email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Gentian Koçi • Director

“Las películas procedentes de países pequeños deben ser muy buenas para destacar”

por 

- Cineuropa ha entrevistado al director, guionista y productor albanés Gentian Koçi, cuyo primer largometraje, Daybreak, se encuentra en posproducción

Gentian Koçi  • Director

Cineuropa ha entrevistado al director, guionista y productor albanés Gentian Koçi, cuyo primer largometraje, Daybreak [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Gentian Koçi
ficha del filme
]
 se encuentra en posproducción. Protagonizada por Ornela Kapedani y Suzana Prifti, esta producción greco-albanesa cuenta la historia de una madre soltera y de su hijo de un año, que viven una pésima situación económica. Se mudan junto a una anciana inmóvil a la que tienen que cuidar.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Podrías resumirnos brevemente de qué trata la película y qué te motivó a hacerla?
Gentian Koçi:
 Daybreak es un drama íntimo que tiene lugar en un piso, en el área urbana de Tirana. En realidad, podría desarrollarse en cualquier sitio. Las relaciones humanas y su profunda complejidad siempre me han fascinado. La historia depende de dos personajes femeninos, Leta y Sophie. Leta es una joven madre soltera que vive una dura situación económica, no ha sido capaz de pagar el alquiler desde hace varios meses. Cuando a ella y a su hijo de un año los expulsan del piso se mudan con Sophie, una anciana inmóvil cuya hija ha contratado a Leta como cuidadora. Para conservar su empleo y su nuevo techo, Leta tiene que mantener a Sophie con vida cueste lo que cueste.

El eje de la historia es la frágil relación entre la joven y la anciana, una relación que oscila entre la empatía y los objetivos pragmáticos. Uno de los mayores desafíos que he tenido como guionista y director es mantener el sutil equilibrio entre estos dos aspectos opuestos de la relación: el cariño y los intereses puramente pragmáticos.

Daybreak trata sobre los compromisos morales que todos tenemos de algún modo en nuestra lucha sin fin por la seguridad económica. Aquí, la crisis moral se aborda desde la perspectiva del microcosmo urbano. Mientras que la anciana es como una especie en extinción (una mujer de tiempos pasados), la joven no puede permitirse ni mirar al cielo.

¿Cómo se ha financiado la película?
Tras haber sido desarrollada en tres mercados de coproducción (Cinelink, Connecting Cottbus y el Euro-Mediterranean Co-Production Market), el proyecto fue financiado por el Centro Nacional de Cinematografía de Albania (ANCC), el Centro de Cine GriegoEurimages, el Ministerio de Cultura de Albania, la Radio Televisión pública de Albania y el municipio de Tirana. También se ha realizado con el apoyo enconómico del SEE Cinema Network. El proyecto es una coproducción greco-albanesa producida por Artalb Film, con sede en Tiran, y coproducida por Graal Films, con sede en Atenas.

Como director joven, ¿ha sido muy difícil producir un largometraje en un país pequeño como Albania?
Albania, al ser un país pequeño, tiene un presupuesto relativamente bajo para cine. Durante los últimos años, el Centro Nacional de Cinematografía de Albania ha aumentado el presupuesto y ha seguido una nueva política para aumentar el número de producción de cintas y ayudar a los jóvenes directos a crear un nuevo clima estético en el cine albanés. El ANCC financia alrededor de 30 proyectos al año, 10 de los cuales son largometrajes de ficción, y el resto son cortos de ficción, documentales y películas animadas. Espero que todavía haya muchos jóvenes directores con ganas de hacer películas. Ellos son más propensos a editar los pequeños presupuestosañadiéndoles financiación pública y privada. En realidad, Albania es miembro del programa MEDIA y de Eurimages. Las coproducciones internacionales son vitales para que las producciones cinematográficas lleguen a buen puerto.

De todos modos, aun así es difícil que el cine albanés compita en los mercados europeos o internacionales con las películas que tienen grandes presupuestos. Incluso aunque hay un sólido vínculo entre los festivales y el mercado, creo que algunos festivales muy buenos seleccionan las películas por su calidad estética, en lugar de en base a su presupuesto, a los criterios del sistema de estrellas o al acceso que una productora o agente de venta tenga al mercado.

Mi película tiene sus propias características específicas. Es un fuerte drama social, pero en cierto modo muy implícito, con su propio ritmo interno, que fluye del mundo interior de mis personajes. Estoy convencido de que la película captará la atención del público delicadamente, así que espero que los seleccionadores del festival se fijen en la película y la aprecien.

¿Qué opinas de los cambios en el sector de la distribución y sus consecuencias en la proyección de películas procedentes de países pequeños?
Obviamente, si tienes una buena historia y la llevas por el buen camino, uno que atraiga la atención de un gran público, tus posibilidades de encontrar un distribuidor son bastante altas. Creo firmemente que además de cumplir los requisitos del mercado cinematográfico o las políticas de los festivales, las películas procedentes de países pequeños solo tienen una oportunidad para destacar: tienen que ser muy buenas. La calidad estética es el único modo de atraer a un buen distribuidor, o al menos, es lo que yo pienso.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy