email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIAN 2018 New Directors

Laurits Flensted-Jensen • Director

"En mi infancia fue muy importante desafiar las reglas"

por 

- SAN SEBASTIÁN 2018: Nos reunimos con el director danés Laurits Flensted-Jensen, cuya ópera prima, Neon Heart, ha sido presentada en la sección New Directors del Festival de San Sebastián

Laurits Flensted-Jensen  • Director
(© Lorenzo Pascasio)

El realizador danés Laurits Flensted-Jensen ha presentado su ópera prima, Neon Heart [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Laurits Flensted-Jensen
ficha del filme
]
, en la sección New Directors del Festival de San Sebastián. Nos reunimos con él para hablar acerca de sus influencias a la hora de realizar un drama emocional que mezcla el mundo del porno, las relaciones fraternales y las personas con Síndrome de Down.

Cineuropa: ¿Cómo surge la idea de Neon Heart?
Laurits Flensted-Jensen:
Llevaba años explorando el tema de los tabúes sexuales en mis trabajos anteriores, como en Melon Rainbow, mi película de graduación para la Escuela Nacional de Cine de Dinamarca, y quería seguir tratando estos temas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Por eso decidiste empezar la película con una audición para una película porno?
Siempre me ha gustado empezar con escenas potentes. Me interesa saltar directamente a la acción, en lugar de empezar con un planteamiento lento. Creo que también tiene que ver con el estilo de la película: quería que fuese real y auténtica. 

Juegas con la conexión entre el presente y el pasado utilizando vídeos de Internet.
Ese era uno de los conceptos de la película. Quería incluir estos fragmentos para romper la percepción del tiempo en la película. No quería que se percibieran como flashbacks convencionales, sino que formasen parte de la realidad que experimentamos en la película, para provocar una desorientación en el público.

Utilizas a dos de los protagonistas de la película, una pareja de hermanos, para explorar el concepto de masculinidad.
Desde que empecé a hacer películas me han fascinado las barreras que se crean entre los hombres, así como el sentimiento de comunidad entre ellos, así que esto es una continuación lógica de ese interés. Además, el concepto de masculinidad fue un tema muy importante durante mi infancia y adolescencia. Al igual que los personajes de la película, yo también crecí en una comunidad feminista. Es algo inspirado en mi propia vida. Crecí en un ambiente que desafiaba la idea de masculinidad, lo que me llevó a desarrollar una fascinación por el tema.

¿A qué te refieres cuando dices que fuiste criado en una comunidad feminista?
Fui criado por mi madre y mi hermana, que formaban parte de la comunidad feminista de Dinamarca en esa época. Mi madre era un elemento fundamental en ese ecosistema, así que fue una parte muy importante de mi vida. A veces me llevaba a reuniones feministas donde no se admitían hombres.

¿Cómo llegó el interés por los tabúes sexuales?
¿Por qué me interesan? Creo que toda mi infancia estuvo basada en desafiar las normas, principalmente en lo que se refiere a la sexualidad. Para mí es algo natural interesarme por estos temas.

El papel de Niklas Herskind, que interpreta al hermano mayor en la película, es un personaje inquietante en lo que se refiere a esta exploración de la masculinidad.
Siempre he intentado construir personajes que sean impredecibles y tridimensionales, y que presenten fuertes contrastes. Creo que el hecho de que este personaje no sea capaz de mantener una relación personal en su vida privada, pero que sin embargo sea perfectamente capaz de cuidar de personas con síndrome de Down, lo hace muy interesante. Me parecía algo hermoso. Sin embargo, también tiene un lado más siniestro, ya que es capaz de cuidarlos porque de alguna forma logra manipularlos.

El reparto está formado por personas reales que tienen Síndrome de Down, ¿por qué tomaste esa decisión?
La autenticidad es una parte muy importante en mi lenguaje cinematográfico y en la forma en la que me expreso. Cuando tuve la idea de rodar una escena específica en un burdel sabía que necesitaba personas reales con Síndrome de Down. También sabía que iba a ser muy difícil, pero necesitaba enfrentarme con esa realidad, necesitaba explorarlo por mí mismo para sentirme con derecho a contar esta historia y mostrarla al público. Al tratarse de personas con Síndrome de Down era imposible interpretarlo, tenía que ser real.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy