email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Élise Girard • Directora

“Yo no filmo con la cámara al hombro y corriendo”

por 

- Hoy se estrena en las salas francesas el segundo largo de Élise Girard, Drôles d’oiseaux, que fue presentado en Berlín

Élise Girard • Directora

La cineasta francesa Élise Girard, que debutó en 2011 con Belleville Tokyo [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, está de regreso con Drôles d’oiseaux [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Élise Girard
ficha del filme
]
, un film delicadamente extraño, estrenado en el Forum de la Berlinale y protagonizado por Lolitah Chammah y Jean Sorel. Una producción de KinoElektron (junto con Reborn Production y Mikino) que llega hoy a las salas francesas de la mano de Shellac.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué es lo que te llevó a hablar de estos Drôles d’oiseaux, estos dos personajes relativamente atípicos?
Élise Girard: Me interesaban varios temas. En primer lugar, quería hablar de la gran diferencia de edad; luego, quería hablar de un hombre que debe cambiar de vida, alguien que se oculta, en este caso un editor de textos prohibidos para las Brigadas Rojas; y, finalmente, del paso a la edad adulta de una joven diferente, anacrónica, que tiene dificultades para encontrar su lugar en el mundo. Los dos personajes se enamoran, pero se trata de un amor imposible, porque tienen 50 años de diferencia. Son atípicos, porque lo que me interesa es la ficción: intento crear personas que no existen. Georges no existe, Mavie tampoco, las gaviotas no caen del cielo y los cuerpos no se desplazan así.

¿Una provinciana que llega a París?
Lo que me gusta del cine es descubrir un personaje del que no sabemos nada. También me gustaba la idea de que esta chica llega de otro lugar y que descubramos París a través de sus ojos, un París muy bello, porque ella se enamora de la ciudad. Además, quería que ella fuera un poco como un personaje del siglo XIX, con una apariencia poco común y con centros de interés muy literarios.

El guion canaliza el suspense a través del lado misterioso de Georges.
Investigué mucho, y conocí a exactivistas de las Brigadas Rojas. Quería dar verosimilitud a lo que Georges cuenta, pero sin que diera muchos detalles. Lo que me interesa es más bien los sentimientos, los movimientos del alma, tratar de mostrar a través del cine, de manera condensada, las cosas que todos vivimos, pero que no siempre llegamos a expresar.

Háblanos de los pequeños elementos de surrealismo.
Es mi humor. Quería introducir fantasía en las escenas, que hubiera una distancia entre lo que sucede, que es grave, y lo que pasa fuera de plano, en particular a nivel del sonido, como cuando su amiga hace el amor de una manera realmente rara. Quería provocar la risa, pero también es un modo de llevar la ficción un poco más lejos.

La escenografía tiene algo extraño, un aspecto como de postal.
He trabajado con el director de fotografía, Renato Berta. Es nuestra tercera película juntos. Le hablé de un film de Minnelli que fue rodado en París, pero que da la impresión de que se trata de decorados. Quería conseguir algo parecido, que París fuera como un decorado idealizado, suntuoso, y que la imagen resultara moderna y antigua al mismo tiempo, además de misteriosa. Pero eso también está relacionado con la elección de ciertos colores, el vestuario, el juego interpretativo y, por supuesto, la puesta en escena.

¿Es fácil financiar un cine como el tuyo, extraño y sutil?
Es muy complicado, y, en ese sentido, tuve la suerte de conocer a la productora Janja Kralj. Mi cine no aborda problemas sociales, yo no filmo con la cámara al hombro y corriendo, no hay nada improvisado... Pero eso no quita que todo sea muy artesanal; el vestuario lo diseño yo misma, por ejemplo. Si me pidieran hacer una película sobre los suburbios, creo que sería una película sobre los suburbios muy rara [risas]. Creo que la ficción dice a veces mucho más que la realidad, porque algunas películas que son muy naturalistas pueden quedar muy inverosímiles.

¿En qué proyectos estás trabajando?

Tengo un proyecto de comedia intergeneracional con un trasfondo protestante que cuenta la historia de un cuarentañero que atraviesa una crisis personal y que vuelve con su familia y sus hijos. Al mismo tiempo, estoy trabajando en otro proyecto titulado Sidonie au Japon, la historia de una escritora que ya no escribe y que viaja a Japón para promocionar un libro; allí conoce a un editor con quien pasa varios días, lo cual le permite afrontar su pasado, superar la muerte de su marido, renacer, reconciliarse con la vida.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy