email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Benny Drechsel y Karsten Stöter • Productor, Rohfilm

Una dimensión internacional

por 

- Retrato de la productora Rohfilm

Benny Drechsel y Karsten Stöter • Productor, Rohfilm

“Hemos podido hacer lo que queríamos desde el inicio y hemos sido fieles a nuestro planteamiento”, dice Benny Drechsel, una mitad de la productora berlinesa Rohfilm, que fundó junto a Karsten Stöter en 2005. “Al principio nos concentrábamos en Europa del Este”, recuerda Stöter, que agrega: “pero luego nos expandimos al resto del mundo porque, cuando íbamos a mercados de coproducción, nos encontrábamos proyectos extraordinarios de otros mercados. Esta es una dirección que queremos seguir para descubrir nuevos talentos del cine de autor internacional”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Aunque la primera coproducción de Rohfilm fue Polumgla (2005), de Artem Antonov, Drechsel dice que el “primer proyecto internacional de verdad” de la compañía llegó en 2007 con Song From the Southern Seas, de Marat Sarulum, rodado en Kirguistán. A continuación coprodujeron Snow [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, de la bosnia Aida Begic, y Salamandra, del argentino Pablo Agüero, ambas presentadas en Cannes en 2008.

“Varios de los proyectos de nuestra primera selección se hicieron muy rápido”, explica Stöter. “Otros, como Buddha’s Little Finger, acaban de entrar en postproducción”. La película de Tony Pemberton es su primera incursión en el inglés. “Es muy ambiciosa y se desarrolla en dos momentos temporales distintos, así que estaba claro que requeriría más tiempo”, dice el productor. 

Por otro lado, uno de los proyectos de Rohfilm, Lore [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, dirigida en alemán por Cate Shortland, se hizo realidad gracias al contacto establecido por Stöter con el director británico Paul Welsh en el taller de formación de EAVE. “Me interesó enseguida porque la historia estaba narrada desde el punto de vista de una niña de catorce años, lo suficientemente mayor para entender lo que ocurría pero demasiado joven para ser realmente responsable”. Stöter explica: “Este tipo de punto de vista ambiguo no es usual en el cine alemán sobre la 2ª Guerra Mundial y el Holocausto y puede ser complicado para algunas personas de aquí”.

“Lo mejor de las coproducciones internacionales es que uno aprende tanto sobre otras culturas y maneras de producir”, apunta Drechsel. “Tu horizonte se expande considerablemente cuando trabajas con productores de, por ejemplo, India, Israel o Kazajistán”.

Sin embargo, también han trabajado con autores alemanes a lo largo de los últimos ocho años: dos documentales de Peter Dörfler (Achterbahn – Catapult y The Big Eden) y The River Used To Be A Man, dirigida por Jan Zabeilstarring y escrita y protagonizada por Alexander Fehling, cuyo rodaje tuvo lugar en África. Drechsel y Stöter buscan proyectos alemanes con un perfil internacional: “No sólo queremos películas que puedan tener éxito comercial en el mercado internacional, sino también en el mercado alemán”, añade Drechsel. “No queremos hacer siempre películas con una fórmula que funciona, sino que nos gustaría contribuir al desarrollo de un nuevo cine que conecta con el público”.

Por ello, la nueva etapa de Rohfilm podría centrarse en las coproducciones europeas con un presupuesto entre 5 y 7 millones de euros. “No es un sector fácil, pero creo que estamos en un momento en que podríamos ser los socios adecuados para proyectos de este tipo”, afirma Drechsel. “La gente nos ve de una manera distinta”.

Entre los logros obtenidos por Rohfilm se encuentran una aprobación oficial por parte del Co-Production Market de la Berlinale que la acredita como integrante del Company Matching Program junto a productoras como la francesa Agat Films & Cie, la brasileña Bossa Nova Films y la holandesa Lemming Films.

Otra novedad es que Rohfilm puede ser coproductor del proyecto de un cineasta y luego ser productor delegado de su siguiente proyecto. Es lo que ha ocurrido con el isrealí Hagar Ben Asher y al argentino Rodrigo Moreno: Rohfilm coprodujo The Slut [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, del primero, y Un mundo misterioso, del segundo “Ahora estamos produciendo sus nuevas películas, The Burglar, de Asher, y Reimon, de Moreno, en calidad de productores principales y hemos participado desde la fase de desarrollo”, destaca Stöter.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy