entró a formar parte del proyecto, me convenció de que el material con el que estábamos trabajando sobrepasaba con creces el marco del documental. Mediante la ficción, he podido conseguir mi propósito y ampliarlo. Hemos intentado recrear la ficción a través de los códigos de la realidad.

¿No fue una decisión arriesgada compartir la dirección de un proyecto tan personal?
Todo lo contrario. Como yo conozco perfectamente el tema de la película, porque es la historia de mi familia, era muy difícil para mí salir del proyecto y darle un nuevo punto de vista. La llegada de Orhan me permitió equilibrar mejor mi propio trabajo. Me ha venido muy bien un punto de vista más fresco. Además, actúo con mi propia madre en la película. Orhan ha aportado una visión realmente cinematográfica a una historia muy personal y a la relación que yo mismo viví con mi madre.

Su madre es muy mayor. ¿Ha sentido que representaba un papel o que se representaba a ella misma?
Mi madre está acostumbrada a actuar, porque ya he rodado otras películas con ella, sobre todo las de cuando era estudiante. Como la idea inicial era hacer un documental, ella pensó que continuaría su vida como siempre y que yo simplemente le grabaría con la cámara, pero a medida que nos sumergíamos en el mundo de la ficción, también tuvo que adaptarse. En la película hay algunas escenas que son recreaciones, pero hay otras que no habían ocurrido y han sido más difíciles para ella, pues no es actriz. Por el contrario, las escenas que le permitían recordar su pasado, como un documental, eran mucho más fáciles.

Poner en pie una narración y escribir un guion para rodarla, en parte, con un enfoque auditivo ha debido ser difícil. ¿Es real todo lo que escuchamos?
Desde el momento en que decidimos hacer ficción, decidimos también que todo lo que teníamos se pondría al servicio de esta nueva forma de concebir la película. Teníamos que recrear todo si era necesario. El 85% de las cintas de audio que se escuchan son originales, pero las hemos grabado con otras voces por la mala calidad del sonido original.

Los personajes del padre y el hermano brillan por su ausencia. No les vemos en toda la película; son como fantasmas. ¿Por qué eligió esa opción?
Se trata de una película sobre dos personas que nunca se ven. Son más fuertes en su ausencia. Toda la película está construida para que mi madre y yo hablemos de ellos. El hecho de escuchar voces sin verles nunca la cara, hace que la experiencia cinematográfica sea aún más intensa.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.