email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Eloy Enciso y Carlos Esbert • Director y productor

"La frontera no existe, es una convención"

por 

- Arraianos es una de las joyas del 9° festival de cine europeo de Sevilla, que acogió su presentación en la sección "Las nuevas olas"

Eloy Enciso y Carlos Esbert • Director y productor

Después de ser la única representación española en la última edición del festival de Locarno, Arraianos [+lee también:
tráiler
entrevista: Eloy Enciso y Carlos Esbert
ficha de la película
]
, segunda película de Eloy Enciso tras la multipremiada Pic-nic, es ya una de las joyas del festival de cine europeo de Sevilla, que ha acogido su presentación en la sección "Las nuevas olas".

El film, fronterizo no sólo en su título, sino también en su mezcla de géneros y lenguajes (tanto la ensoñación y la realidad como la ficción y el documental diluyen en él sus límites), retrata a un pueblo situado entre Galicia y Portugal, una tierra de nadie que sobrevive intacta al paso del tiempo, alimenta sus tradiciones orales y mantiene un intenso contacto con la naturaleza. Siguiendo la línea trazada por autores tan experimentales y heterodoxos como Straub, Huillet, Bresson, Pedro Costa, Tarkovski y Tomás Gutiérrez Alea (con Memorias del subdesarrollo), Arraianos es una de las apuestas más estimulantes y arriesgadas del cine español actual.
Hablamos en Sevilla con este director gallego de 37 años de edad y con el productor del film.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿A qué alude el título?
Eloy Enciso: Los arraianos son los habitantes de la frontera hispano-portuguesa, llamada A Raia Seca: alude a una identidad híbrida, porque un arraiano puede ser de la parte gallega o de la lusa; vive allí, pero no importa de qué país es. Mostramos una forma de vida donde se mezcla un mundo muy físico, de trabajo y de lucha con el paisaje, con otro donde la imaginación, el mito y el sueño cobran importancia. Allí te das cuenta de que una frontera no existe: es una convención.

¿Conocías la zona que retratas o investigasteis sobre ella?
El productor de mi primera película me habló de pequeñas aldeas perdidas en las montañas, autónomas, pues no tenían que rendir cuentas a los centros de poder, que quedaban muy lejos. Tiene que ver con recuerdos emocionales de mi infancia en Galicia: un lugar perdido entre montañas, nieblas y árboles donde se funcionaba de forma muy distinta a como se hace en la ciudad.

¿Cuánto tiempo ha costado el proyecto?
Carlos Esbert (Artika Films): Cinco años. Eloy y el coguionista, José Manuel Sande, desarrollan el argumento. Eso les lleva a un primer rodaje, en 2009, en el que predomina el interés por la adaptación de la obra teatral O bosque, del gallego Jenaro Marinhas del Valle, en la que ensayaba gente del pueblo. Es un trabajo interesante de búsqueda de otra forma de representar y retratar la realidad, que ni es documental ni ficción, pero necesitaba una segunda fase para trabajar ese interés de hacer convivir mito y realidad, un mundo más imaginario y onírico con otro más cercano y epidérmico. Así que buscamos financiación para un nuevo rodaje, en 2011.

Eloy Enciso: En ese segundo rodaje nos olvidamos de un plan previsto y convivimos más con la gente. Se trataba de estar allí y vivir cosas que tuvieran intensidad, algo que había fallado en el primer rodaje, donde se imponía nuestro gesto de cineasta sobre los acontecimientos cotidianos.

A nivel de producción: ¿ha supuesto un nuevo reto?
Carlos Esbert: Esta película tiene muchas cosas nuevas: intenta y consigue poner en diálogo lenguajes antagónicos, como la representación y el registro real. No es un documental ficcionado, sino que busca espacios de convivencia entre dos lenguajes sin necesidad de mezclarlos, camuflarlos o separarlos en capítulos. Algo nuevo.

¿Cuánto ha costado la película?
El presupuesto es irrisorio: 280.000 euros. Hemos tenido subvención de la Junta de Galicia y ayuda sobre el proyecto del Ministerio de Cultura, pero no hemos encontrado apoyo institucional para la distribución. Esto me asusta: ¿qué va a pasar con los cineastas que buscan otros lenguajes?

¿Lo ha adquirido alguna televisión?
Eloy Enciso: Televisión de Galicia. No hay espacio en los canales para ficciones diferentes o documentales que no sean reportajes de actualidad. Al final sólo queda ARTE.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy