email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2018 Discovery

Soudade Kaadan • Directora

“Uno no sabe lo traumatizado que está hasta que se marcha”

por 

- TORONTO 2018: Hablamos con la directora siria nacida en Francia Soudade Kaadan acerca de The Day I Lost My Shadow, ganadora del León del Futuro en Venecia y proyectada en la sección Discovery

Soudade Kaadan  • Directora

Soudade Kaadan, directora siria nacida en Francia, ha sido galardonada este año con el premio León del Futuro a la mejor ópera prima en el Festival de Cine de Venecia, gracias a la apasionante The Day I Lost My Shadow [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Soudade Kaadan
ficha del filme
]
, una historia con toques de realismo mágico ambientada en Siria en el año 2012, durante el estallido de la guerra civil. La cinta, que trata sobre una madre separada de su hijo que trata de encontrar gas para poder encender una estufa, también ha sido proyectada en la sección Discovery del Festival Internacional de Cine de Toronto, y posteriormente formará parte de la competición del London Film Festival.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo te sentiste tras ganar el codiciado León del Futuro?
Soudade Kaadan:
El premio significa mucho para mí. Es un reconocimiento a los 7 años de duro trabajo que hemos realizado mi equipo y yo para conseguir hacer la película. Como la historia no trata la situación de Siria de manera obvia, el premio es también una prueba de que podemos contar historias sobre nuestro país de una forma diferente. Muchas películas se limitan simplemente a informar acerca de la situación actual del país, y acaban convirtiéndose en una especie de resumen informativo sobre Siria. El premio también demuestra que a veces la vida puede ser justa, y cuando decides recorrer la ruta menos transitada puedes acabar ganando el León del Futuro.

La película está basada en tus experiencias personales, pero tiene toques de realismo mágico. La pregunta es obvia, ¿cuánto hay de ficción?
Creo que la distinción entre realidad y ficción es una cuestión muy complicada. Esta película mezcla tanto el enfoque documental como el de ficción. Muchas escenas están basadas en hechos reales que ocurrieron en Siria. Yo estaba viviendo allí e investigué acerca de lo que había pasado. Es la historia de mis amigos, de las cosas que escuché acerca de lo que estaba ocurriendo en el país. Evidentemente, hay elementos más ficticios. La historia acerca de perder tu propia sombra, por ejemplo, no está basada en la realidad. 

La madre de la película intenta llevar una vida normal, pero se ve sobrepasada por los acontecimientos. Parece que incluso trata de ignorar la guerra hasta que se ve afectada directamente.
Creo que lo que ocurre cuando vives en Siria, o en cualquier otra guerra, es que no eres consciente de lo traumatizado que estás, y de cuánto te está afectando la situación, hasta que te marchas. Después eres capaz de ver lo que te está pasando con más claridad y perspectiva, porque en el momento tan sólo tratas de sobrevivir día a día y mantener la dignidad. Sólo quieres llegar vivo al día siguiente. 

¿Cómo surgió el tema de la sombra?
Me encontraba en Siria en 2011 cuando empezaron las protestas. Comenzó como un movimiento popular, y de repente la tensión escaló rápidamente hasta convertirse en una guerra civil. Al principio quería hacer un documental sobre lo que estaba pasando, pero en ese momento me resultaba imposible filmar. Me preguntaba cómo podía ser objetiva, coger una cámara y registrar lo que estaba pasando bajo esas circunstancias, así que decidí dejar de grabar. Fue una especie de trauma. Entonces decidí explorar otras formas en las que algunos artistas habían escrito, filmado y pintado sobre la guerra. Un día encontré imágenes de Hiroshima tomadas el día después del lanzamiento de la bomba nuclear. El impacto no sólo destruyó la ciudad, sino que convirtió a las personas en sombras. Las imágenes eran impactantes, pero de algún modo pude empatizar con ellas. En ese momento pensé: “Así es como me siento en Damasco. Esto es lo que está pasando: caminamos sin sombras”.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también