email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SARAJEVO 2018 Competición

Ana Lungu • Directora

“Trato de hacer una conexión entre todas mis películas”

por 

- Charlamos con la directora rumana Ana Lungo, cuyo tercer largometraje One and a Half Prince, se proyectó en la competencia oficial del Festival de Sarajevo

Ana Lungu  • Directora

En el 2015, la directora rumana Ana Lungu nos impresionó con su drama Self-Portrait of a Dutiful Daughter [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, que se estrenó en el Festival de Rotterdam. Ahora regresa con algo que podría considerarse una secuela, One and a Half Prince [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ana Lungu
ficha del filme
]
, que se proyecta en el Festival de Sarajevo. Esto es lo que la directora dijo sobre su compleja opinión de la amistad y también sobre cuán difícil es hacer filmes independientes en Rumanía.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: One and a Half Prince parece una secuela a tu filme anterior, Self-Portrait of a Dutiful Daughter.  ¿Estarías de acuerdo?
Ana Lungu:
Sí, creo que se podría decir eso. El enfoque fue similar al de mi primera película, The Belly of the Whale, que dirigí junto con Ana Szel en el 2010. En ambos filmes trabajé con una amiga, desarrollamos el libreto juntas inspirándonos en su vida, y luego ella misma tomó el rol principal. Trato de hacer una conexión entre todas mis películas porque creo que tienen algo en común. A su manera, las tres prefieren retratar una categoría social en específico en lugar de contar una historia como tal. Así que hay actores que aparecieron en el filme anterior y luego están de nuevo en el siguiente. Por ejemplo, Iris Spiridon y Istvan Teglas tuvieron papeles secundarios en Self-Portrait, y ahora hacen papeles principales. Me gustaría continuar con esto en el futuro.

¿Cómo trabajaste con los actores? Algunas de las escenas parecen improvisadas, y los actores no profesionales se interpretan a sí mismos en el filme. ¿Cómo influenciaron estos la historia y el guion?
Desde el comienzo, el libreto se escribió para estos actores. Son amigos y colaboradores de Iris en la vida real. Iris es directora teatral y ha dirigido varias obras con ellos. Al escogerlos yo estaba más interesada en sus personalidades que en sus habilidades para la actuación. Podría decirse que fue un casting de personas en lugar de actores. Se representan a sí mismos pero en una historia ficticia. Por ejemplo, Marius Manole no tiene un hijo, Iris no es realmente una actriz, y así.

Este es tu segundo filme independiente. ¿Cómo de difícil es hacer un filme sin fondos públicos en Rumanía? ¿Habría sido diferente One and a Half Prince con un presupuesto más generoso?
Es muy muy difícil. Anca Puiu, la productora quien estuvo conmigo en ambos casos puede confirmarlo. Tuve suerte de que ella y Cristi Puiu apoyan mucho este tipo de cine. Para mí fue una experiencia agotadora e incluso tuve algunos problemas de salud relacionados al estrés que generó. Con respecto a la producción, One and a Half Prince fue más complejo que mi filme anterior así que el trabajo fue más intenso. Estoy muy agradecida con un número de amigos y colaboradores quienes nos ayudaron. Por ejemplo, en las grabaciones en Transilvania, fue un guionista, Răzvan Radulescu, quien vino desde Alemania junto con algunos de sus estudiantes. Se convirtieron en parte del equipo y también trajeron la cámara y otras partes del equipo técnico.

¿Dirías que un presupuesto pequeño crea limitaciones artísticas? ¿O que es una invitación a la creatividad?
Depende, en el caso de mi filme anterior, ayudó de alguna manera. Debido a que era una producción independiente, me sentí con más libertad de seleccionas  actores no profesionales, por ejemplo, mis padres. Pero One and a Half Prince fue una producción más compleja y el no tener presupuesto fue un verdadero problema. No pudimos grabar todas las escenas del guion original; tuve que dejar el 30% o 40% del filme por fuera.

La primera vez que te involucraste en la producción de un filme fue en La muerte del Sr. Lazarescu [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. Luego produjiste tus propios filmes por medio de Mandragora, la compañía de producción de Cristi Puiu. ¿Cómo de importante fue para ti el trabajar con él?
A mí me influenció el cine de Cristi Puiu, claro. Como estudiante solía tomar prestados libros y videocasetes del hogar de Cristi y Anca. Así es como descubrí el cine de John Cassavetes, Jean Eustache, Frederick Wiseman y de muchos otros; los cineastas no solo estudian en la escuela, en donde solo nos enteramos del cine clásico de Bergman, Antonioni y Tarkovsky. Después de graduarme, trabajé como continuista en La muerte del Sr. Lazarescu y luego como asistente del director en varios comerciales. El trabajar con Puiu fue más como una escuela de cine para mí que la escuela real de Bucarest. También, en el set de…Lazarescu, conocí a futuros amigos y colaboradores tales como Ana Szel, Dana Bunescu, Radu Jude y Maria Săvulescu Emory.

(Traducción del inglés por Javier Campos)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también