email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Alice Agneskirchner • Directora

Captando el momento especial

por 

- Alice Agneskirchner es una directora de documentales conocida por su extenso trabajo en la televisión alemana, que incluye Washen und legen y An Appartment in Berlin

Alice Agneskirchner  • Directora

Fue un documental de televisión (“Hace tiempo, cuando solo teníamos dos o tres canales, vi por accidente una película de la televisión de Alemania del Este, que se llamaba Zwei Deutsche”) lo que supuso el momento clave de Alice Agneskirchner. “Retrataba dos vidas, una en Alemania Occidental, y otra en la República Democrática Alemana, sin voz de narración, y me atrapó. Ya había experimentado cómo la gente empieza a conversar conmigo con mucha facilidad, abriéndose hacia mí y hablado de sus vidas, y eso me gusta”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tras proponerse devorar cuantos documentales le fuese posible, descubrió que había un pequeño festival que se celebraba en Munich, y contactó con algunos directores de la RDA. De repente, allí estaba. “El documental es la fascinación de la vida ordinaria”, explica. “Cuando miras hacia ella, desde fuera y a través de cierto ángulo, se convierte en extraordinaria”.

Una de las discusiones filosóficas sobre el documental como género es si es posible o no ser objetivo. En lo que respecta a Agneskirchner, la respuesta es: “¡Nunca! No importa cuánto lo intentes, incluso si intentas conseguir un acercamiento periodístico, solo puedes contar tu verdad o la de la gente a tu alrededor. Hay diferentes estilos de documental; políticos, humanos, incluso experimentales, pero nunca puedes ser objetivo. Incluso si el director no está en el plano, está aún presente”.

Y para cualquiera que piense que el cine documental es una opción fácil… “¡Pueden ser un verdadero fastidio! Acabo de finalizar An Apartment in Berlin, un documental sobre tres jóvenes israelíes que se embarcan en un viaje fílmico conmigo, mientras renuevan un apartamento en donde una familia judía vivió hasta su deportación en 1943. ¡Tardé cinco años en financiarlo y después tuve seis meses para hacerlo!”

La belleza de un documental es que puede haber un drama humano dentro de él, y ese es el punto de vista de Agneskirchner: “Normalmente la mayoría de mis películas son estudios de personajes. Intento encontrar a alguien que tiene un carácter fuerte, que tiene la capacidad, no para juzgar su valor, sino para convertirse en el protagonista de una película. La mayoría de la gente no es así. Creo que puedes hacer una película sobre cualquier cosa si tienes el protagonista correcto”.

También se necesita encontrar el dinero. “Es difícil financiarse”, Agneskirchner coincide. “Los directores de documentales están atrapados en el sistema, y es el único que tenemos para hacer las películas. Podría persuadir a la gente para trabajar gratis, pero esa no es la idea. Estas películas deberían estar en televisión, y muchas de ellas consiguen hacerse, pero los presupuestos se van haciendo más y más pequeños y con las mentes abiertas pasa lo mismo”. 

Como autora y directora trabaja siempre con un productor, y tiene la suerte de haber conseguido un renombre y reconocimiento, aunque aún necesite “presentar y pensar en qué editor, en qué canal, en qué lugar. Tengo ideas constantemente y estoy siempre intentando adivinar en dónde y a quién presentárselas”.

¿Querría y podría lanzarse al cine de ficción? “Estoy algo atrapada, ya que me gusta encontrar la película a medida que voy rodando”, admite. “Pero si tengo un buen guion, podría funcionar. An Apartment in Berlin es lo más pensado y organizado que puedo hacer. He hecho todo tipo de documentales, pero aún no he hecho reconstrucciones”. Hace una pausa: “¡Sí, ofrecedme un guion!”

¿Qué sería un director si no aprovechase la oportunidad para impulsar sus últimos proyectos? Para Agneskirchner estos son Die Andere Seite der Mauer (una alguacil de una cárcel que cree que el castigo sin terapia no cambia nada), Who Owns Nature? (sobre lo que pasa cuando los humanos y los animales reclaman el mismo hábitat), y The Mountain King Who is a Queen (Lilja Loftsdottir, la primera mujer en ser elegida como una de los Mountain Kings de Islandia, responsable de liderar uno de los rebaños masivos de ovejas del país).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.