email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2018 Discovery

Marija Kavtaradzė • Directora de Summer Survivors

"Mi cariño a los que se ven reflejados a sí mismos o a sus seres queridos en nuestros personajes"

por 

- TORONTO 2018: Hablamos con la guionista y directora Marija Kavtaradzė sobre su primera película, Summer Survivors, donde trata los problemas mentales desde una perspectiva diferente

Marija Kavtaradzė • Directora de Summer Survivors

La guionista y directora lituana Marija Kavtaradzė trata los problemas mentales desde una perspectiva diferente (y durante un viaje por carretera) en su primera película, Summer Survivors [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marija Kavtaradzė
ficha del filme
]
, que se ha estrenado en la 43ª edición del Festival Internacional de Cine de Toronto, dentro de la sección Discovery. Hablamos con Kavtaradzė sobre sus inspiraciones, sus decisiones artísticas y la importancia de la supervivencia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cuál fue tu principal inspiración para esta película?
Marija Kavtaradzė: Summer Survivors está inspirada en hechos reales y su objetivo principal era hablar alto y claro sobre la salud mental para que la gente que esté sufriendo este tipo de problemas se sienta menos sola.

¿Qué crees que puede aportar tu película en cuanto a la salud mental?
Creo que Summer Survivors puede contribuir al gran trabajo que hacen muchas personas (no sólo en Lituania, sino en todo el mundo) para desestigmatizar las enfermedades mentales. Ahora hablamos abiertamente del tema y recibimos información todos los días. Sólo podremos conseguirlo si hablamos de forma clara y dejamos que los espectadores conozcan a los personajes y empaticen con ellos. No quiero exagerar la importancia de hablar de estos temas, pero tampoco quería esperar porque muchas veces empezamos un diálogo cuando ya es demasiado tarde.

¿Fue difícil investigar y retratar los síntomas de las enfermedades?
Lo más difícil fue explorar los casos reales, esas experiencias que nunca pensé que se convertirían en parte de la “investigación” necesaria para esta película. Mientras escribía el guión, consulté con psicólogos y psiquiatras porque tenía que conocer la salud mental desde su perspectiva para que la película fuese más creíble y realista.

A parte de un viaje en sí, ¿qué crees que simboliza el viaje por carretera para nuestros héroes?
Cada viaje tiene una serie de desafíos donde los personajes muestran su verdadero yo. Me interesaba ponerlos en una situación donde todos fuesen igual de vulnerables. Me encantan las road movies y fue un placer escribir el guión. Me sentí como si viajase junto a mis héroes y los conociese un poco mejor a medida que avanzábamos.

Además, quería crear la sensación de que mis personajes podían ser, desde lejos, como cualquier grupo de jóvenes despreocupados y felices que van a playa. Sólo el espectador tiene la oportunidad de acercarse a ellos y conocer sus batallas internas.

¿Por eso los llamas “supervivientes”?
Me gusta la palabra “superviviente” porque sugiere que nuestros héroes son activos, luchan por sobrevivir, aunque no lo parezca. Es muy difícil vivir cuando estás librando una batalla en tu cabeza. Recibes reconocimiento por tu trabajo pero nadie te premia por seguir vivo, y eso es lo más difícil.

Quería transmitirle mi cariño a las personas que comprenden mejor que nadie el argumento de la película, a los que se ven reflejados a sí mismos, a sus amigos o familiares en nuestros personajes. Yo veo en ellos mucha fuerza y esperanza, en sus batallas y en sus ganas de vivir. Y aunque suene cursi, para mí, son superhéroes. Por eso quise llamarlos “supervivientes”. Quería decir: “Quizás no llegues al final pero has recorrido un largo camino y te respeto por ello. Sé por lo que estás pasando y es horrible”.

En lugar de darle un enfoque dramático, te has decantado por uno más desenfadado.
Creo firmemente en el humor como arma para enfrentar el sufrimiento. Cuando estás a punto de morir, te defiendes con la risa. Prácticamente, es lo único que tenemos.

¿Cómo trabajaste la historia con los actores?
Hablamos, ensayamos mucho y hasta escuchamos música. Hicimos algunas investigaciones. Por ejemplo, Paulius Markevičius estudió trastornos bipolares. Los tres actores protagonistas son grandes profesionales y muy sensibles. Fue un placer trabajar con ellos.

En cuanto a la música, ¿por qué elegiste canciones de Hiperbolė?
Hiperbolė es una banda muy conocida para los lituanos y su música transmite la sensación de algo seguro y reconocible. Esto contrasta con el humor cambiante y la soledad que deben enfrentar los personajes. Además, sus canciones son muy emotivas y me rompen el corazón pero de una forma positiva.

¿Qué desafíos tuviste que enfrentar durante el rodaje?
Creo que el mayor desafío en cualquier película es abrirse y ser honesto. En la parte práctica, no teníamos un gran presupuesto y sólo tuvimos 18 días para grabar. Sin embargo, no puedo quejarme porque fue una decisión consciente hacer esa película en ese tiempo y de esa forma. Como he dicho antes, no quería esperar.

(Traducción del inglés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también