email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Rebecca Daly • Directora

"Hay una gran presión para que las películas sean rentables"

por 

- La irlandesa Rebecca Daly, invitada a la sección Nouvelles Femmes de Cinéma de Les Arcs, nos habla de su nuevo film, Good Favour

Rebecca Daly  • Directora
(© Festival de Cinéma Européen des Arcs / Pidz.com)

La irlandesa Rebecca Daly, que debutó en la Quincena de los Realizadores de Cannes 2011 con The Other Side of Sleep [+lee también:
tráiler
entrevista: Antonia Campbell-Huges
ficha del filme
]
 y compitió en Sundance este año con Mammal [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, es una de las diez directoras invitadas al 8º Festival de Cine Europeo de Les Arcs (10-17 de diciembre) en el marco de la sección Nouvelles Femmes de Cinéma. Su presencia en la muestra nos ha dado la oportunidad de hablar con ella de su tercer largo, Good Favour, actualmente en posproducción, una película en la que colaboran Irlanda (Savage Productions), Bélgica (Wrong Men), los Países Bajos (Viking Film) y Dinamarca (Final Cut For Real).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué opinas sobre la cuestión del lugar de las mujeres en la industria cinematográfica?
Rebecca Daly: A todas luces, se trata de una tema de actualidad, pues hay un sentimiento de infrarrepresentación de las mujeres en lo que podríamos llamar las esferas superiores del cine. Además, en general, el público está habituado a ver historias contadas desde un punto de vista masculino. Creo que las cosas están cambiando, en todo caso así lo espero. Pero aunque sea necesario hablar de este tema, prefiero con mucho hablar de mi trabajo, y pienso que a todos los cineastas les pasa lo mismo. No obstante, debo decir que el Irish Film Board ha creado un programa concebido para conseguir de aquí a unos años la paridad entre mujeres y hombres en los campos de la dirección y la producción. Suecia ya lo ha conseguido, y es algo que ha funcionado muy bien, sin afectar en ninguna medida a la calidad de las películas. Porque algunos parecen un poco nerviosos ante la idea de que las películas de las mujeres sean quizás peores que las de los hombres, un prejuicio que no comparto en absoluto pero que está inscrito en el inconsciente de los financiadores o los seleccionadores de festivales, y que sirve a sus propios intereses. También hace falta una mayor diversidad en estas profesiones. Pero en la actualidad, hay como una especie de obligación a tener en cuenta las películas de las mujeres, y vamos a presenciar cambios reales.

¿De qué trata Good Favour, que acabas de filmar?
La historia está ambientada en un bosque en Alemania, donde se ha instalado una pequeña comunidad de cristianos. Un día, un joven de 18 o 19 años aparece de la nada e irrumpe en sus vidas. Él es muy misterioso, no se sabe de dónde viene, y la historia trata sobre cómo él cambia la comunidad, cómo la comunidad le cambia a él, y qué resultará de todo ello. Como siempre, he coescrito el guión con Glenn Montgomery. La idea inicial nos la dio un artículo sobre un joven que deambulaba por Berlín y que fingía no saber quién era, hasta que se descubrió que procedía de Ámsterdam y que simplemente había huido de sus responsabilidades y de su novia, que estaba embarazada. Un epílogo lamentable, ¿verdad? Pero nos gustó la idea del chaval que surge de la nada, que dice que no tiene recuerdos, y todo lo que eso puede desencadenar en las demás personas.

Los personajes misteriosos son una constante en tus películas.
Es verdad, es algo que me gusta mucho. Yo no quiero saberlo todo, que me lo digan todo, y mucho menos a través de los diálogos. Como espectadora, me gustan las películas en las que se va descubriendo poco a poco lo que pasa, lo que motiva a los personajes o lo que el cineasta está intentando transmitir. Es sencillamente una preferencia de estilo. Y eso también me mantiene interesada en mis propias películas.

¿Por qué la temática religiosa?
La idea de la fe, la creencia en algo más grande que nosotros, es una cuestión muy interesante. Las investigaciones científicas han identificado incluso una parte del cerebro, "el punto de Dios", que explicaría por qué los seres humanos quieren creer, y cómo nos comportamos cuando consideramos la idea de Dios. Pero mi película es más una suerte de exploración de la cuestión religiosa, sin posicionarse a favor ni en contra. Simplemente se trata de un tema con elementos fascinantes, aunque la religión pueda también causar daño, controlar a las personas, ser instrumentalizada...

¿Cuál es la nacionalidad del reparto de Good Favour, y qué lengua habla la película?
En el reparto hay una pareja de actores muy jóvenes que han interpretado por primera vez papeles importantes en una película. También hay muchos actores belgas, porque hemos rodado en Bélgica, así como una alemana y varios daneses. La idea es que la comunidad del cine reúne a personas de diferentes países europeos, y por eso hablan inglés, como lengua común, como segundo idioma.

¿Cómo te posicionas en el mercado cinematográfico actual?
Para una directora como yo, cuyas películas son catalogadas como 'arte y ensayo' o 'híbrido de arte y ensayo', el mercado es cada vez más difícil, más hostil. Hay una gran presión para que las películas sean rentables. Este aspecto comercial es válido en cierto sentido, pero relega la idea de forma artística a un plano muy secundario.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy