email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Andrey Zvyagintsev • Director

“Es necesario mirar en la dirección opuesta para ver lo que ocurre del otro lado”

por 

- Andrey Zvyagintsev, uno de los invitados en Qumra, habló con nosotros en Doha sobre cómo refleja su trabajo a la sociedad rusa

Andrey Zvyagintsev  • Director
Andreï Zviaguintsev durante su masterclasse en Qumra

El aclamado el director ruso Andrey Zvyagintsev fue uno de los invitados a impartir una masterclass en la cuarta edición del Qumra (que tuvo lugar entre el 9 y el 14 de marzo en Doha, Qatar). Con motivo de su última película, Sin amor [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Andrey Zvyagintsev
ficha del filme
]
, pudimos conocerlo y tener una conversación breve pero profunda sobre cómo refleja su trabajo a la sociedad rusa, sus esperanzas en el cambio y el significado del amor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Tus trabajos parecen reflejar un mundo donde falta el amor, especialmente en Sin amor, pero también en tus películas anteriores. Hay una sensación de crueldad y falta de empatía en lo referente a Rusia y a los rusos.
Andrey Zvyagintsev: No creo que la falta de amor sea un tema recurrente en mis trabajos. Por el contrario, si hablamos de Sin amor, a veces es necesario mirar en la dirección opuesta para ver lo que ocurre del otro lado, y eso es lo que he intentado hacer en esta película. Es como cuando estás usando un arco y tienes que tirar de la cuerda en la dirección opuesta a la que permitiría disparar la flecha. Es decir, que yo necesitaba pintar un cuadro más grande que fuese en contra del argumento aparente de la película. Creo que ha sido un éxito, especialmente en Rusia, porque recibimos comentarios de espectadores que, inmediatamente después de ver Sin amor, buscaron sus teléfonos para llamar a sus familias y asegurarse de que estaban bien. Básicamente, Sin amor es una película sobre el amor. Es muy importante que además de ver lo que se proyecta en la pantalla, también reflexionemos sobre los valores que transmite la película.

¿Se podría decir que este concepto del amor también tiene un significado a nivel sociopolítico y no sólo a nivel personal?
No me gustaría extrapolarlo a un nivel político. Creo que sería muy ambicioso representar a una población de 145 millones de personas porque Rusia es muy diversa, muy grande y está muy polarizada, sobre todo a nivel social. Así que no puedo juzgar lo que ocurre a través de mis películas, yo sólo doy mi punto de vista. Como no soy un periodista que intenta comentar los hechos de forma objetiva (aunque a veces los medios son subjetivos a la hora de transmitir información) intento expresarme como un artista comprometido en una tarea completamente diferente. A través de mi punto de vista, intento amplificar los mensajes que quiero transmitir y centrarme en el quid de la cuestión. Desde un punto de vista creativo, intento magnificar un problema parcial pero específico y, a través de él, tratar el problema más grande. Pero está claro que eso no puede tomarse como reflejo de una sociedad entera.  

¿Todavía tienes esperanza en el cambio?
Rusia es un país con un gran número de personas llenas de amor, abiertas y creativas. Estas personas creen que el cambio depende de ellas y quieren hacer cambios a nivel social. Sin amor también habla de aumentar la responsabilidad y la autoconciencia civil, en respuesta a la completa indiferencia que han mostrado el poder y las instituciones del estado. Ahora las personas se responsabilizan y actúan en consecuencia. Por ejemplo, el grupo de voluntarios de la película es una demostración del poder de las olas de amor y creatividad que chocan contra una policía impotente para crear conciencia social.

Entonces, ¿se podría decir que Sin amor es un retrato de la generación que está creando conciencia social en Rusia?
Sería inmaduro usar mi película como una ilustración o un retrato del país. Es mi intento de hacer reflexionar al espectador sobre sí mismo. No hace falta centrarse en Rusia o buscar paralelismos con el tema. Yo hablo de la naturaleza humana, independientemente de si la historia se desarrolla en una democracia europea próspera o en una sociedad totalitaria política o religiosa. Es sólo un testimonio. Sí, es una película rusa, de un director ruso, con un reparto ruso, un equipo técnico ruso y hablada en ruso; pero es sobre la naturaleza humana en general (o eso espero).

(Traducción del inglés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también