email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Sophie Marceau

“Quería hacerlo a mi manera”

por 

- Tras 25 años como actriz, la joven actriz francesa decide dirigir una película. En Parlez-moi d’amour relata la historia de una pareja en crisis

Sophie Marceau

Tras haber prestado durante muchos años su voz y su bello rostro a personajes creados por otros, Sophie Marceau ha decidido hacerlo a su manera. Y, tras el corto L’aube à l’invers (1995), la actriz francesa, 36 años y dos hijos, se ha puesto al otro lado de la cámara para realizar su primer largometraje: i>Parlez-moi d’amour, con Judith Godrèche y Niels Arestrup, es una producción de Canal+, Ciné Valse y Les Filmes Alain Sarde. En su estreno en Francia, en octubre pasado, la película dejó perplejos a crítica y público. Ahora llega a Italia, distribuida por Minerva Pictures con 25 copias a partir del 16 de abril. “Es la historia de una mujer casada desde hace quince años –explica Marceau, de paso por Roma para presentar la película- que intenta recuperar su propio destino y luchar contra la degradación de los sentimientos”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Qué la ha animado a pasarse a la dirección?
“No fue una decisión a la ligera, casual. Hago cine desde hace 25 años. He representado personajes de historias creadas por otros y a menudo ha sido un placer. Pero llegó un momento en el que sentí que debía relatar también mi forma de ver las cosas. Empezar fue fácil, en parte gracias al largo tiempo que he estado en el cine. Sin embargo, los privilegios de los que has gozado se pueden volver en tu contra: nadie piensa en ti nunca como directora, sino sólo como actriz. Nadie se preocupa del estilo de la dirección. Con el tiempo puede ser algo muy frustrante”.

En su película relata una historia muy íntima que parece referirse a vivencias personales.
“Al pasar a la dirección se empieza casi siempre relatando historias conocidas. En cierto sentido, sirve para controlar mejor el tema. Esta película seguramente es autobiográfica, pero al mismo tiempo trata de mostrar a una pareja común a través de un lenguaje universal. Aunque ahora me gustaría hacer algo distinto”.

¿Por ejemplo?
“Estoy abierta a todas las hipótesis. Pero más allá del género que elija, me gusta hablar de personas: ¿quiénes somos?, ¿por qué somos así? Me atrae mucho la infancia, un tema en el que profundizo en Parlez-moi d’amour; siento curiosidad por relatar la fase de transición, a menudo muy dolorosa, al mundo de los adultos”.

¿Qué ha hecho después de Parlez-moi d’amour y qué hará ahora?
“He rodado dos películas, Alex y Emma de Rob Reiner con Kate Hudson y Luke Wilson, y Je reste de Diane Kurys junto con Vincent Pérez. Y luego quiero dirigir una película más. Pero de esto hablaré la próxima vez”.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.