email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CINEMA JOVE 2018

Henrika Kull • Directora

“Me interesa plantear qué es el amor y cómo funciona”

por 

- Hablamos con la directora alemana Henrika Kull sobre su primer largometraje, Jibril, estrenado en la sección Panorama de la Berlinale, y que ahora se proyecta en el Cinema Jove de Valencia

Henrika Kull • Directora
(© Robin Kirchner)

El primer largometraje de la directora alemana Henrika Kull, Jibril [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Henrika Kull
ficha del filme
]
, estrenado en la sección Panorama de la Berlinale, se proyecta ahora en el Cinema Jove de Valencia. Cineuropa habló con la directora sobre la estructura de la película, la relación de la pareja protagonista y su experiencia trabajando con actores principiantes.  

Cineuropa: ¿Cómo surgió esta historia y por qué te pareció interesante?
Henrika Kull: Empezó con la pregunta: ¿Hasta qué punto quiero al otro y no a la imagen que he creado de él o de ella? O dicho de otro modo: ¿Cuánto me llena lo que recibo de él o de ella?

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Me interesaba la diferencia entre una relación real y la exaltación romántica o el anhelo hacia alguien que no está disponible. Por eso me gustó la idea de rodarla en una prisión: es una metáfora del deseo pero también de las estructuras patriarcales obsoletas. Por otra parte, tenemos a una mujer fuerte e independiente que busca un romance pero que también, debido a su cultura, tiene ese concepto de “cómo deberían ser las cosas”: una relación estable, una familia, pasar la vida juntos…

¿Por qué decidiste estructurar la película de esa manera, contando la historia a lo largo de un año y alternando las vidas de los dos protagonistas?
Quería que el final también fuese el principio o viceversa. Las relaciones intermitentes suelen ser complicadas pero también muy estimulantes. Además, suelen basarse en proyecciones, por lo que a veces no sabemos si se ha terminado definitivamente o si es otro conflicto más. Así que tenía sentido que la historia se desarrollase a lo largo de un año y que las estaciones representasen los diferentes niveles de una relación. A veces, no importa si la pareja está en su primer o tercer año de relación o, si damos saltos temporales, porque su atracción y sus problemas seguirán siendo los mismos. El rodaje duró unos 9 meses y estoy muy agradecida a los actores y al equipo por su implicación…

¿Cómo encontraste a los actores y cómo fue trabajar con ellos?
Quería conseguir la realidad y la cercanía que se consigue con una cámara de mano y para ello era esencial contar con caras y personajes fuertes. No quería trabajar con actores profesionales porque no teníamos presupuesto y porque tampoco quería alternar días de rodaje con periodos en blanco. Quería rodar cronológicamente en un escenario “natural”. Quería que todos nosotros, tanto los actores como el equipo, nos implicásemos en la historia, que los actores hiciesen un viaje emocional con sus personajes. Pensé que para conseguir ese efecto, debía contar con actores sin experiencia en el cine (y lo mismo ocurrió con el resto del equipo).

Por eso fue tan larga la fase de casting. Asistí a obras de teatro y también pasé mucho tiempo en Instagram. Finalmente, me decanté por Susanna Abdulmajid, a quien vi en una obra de teatro inmersivo en Viena. Las dos congeniamos inmediatamente y nos encantó la idea de hacer una película juntas. El auténtico desafío fue encontrar al “Gabriel” adecuado. Ella y yo ya teníamos una idea de cómo íbamos a trabajar y su personaje, Maryam, también estaba muy claro… Nos preocupaba no encontrar un “Gabriel” que encajase con ella hasta que encontramos a Malik Adan en Instagram. Me pareció el compañero ideal para el personaje de Susanna.

¿Qué opinas de la recepción de la película por parte de la crítica y del público? ¿Cuál es tu siguiente proyecto?
Es la primera vez que un trabajo mío es discutido por tantas personas. Me encanta que el público se identifique con la pareja. Me ha emocionado que mi mensaje, lo que yo quería decir, haya tenido buena acogida entre el público. También proyecté la película en la prisión donde rodamos y fue un momento muy especial. Valió la pena hacer la película sólo por ese momento.

Me interesa plantear qué es el amor y cómo funciona. En mi próxima película, que trata sobre la relación amorosa entre dos prostitutas, los personajes van un paso más allá. Intentan ir más allá del hedonismo y el narcicismo y quizás, sólo quizás, terminen encontrando la verdadera felicidad…

(Traducción del inglés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también